La absurda ley de talles
La absurda ley de talles

La absurda ley de talles

La Ley de talles obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados de la provincia y desató la polémica. Desde el Centro Comercial de Santa Fe, la Asociación Empresaria de Rosario, la Federación de Centros Comerciales de la provincia de Santa Fe y las entidades representativas del sector industrial, expresaron su repudio por considerar absurdo y peligroso al proyecto.

La iniciativa de la diputada Benitez, aprobada sobre tablas, pretende obligar a la industria a fabricar todas las medidas antropométricas de las prendas de vestir y al comercio a contar obligatoriamente con existencia de las mismas.

El descontento de las entidades vinculadas a la industria y el comercio de indumentaria surge porque la Cámara de Diputados reiteró su “modalidad de legislar sin considerar las opiniones de los sectores involucrados” ya que “es una legislación de imposible cumplimiento y que demuestra una total ignorancia sobre características elementales del comercio de indumentaria, que está sujeto a los cambios de la moda, liquidaciones de diseños para dar lugar a las nuevas tendencias, final de temporada y otras situaciones similares que son propias de este tipo de comercio”.

Además, la normativa pondrá al margen de la ley a la casi totalidad del comercio de indumentaria que, desde Gato Colorado a Teodelina, debería tener existencia de mercaderías. El proyecto contempla multas y clausuras a eventuales transgresores, lo cual obligaría a la provincia a contar con una verdadera “policía del comercio” para poder tener capacidad de control de aplicación de la ley sobre los miles de establecimientos que resultarán afectados.

Las entidades involucradas señalaron que el proyecto perjudica a la pequeña y mediana empresa, es decir, a la inmensa mayoría en el comercio de indumentaria. Cuando más modesto el emprendimiento comercial más cerca estará de transgredir la ley, sólo los grandes establecimientos podrán cumplir con el despropósito planteado. Esta situación redundaría en un estímulo a la concentración y a la ruina de los comerciantes pymes.

Para que el proyecto se convierta en ley resta la media sanción de la Cámara de Senadores, por eso los sectores afectados exigen que las entidades gremiales empresarias industriales y comerciales sean consultadas por las comisiones respectivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *