La Cámara de Diputados dio media sanción a la legalización del aborto
Aborto: el resultado de la votación en la Cámara de Diputados. Crédito: Captura Diputados

La Cámara de Diputados dio media sanción a la legalización del aborto

Este viernes la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de legalización del aborto, con 131 votos afirmativos, 117 negativos y 6 abstenciones. Ahora, el Senado deberá tratar el proyecto.

Después de 20 horas de debate, hace minutos la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de legalización del aborto. En total, hubo 131 votos afirmativos, 117 negativos y 6 abstenciones. Ahora, el proyecto deberá ser tratado en el Senado.

Fuera del Congreso militantes “verdes” y “celestes”, que habían comenzado a arribar a partir del mediodía de ayer, llevaron a cabo una vigilia durante toda la noche, a la espera de la resolución. Finalmente, quienes desean “que sea ley” terminaron celebrando.

En total, hubo 165 discursos divididos entre los que votaron a favor y en contra. Este año el postergado debate que anunció el Presidente el 1° de marzo se trató en comisiones sólo una semana y se trató en una sesión que arrancó ayer minutos después de las 11 de la mañana y se extendió durante toda la madrugada.

El proyecto autoriza a realizar la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14. Además, reconoce la objeción de conciencia de los profesionales que no quieran realizar esta práctica médica y establece que si una institución privada tiene todos objetores de conciencia debe derivar al paciente a otra sanatorio u hospital.

Los argumentos de quienes impulsaron la legalización del aborto subrayan que se trata de un problema de salud publica y una herramienta para terminar con los abortos clandestinos, mientras quienes se oponen dijeron que se deben salvar las dos vidas y que ese principio está contemplado en la Constitución Nacional.

Las posiciones

A abrir el debate como miembro informante del dictamen de mayoría, Cecilia Moreau (Frente de Todos-Buenos Aires) sostuvo que tanto el proyecto de legalización del aborto como el Plan de 1000 Días “promueven más justicia social y cuidan la salud entendida de manera integral”.

Moreau afirmó que ambas iniciativas “profundizan una política de salud pública que tiene como eje el acompañamientos de las mujeres y personas gestantes y garantiza básicamente el derecho a decidir, requerir y acceder a la interrupción del embarazo hasta la semana 14 inclusive”.

La diputada del Pro, Carmen Polledo, defendió el dictamen de minoría de rechazo al aborto y señalo que la iniciativa busca la “eliminación de un ser que se está gestando en el vientre materno y allí hay vida”.

En su discurso, Polledo, vicepresidenta de la Comisión de Salud, consideró que “el embrión es un ser humano con ADN propio y por eso tiene derecho desde la concepción”.

El presidente de la comisión de Acción Social y Salud Pública, Pablo Yedlin (Frente de Todos) sostuvo que el proyecto “no va contra de las creencias de nadie” y recordó quehace 100 años que se decide condenar a las mujeres a la clandestinidad”.

A su turno, la presidenta de la comisión de Mujeres y Diversidades, Mónica Macha, sostuvo que “despenalizar y legalizar quiere decir poder contar con una política pública que garantice ese acompañamiento”. Destacó que se trata de “una de las leyes más importantes” que se necesitan “desde el regreso de la democracia”.

Desde el mismo oficialismo, el ex gobernador de la Rioja Sergio Casas dijo que “busco representar el sentir mayoritario del pueblo riojano, guiándose “por la ética racional y el orden jurídico-constitucional que contempla el respeto por el derecho a la vida desde la concepción”.

Los santafesinos

Por su parte, el diputado socialista por Santa Fe Luis Contigiani señaló que “para ustedes, los que defienden esta ley, hay un solo protagonista, que es la mujer”.

“Lo hacen de buena fe, pero tienen que invisibilizar que hay vida en el feto, porque están convencidos de esa idea sobre la persona humana”.

En cambio, Enrique Estévez, también diputado socialista por Santa Fe, respaldó el proyecto y señaló que “cambiar esta realidad es un acto de justicia social”.

“Tenemos que hacernos cargo. El aborto no es un hecho individual, es un hecho social y colectivo. Estamos hablando de un derecho humano del acceso a la salud integral”, remarcó el diputado.

Alejandra Obeid (Frente de Todos), reveló como católica que le costó mucho tomar la decisión a favor y agradeció a su bloque y a sus amigas por ayudarla: “Pude entender que lo que pensamos sobre estas leyes no pueden nublar nuestro compromiso de legislar en la ampliación de derechos”.

“Hoy me tiene sin cuidado si alguien lo hizo con criterio oportunista”, desestimó el legislador radical Albor Cantard, que reivindicó a su partido como una fuerza laica y justificó su apoyo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *