La Escuela Primaria de la UNL tendrá su propio edificio
La Escuela Primaria de la UNL tendrá su propio edificio
Cultura
Redacción El Santafesino
04/10/2010
Consejo Superior escuela primaria Facultad de Humanidades

La Escuela Primaria de la UNL tendrá su propio edificio

Ante la presencia de directivos, docentes, padres, alumnos de la Escuela Primaria de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), el Consejo Superior de la casa de estudios aprobó la creación de un nuevo edificio para albergar la estructura de la escuela. El proyecto, aprobado por unanimidad, prevé que se refuncionalice el edificio que en la actualidad ocupa la Obra Social y las cocheras.

Las adaptaciones y mejoras necesarias se harán dentro de los tres meses que dura el receso académico, para que la Escuela pueda comenzar a funcionar en 2011 en su nuevo albergue. Actualmente la escuela funciona en un inmueble alquilado en Bv. Pellegrini al 1500, que –aunque fue acondicionado especialmente para ser utilizado como establecimiento educativo– ya no alcanza para cubrir las necesidades de la matrícula, que el año que viene se verá aumentada con el ingreso de los dos nuevos primeros grados.

Antes de poner a consideración de los consejeros superiores el asunto de despacho de comisión que autoriza las refacciones necesarias del edificio, el director de Obras y Servicios Centralizados, Marcelo Saba, realizó una presentación con las características arquitectónicas del proyecto, tanto en su primera etapa (que es la que se culminará para marzo del año que viene), como en una segunda etapa, pensando ya en un colegio secundario.

Infraestructura

El terreno en el que se emplazará el edificio de la Escuela tiene 1.500 metros cuadrados y contará, en una primera etapa de ejecución, con el desmantelamiento del edificio de la Obra Social y las cocheras. Así se tendrá la posibilidad de alcanzar 14 aulas con capacidad para 30 alumnos cada una, de generar espacios administrativos y de dirección estratégicamente ubicados, un salón de usos múltiples y servicios complementarios, patios unidos con las aulas por escaleras amplias y de buena circulación y halls. Se prevé que esta etapa esté concluida para el inicio del ciclo lectivo 2011.

También se prevé una segunda etapa, que acompañará a la futura creación de la Escuela Secundaria de la UNL. Consiste en el desmantelamiento de la edificación que actualmente ocupa la Imprenta para obtener una superficie libre de terreno y permitir la construcción de un bloque edilicio de funcionamiento independiente respecto al de la Escuela Primaria.

El edificio liberará la planta baja con el objetivo de generar una expansión semicubierta de uso común y resuelve, en dos niveles, 12 aulas con capacidad para 30 alumnos cada una, junto a aulas especiales, áreas administrativas y servicios de apoyo.

Apoyo unánime

Tanto en su rol de consejera docente, como en el de madre de una alumna de la escuela, María Victoria Acosta fue la primera en tomar la palabra y apoyar decididamente la iniciativa, pidió el apoyo de todo el órgano de gobierno y destacó la impronta que dejó y deja la Escuela Primaria en la ciudad de Santa Fe, a partir de su creación hace cinco años.

El consejero y decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias aseguró que “esta propuesta viene a ser la coronación de un proyecto que viene a señalar una línea de coherencia de la gestión universitaria y viene a cerrar un proyecto educativo muy importante para la UNL”.

“La universidad apuesta a la educación”, manifestó Liliana Paiz y aseguró que también “da respuesta a todos estos padres que están en este recinto, porque muchas veces se dice que los padres de ahora no se comprometen en la educación de sus hijos. Y estos padres demuestran que no es así”.

La estudiante María Lucila Fierro también manifestó su apoyo a la propuesta y remarcó lo saludable que es que “los niños y sus padres generen una identidad por esta escuela y por la universidad, así como lo tienen los alumnos y los graduados de la Escuela Industrial”.

El decano de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, Miguel Irigoyen dijo que con “este proyecto estamos buscando y encontrando una solución” y su par de Ciencias Jurídicas y Sociales, José Benvenuti, afirmó que con esta concreción “la Universidad ha demostrado que con más ganas que con dinero, ha avanzado notablemente. Y en estos 27 años de democracia la UNL ha cambiado radicalmente”.

Por último Federico Eberhardt dijo que se siente parte de la UNL con sus más de 30 años de trabajo en la docencia y aseguró que a través de este proyecto muchos niños “desde muy pequeños ya se sienten parte de la universidad” y alentó a los padres “a que nos acompañen es esta tarea”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *