La carne vacuna argentina se ha posicionado como la mejor del mundo
La carne vacuna argentina se destaca por un color rojo claro brillante, es tierna, jugosa y tiene un atractivo sabor. Crédito: Prensa FIFRA

La carne vacuna argentina se ha posicionado como la mejor del mundo

El vasto territorio con abundantes pasturas y con un clima óptimo para la crianza de las más finas razas bovinas, se conjugan para lograr esta marca registrada internacional.

Sus principales atributos a los sentidos del consumidor son la terneza, es jugosa, posee un aroma exquisito y tiene un atractivo e indiscutible sabor que la destacan de otras carnes a nivel global.

Argentina lidera históricamente el ranking mundial en consumo de carne vacuna per capita. La gran tradición del país en esta materia, ha convertido al consumidor argentino en un verdadero experto que conoce de carnes como nadie en el planeta.

Beneficios para la salud

Se ha comprobado que la calidad nutricional de la carne argentina es superior a la carne de otros países. La disponibilidad de tierras aptas para el pastoreo, el suelo y el clima, han favorecido la adaptación de las más finas razas conocidas en el mundo, logrando un producto que es una marca registrada a nivel internacional.

La carne producida en la República Argentina ofrece beneficios para la salud humana tales como, un mayor contenido de ácidos grasos Omega-3 y un equilibrio superior entre Omega-3 y Omega-6 (estos son ácidos grasos esenciales). El beneficio más importante de estos ácidos grasos es que mejoran la actividad cardiovascular, la respuesta del sistema inmunológico y también protegen la visión entre otras cualidades.

La presencia de CLA (ácido linoleico conjugado) es otra característica relevante de la carne argentina. Se conoce que el CLA puede impedir el cáncer de próstata y cáncer de mama, siendo uno de los agentes Anticancerígeno naturales más potentes. Estudios demuestran que el CLA también reduce el porcentaje de grasa y aumenta el tejido muscular.

La carne vacuna argentina ofrece los 8 aminoácidos esenciales para la vida humana. Este alimento proporciona 20 gramos de proteínas cada 100 gramos, lo que significa que en una dieta estándar de 2000 calorías cubre un 20% de las proteínas requeridas. De todos modos, el consumo promedio de los argentinos es generalmente más alto: 200 gramos (en una comida), un 40% del porcentaje requerido.

La carne vacuna brinda: proteínas de alto valor biológico, de 15% a 20%; grasas 10% a 20%; vitaminas como las del complejo B: Tiamina o B1, Riboflavina o B2, Piridoxina o B6, Cobalamina o B12, Niacina, Biotina, Ácido Fólico, Acido Pantoténico, todas ellas escasas en otros alimentos y pequeñas cantidades de vitamina A. Es notable la presencia de vitamina B12, Niacina y vitamina B2 que proporcionan entre un 25 a 50% de las necesidades diarias.

Es una fuente óptima de hierro hem, de fácil absorción y posee el “factor cárnico” que hace que el hierro de otros alimentos también se absorban en mayor proporción. Aporta además potasio, magnesio, fósforo, sodio, zinc y cobre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *