Humboldt activa relaciones con un pueblo de Alemania
Vínculos entre Humboldt y Gau-Algesheim Crédito: Gentileza

Humboldt activa relaciones con un pueblo de Alemania

La localidad de Humboldt, ubicada en el departamento Las Colonias y pionera en la tradición inmigrante de nuestro país, fomenta su interés por vincularse al pueblo alemán de Gau-Algesheim, desde donde en la segunda mitad del siglo XIX, llegaron familias a radicarse en una de las primeras colonias agrícolas de la entonces joven nación argentina.

Con el surgimiento en 2001 de la Unión Alemana Humboldt y un viaje del ex presidente comunal, Germán Kahlow en 2006 como antecedentes, el cura párroco de la localidad, Bernardo Blanchoud, semanas atrás estuvo durante 20 horas en ese pueblo alemán, donde desarrolló un intenso programa de actividades.

Mantuvo un encuentro con el intendente anfitrión, Dieter Faust, a quien entregó un libro de regalo de parte del Presidente Comunal de Humboldt, Duilio Rohrmann y de Rubén Fladung, titular de la Unión Alemana. En camino hacia Suiza, celebró una misa en el Hogar Albertus y mantuvo encuentros con el objetivo de establecer contactos entre los niños y jóvenes de Humboldt y Gau- Algesheim.

Además de afianzar lazos de amistad, del viaje surgió como resultado la posibilidad de que un grupo de jóvenes alemanes, realice un viaje a Humboldt, según manifestó la encargada de la Juventud de la comuna de ese pueblo, Nathalie Bauer. En tanto, Faust, sostuvo que la distancia geográfica no es condicionante. “Ya tenemos un intercambio con Redford, en Estados Unidos, que tampoco queda a la vuelta de la esquina” expresó durante la visita de Blanchoud y aseguró que la comuna apoyará los contactos en razón de las raíces históricas. “En Humboldt viven cinco familias cuyos ancestros descienden de Gau-Algesheim” completó el historiador Arnold Avenarius-Herborn, quien se sumó a la entrevista, y es un gran conocedor de la historia de las familias oriundas de ese pueblo alemán.

Expectativas

Consultado por este redactor, Blanchoud comentó su paso por Alemania y resaltó la expectativa que se dio en torno de su visita. “Nos dan una importancia que nosotros no imaginábamos. A modo de ejemplo, en 2013, me enteré desde Suiza, que un diario de la zona, había publicado la crónica del Gulash, la fiesta alemana de de Humboldt, a partir de fotos que se les habían enviado. Y ahora, nuestra visita, también tomó estado público en los diarios” reveló el sacerdote.

Blanchoud explicó que la Comuna de Gau-Algesheim cuenta con un grupo de jóvenes que cada año realiza un viaje distinto. La propuesta es organizar un viaje a la Argentina y en particular a Humboldt. “La idea es fantástica porque hay raíces históricas que nos unen” advirtió sin dejar de mencionar que en el espíritu de los alemanes subyace la idea de descubrir Argentina. También explicó que se mantendrá un contacto fluido a la distancia sobre un tópico determinado, por ejemplo la historia, la economía de cada pueblo, a fin de establecer un intercambio constructivo.

Alemanes en Humboldt

Desde la perspectiva institucional, el presidente de la Unión Alemana Humboldt, Rubén Fladung, recordó el papel de la profesora Alicia Brunas en estas relaciones con Alemania. “Dando clases en el Instituto Secundario, ella empezó a desarrollar los árboles genealógicos de las diferentes familias, en particular los apellidos suizos y alemanes. A partir de ese trabajo de Alicia, nos entusiasmó la idea de conocer de dónde venimos”.

“Particularmente con Gau-Algesheim –completó-, leyendo un libro que Alicia hizo con otros colaboradores en la década del 2000 surgieron inquietudes. También surge la Unión Alemana Humboldt en 2001. Esto potenció esa curiosidad. En ese momento, bajo la gestión de Germán Kahlow, en la comuna presentamos nuestros objetivos como institución y comenzamos a caminar. En 2006, Kahlow con una comitiva de Humboldt, viajó a Suiza, pero personalmente con su padre se dirigió a Gau-Algesheim y Florstadt, dos localidades de dos procedieron ocho apellidos de familias que habitaron y habitan Humboldt”.

Fladung concluyó que en 2011 se reactivaron las relaciones a partir de un viaje suyo junto a su esposa. “Visitamos la Comuna de Gau-Algesheim y fuimos recibidos por el alcalde, un historiador y la directora de una escuela local. Con la llegada del padre Blanchoud a nuestro pueblo, establecimos contactos y él se interesó por nuestras actividades y objetivos”. Finalmente, en 2013, aportó sus contactos y relaciones para que el cura realice su primer viaje a Gau-Algesheim, que ahora tuvo continuidad con una segunda experiencia.

La visión desde la comuna

Consultado sobre esta nueva instancia de intercambios fuera de las fronteras locales, el presidente comunal de Humboldt, Duilio Rohrmann, dijo que “es razonable que una comunidad como la nuestra, que tiene familias con raíces en Europa, en algún momento la curiosidad lleve a preguntarse por los antepasados. Particularmente en las terceras y cuartas generaciones. Esta es la principal razón por la cual se empieza a preguntar por los orígenes”.

Argumentó que la “internacionalización” de los municipios también influye. “Es una tendencia actual que motiva este tipo de relaciones. Es una propuesta que hace el estado y es una forma de vincular a los municipios con el mundo. Nosotros, a partir de esta curiosidad de las familias, tenemos un punto de partida para alcanzar esto”.

Finalmente, recordó que previamente a la gestión comunal “de nuestra parte proponíamos este tipo de intercambios. Valoramos como experiencias positivas los viajes de los jóvenes a distintos países y por eso vale la pena generar esos contactos con esos pueblos con la intención de establecer relaciones humanas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *