Guardafauna advierte sobre “matanza” de yararás en campos del departamento Las Colonias
Fuente: Gentileza lector
Ecología
Redacción El Santafesino
13/05/2020
Grutly guardafauna víboras Yarará

Guardafauna advierte sobre “matanza” de yararás en campos del departamento Las Colonias

Fotos y videos que se viralizaron en los últimos días despertaron opiniones encontradas vecinos de la región. Una práctica recurrente para repensar la relación entre los seres humanos y las especies salvajes en el ecosistema.

La reciente circulación en redes sociales de un video donde se observa a un hombre exhibiendo más de 20 ejemplares de yararás presuntamente muertas en un campo de Grütly, provocó encendidas polémicas en la región. En diálogo con elsantafesino.com, el guardafauna Juan Martín Mastropaolo señaló que “lo que realmente molesta es la actitud de haberlas matado y exponerlas como un trofeo”.

Su nombre científico es Bothrops alternatus. Se trata de una “especie protegida” propia de nuestra zona que únicamente se alimenta de roedores; cumpliendo así una función esencial en el control poblacional del vector que transmite la Leptospirosis.

“Es la primera vez que veo esa cantidad” de yararás, afirmó Mastropaolo tras 26 años de trayectoria como guardafauna ad honorem del Ministerio de la Producción de la Provincia de Santa Fe. La repentina aparición de los reptiles se debe al calor que provocó el viento norte durante el fin de semana sumado a la quema de pastizales en un campo de Grütly. “Prenden fuego y aprovechan para hacer una masacre”, sostuvo.

“La gente cruza entre los espartillos y lógicamente hay alguna víbora debajo. Si la pisas te va a morder” porque siente que “la estás atacando”, advirtió el profesional. Seguidamente, indicó que “la conducta apropiada es ignorlas”, porque es muy probable que muerdan “tratando de agarrarlas o matarlas”, y remarcó que “no es un bicho agresivo, si no lo molestas obviamente”.

Para evitar una mordedura de víboras, se recomienda calzar botas de goma, caminar con cuidado e iluminar el sendero; sobre todo de noche y cuando hace calor. En caso de sufrir un ataque, los hospitales y SAMCo están equipados con “suero antiofídico polivalente que es para tres clases de víboras: yarará grande, chica y cascabel”.

A pesar del miedo que generan, Mastropaolo sostiene que “hay que aprender a convivir” con las yararás y, en definitiva, con todo el ecosistema. “La pérdida del hábitat y las quemazones lo único que hacen es alterar y degradar el medio ambiente” que constituye el refugio natural de las especies animales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *