La diversión en verano no tiene edad
Fuente: Gobierno de la Ciudad
Sin categoría
Redacción El Santafesino
19/01/2010
adultos mayores Colonia de Vacaciones educación física

La diversión en verano no tiene edad

En la ciudad de Santa Fe hay una Colonia de Vacaciones en la que no importa tener Documento, Libreta Cívica o de Enrolamiento: sólo es necesario tener ganas de aprender a nadar, bailar, hacer gimnasia y compartir una jornada entre amigos.

De manera gratuita, unos 80 adultos mayores asisten de lunes a viernes a las actividades propuestas por el Gobierno de la ciudad y desarrolladas en el Gimnasio Poulsen, de Guadalupe.

Asistidos por un grupo de profesores de Educación Física y guardavidas del Municipio, los abuelos pueden nadar y hacer acuaerobic; aprender a bailar salsa y tango; realizar RPM o Pilates, o jugar al ping pong y participar de las caminatas grupales. “Se sienten útiles y sienten que pueden lograr siempre más. El grupo se íntegra muchísimo, se adaptan, y esto tiene que ver también con el trabajo de los profesionales”, señaló Silvia Ortiz, coordinadora de las actividades.

Según informó Bernardino Landi, director de Deportes del Gobierno de la ciudad, se trata de una experiencia piloto que se puso en marcha este año por primera vez. “El funcionamiento es idéntico al de una colonia para chicos: funciona de 8.30 a 11.30; algunos llegan por sus propios medios y otros son transportados por el Municipio; reciben un refrigerio y pueden realizar diversas actividades deportivas y recreativas”.

En familia

Belkis y su marido tienen 73 años y participan activamente de la propuesta organizada por el Gobierno de la ciudad. “Hacemos todas las actividades que nos ofrecen, porque es un equipo maravilloso: nos cuidan, nos miman, nos alientan”, señaló.

Recién salida de la pileta y con su gorra reglamentaria puesta, cuenta que el primer día no conocían a ninguno de los otros asistentes. “Hoy puedo decir que vivimos la jornada en familia. El grupo humano es maravilloso, y la calidad de vida que estamos logrando es excepcional”, indicó.

En tanto Gloria -más conocida en el grupo como Porota-, comenta que asiste todos los días a la Colonia, “salvo que tenga que realizar algún trámite”, aclara. “Hago de todo y estoy aprendiendo a nadar. Nunca pensé que a esta edad iba a aprender a nadar y si no aprendo ahora, voy a seguir intentando en otro lugar”, relata entusiasmada.

Tanto los nietos de Belkis, como los hijos de Porota las apoyan y alientan en la participación de las actividades. Pero los asistentes también organizan actividades “extracurriculares”. “Para el viernes nos organizamos para compartir un asado. Ya somos como una familia”, comenta entre risas Porota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *