La empresa inglesa JCB terminó de fabricar su retroexcavadora número 750.000
Fuente: Prensa JCB
Panorama Empresario
Redacción El Santafesino
04/03/2020
India JCB Reino Unido retroexcavadora

La empresa inglesa JCB terminó de fabricar su retroexcavadora número 750.000

La firma británica JCB celebró un hito único cuando su retroexcavadora salió de la línea de producción. El modelo 750.000 es una edición especial de la última retroexcavadora 3CX de JCB, con un diseño único y especificaciones completas.

La máquina emblemática se culminó de ensamblar en la fábrica de la compañía, en Rocester, Staffordshire, el mismo lugar donde fabricó la primera retroexcavadora JCB hace casi 70 años.

Fue en 1953 que el fundador de la compañía, el fallecido Joseph Cyril Bamford, concibió la idea de la retroexcavadora JCB que creó, por primera vez, una sola máquina que combinaba una pala delantera y un brazo excavador trasero. En su primer año completo de producción en 1954, solo se produjeron 35 de estas máquinas y se necesitaron más de 20 años para fabricar las primeras 50.000. JCB ahora fabrica retroexcavadoras en el Reino Unido, India, Brasil y Estados Unidos.

El presidente de JCB, Lord Bamford, dijo: “Algunos de mis recuerdos más tempranos de la infancia son ver cómo se producían nuestras primeras retroexcavadoras en Rocester y es increíble pensar que ahora hemos fabricado 750.000”.

El modelo 750,000 es una edición especial de la última retroexcavadora 3CX de JCB, con un diseño único y especificaciones completas.

A pesar de su madurez, la retroexcavadora sigue siendo muy popular en términos de ventas globales de equipos de construcción, más allá que los productos nuevos y competitivos han evolucionado en los últimos 67 años. Y la icónica retroexcavadora de JCB es la más vendida en el mundo, y lo ha sido durante los últimos 19 años consecutivos.

La primera retroexcavadora de la compañía fue la JCB Mark I y el concepto literalmente cambió la forma del mundo, mecanizando muchos trabajos que previamente se habían hecho a mano. El producto se desarrolló rápidamente, con el lanzamiento de Hydra-Digga en 1956. Ambas máquinas tempranas venían con un diseño azul y rojo y fue solo en 1960, con el lanzamiento de la más potente JCB 4, que el amarillo de la marca JCB hizo su primera aparición en el mercado.

La generación actual de retroexcavadoras cuenta con un despliegue automático de estabilizadores en terreno desnivelado, un sistema Smooth Ride que amortigua el cargador y mejora la retención de carga durante el viaje y una característica TorqueLock que reduce el consumo de combustible en carretera hasta en un 25%.

El último hito en la producción de retroexcavadoras se produce después de que JCB celebró la fabricación de su retroexcavadora número 500.000 en diciembre de 2012: el lanzamiento de la 5CX, la retroexcavadora más potente disponible comercialmente que JCB haya fabricado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *