Intercambio de experiencias urbanas con la ciudad de Rennes
Corral se reunió con su par de la ciudad francesa de Rennes, Nathalie Appére Crédito: Gobierno de la ciudad de Santa Fe
Política
Redacción El Santafesino
21/06/2016
fauna Parque Natural Reserva Urbana San Martín

Intercambio de experiencias urbanas con la ciudad de Rennes

En Rennes, ciudad de Francia ubicada a 300 kilómetros al oeste de París y capital de la Región Bretaña, el Municipio lleva adelante un proyecto para la construcción del “Parque Natural Urbano” en las Praderas de San Martín, que abarca a unas 30 hectáreas.

En Santa Fe, en tanto, el Gobierno de la Ciudad viene trabajando en la construcción de la Reserva Natural Urbana del Oeste, sobre un área de 142 hectáreas, una propuesta que tiene varios puntos en común con el de Rennes.

Ambas iniciativas cuentan con financiamiento del Fondo Francés para el Ambiente Mundial (FFEM), por lo que las ciudades de Santa Fe y Rennes tienen un compromiso de colaboración y de intercambio. En ese contexto, el intendente José Corral se encuentra realizando una misión internacional en Francia, que en su primera escala incluyó la visita a Rennes, donde recorrió el Parque Natural Urbano en las Praderas de San Martín, y mantuvo un encuentro -entre otras autoridades- con la intendenta Nathalie Appére.

“Los santafesinos estamos dejando atrás los meses más difíciles de crecida de ríos y lluvias, y estamos trabajando en proyectos muy importantes para la ciudad, como éste de la Reserva Urbana del Oeste, que consiste básicamente en transformar ese patio trasero de la capital provincial en un área que aprovechemos para reunir el agua cuando llueve -tal como ya viene haciendo, y por eso todo el Oeste tiene menos problemas-. Pero además el objetivo es que lo aprovechemos como espacio público, como un lugar para disfrutar y para que los vecinos del Oeste tengan un espacio como el Parque del Sur o el Parque Garay, para citar dos ejemplos”, explicó el intendente José Corral en declaraciones a la prensa luego de la reunión con su par de Rennes.

En ese sentido, contó que “estos fueron temas de conversación con la Intendenta, porque en Rennes hay un proyecto muy parecido que está recuperando también un área degradada. Lo recorrimos, y conversamos con la alcaldesa estos temas. Además a ella le preocupan los temas del cambio climático y cómo las ciudades discutimos estas problemáticas, cuando se trata de decidir sobre el ambiente, sobre espacios públicos”.

José Corral resaltó que “a pesar de que son contextos diferentes el de Francia y la Argentina, tenemos mucho para aprender unos de otros, porque ellos están más avanzados en algunos de los aspectos del proyecto y eso nos da una experiencia valiosa para reproducir cosas que se han hecho bien. Y sobre todo los vecinos van a disfrutar, que es lo que queremos: mejorar la calidad de vida de toda la ciudad, y en este caso en particular del Oeste, que ha sufrido mucho con las inundaciones”, aseguró.

Compartir y aprender

Durante la visita a las Praderas de San Martín, el intendente José Corral estuvo acompañado por un equipo que encabezó el concejal a cargo de Ecología Urbana de la ciudad de Rennes, Daniel Guillotin, que es además director de la Agencia Local de la Energía y Clima de Rennes. “La cooperación que estamos poniendo en marcha con Santa Fe es técnica y científica, con distintos proyectos que atienden problemáticas diferentes”, explicó el concejal en diálogo con medios santafesinos. Y contó que “tenemos en las praderas de Rennes un laboratorio científico y universitario que ya trabaja en colaboración con el Municipio y la Universidad Nacional del Litoral”.

En referencia al futuro “Parque Natural Urbano”, proyectado en Rennes, detalló que “es importante porque se trata de un pulmón verde dentro de la ciudad. Hay una necesidad de adaptación al cambio climático, y queremos saber cómo la naturaleza puede volver a apropiarse de la ciudad. Es un lugar que es una continuidad ecológica con nuestra trama verde y azul, porque también el agua está en la ciudad”.

En ese punto, Guillotin argumentó que “lo que hemos podido empezar a entender y a compartir con el proyecto de Santa Fe y el trabajo que se ha realizado allí a nivel científico y de concertación con la población, nos permite ver cómo podemos trabajar juntos sobre esas temáticas”. Y valoró que trabajar en conjunto y compartir experiencias permitirá “avanzar más rápido en el desarrollo de nuestras ciudades”.

Para el edil de Rennes, el financiamiento de FFEM y la solicitud de colaboración entre ambas ciudades se dan porque “en ambos casos había problemas de inundaciones, aunque de diferente grado; también los dos proyectos apuntan a recuperar áreas degradadas, y en ambos casos pensamos en un parque natural. El Fondo Francés para el Ambiente Mundial entendió que era interesante que las dos cooperaciones puedan hacerse sobre este mismo proyecto, y para nosotros también es muy valioso lo que podamos aprender de Santa Fe”, concluyó.

Reserva Natural del Oeste, en Santa Fe

La Reserva Natural del Oeste es un proyecto del Gobierno de la ciudad de Santa Fe, que consiste en transformar las áreas de reservorios del sistema de drenaje urbano en un espacio verde de uso público y atractivo paisajístico, que funcionará como un área natural protegida con senderos desde los cuales se podrá apreciar la flora y fauna autóctona. Una de las particularidades que se destacan de la futura reserva natural es su integración con la trama urbana.

Expertos nacionales e internacionales calificaron a la Reserva Natural del Oeste como ejemplar e innovadora, porque conjuga aspectos diversos como reducción del riesgo hídrico, cuidado del medio ambiente, educación, ordenamiento urbano y lucha contra la pobreza y la exclusión social.

El proyecto, además, abarca emprendimientos socio-productivos, como un vivero de sitio y huertas comunitarias; y un “Memorial de la Inundación”.

El vivero de sitio conservará y reproducirá especies de flora autóctona para nutrir el paisaje de la reserva y otros espacios verdes de la ciudad, generando nuevas fuentes de trabajo y la oportunidad de reconversión laboral para personas que actualmente viven de la recolección informal de residuos.

Ya se han documentado y clasificado alrededor de 80 especies vegetales nativas. El mismo relevamiento se realizará en relación a las especies de aves y fauna propia del lugar.

La huerta comunitaria ocupará otro espacio importante de la Reserva Natural del Oeste. Destinado para el desarrollo de huertas comunitarias, permitirá capacitar a familias que actualmente viven de la recolección informal de residuos y de la cría de animales, para lograr su reconversión laboral. Esta parte del proyecto se encuadra en las políticas del Municipio para impulsar herramientas de economía social que favorezcan la inclusión, como así también promover hábitos de alimentación saludable.

Finalmente, el Memorial de la Inundación ofrecerá una faceta educativa. Será un espacio pensado con el propósito de mantener viva la memoria sobre las inundaciones en la ciudad de Santa Fe y propiciar instancias de reflexión y aprendizaje sobre las características del territorio, la gestión de riesgos y la planificación urbana. El Memorial de la Inundación se ubicará a la altura de calle Gorostiaga, en el extremo norte de la Reserva, en el lugar por donde ingresó el Río Salado a la ciudad en el año 2003.

Parque Natural Urbano, en Rennes

En Rennes, las Praderas de San Martín sufrieron cambios a lo largo de su historia. Este sitio inundable, ha permanecido fuera de la urbanización, pese a estar a pocos metros del centro de la ciudad. Y en su vida ha visto desde el surgimiento de industrias en el siglo 19, hasta el hábitat y jardines en el siglo 20, incluyendo un proyecto de autopista en los años 90.

El proyecto “Parque Natural Urbano” es un nuevo paso, que implica la aplicación de zonas verdes en el proyecto urbano de Rennes, teniendo en cuenta las limitaciones existentes: la presencia de agua, el carácter inundable, existencia de áreas de relleno y los usos del suelo.

El objetivo es promover atractivos naturales, abierto a todos como espacio público mediante el desarrollo de los aspectos sociales y recreativos de las praderas, y también preservando la calidad del ambiente. En general, l parque urbano propuesto se desarrolla en torno al interés ecológico que representan 29,4 hectáreas de áreas naturales.

El agua es fundamental en el proyecto. La gestión hidráulica del sitio creará una variedad de hábitats de seco a húmedo. Estanques, cañaverales, llanuras de inundación, jardines absorbentes o la orilla del río ofrecen muchos paseos y actividades en Rennes. El agua es el denominador común de los diferentes espacios del parque urbano: se trata de un factor ambiental clave para el desarrollo de la fauna y la vegetación. La parte oriental del sitio, marcado por la presencia de estanques y humedales, tiene una atmósfera de reserva de naturaleza salvaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *