La FELAP, incluyente y plural
La FELAP, incluyente y plural
Sin categoría
Prensa UTPBA
21/01/2004
FELAP globalización libertades de prensa neoliberalismo periodismo

La FELAP, incluyente y plural

Fue un encuentro en muchos sentidos saludable, pero su principal característica, como lo expresó reiteradamente su nuevo presidente, el argentino Juan Carlos Camaño, fue su espíritu incluyente y su reafirmación de la pluralidad de su membresía. Lo más representativo del periodismo latinoamericano se dio cita en la bella ciudad michoacana, bajo el recuerdo imborrable de su anterior presidente, el inolvidable amigo Luis Suárez, destacadísimo periodista de nuestro tiempo, y bajo la hospitalidad del gobernador de la entidad, Lázaro Cárdenas Batel.

En este congreso, además de reafirmar la línea de combate político gremial que ha caracterizado a la FELAP desde 1976 en que se fundó precisamente en México, se asumieron nuevos compromisos y se renovaron otros que no han perdido su vigencia. Virtualmente no hubo diferencias sino en el matiz, en el adjetivo, pero no en la sustancia. Todos los periodistas reunidos coincidimos en tres cuestiones básicas:

(A) La globalización y el neoliberalismo, igual que a todos los trabajadores de América Latina, lesiona a los periodistas, tanto en las proyecciones laborales cuanto en las políticas, legales y profesionales. Fue unánime, así, la definición anti neoliberal del cónclave más importante de los periodistas de América Latina y en ella coincidieron colegas asistentes de las más disímbolas ideologías. Fue, sin duda, un congreso plural, pero no ingenuo ni falsamente neutral, al identificar como la principal amenaza a las libertades de prensa, de opinión, de expresión y de información al conglomerado de intereses monopólicos que concentran poder e influencia en la región para manipular la información y pretender moldear la opinión pública latinoamericana. “El proyecto neoliberal no ha sido otra cosa que la fórmula económica política, social y cultural del capitalismo en su dinámica de acumulación y expansión global en las dos últimas décadas”, concluyó el congreso.

(B) Asimismo fue unánime la voz de que la principal tarea a la que se siguen enfrentando los colegas del subcontinente, es la defensa de los periodistas de las agresiones, atentados, agravios y menoscabos que sufren en el desempeño de su acción en servicio a la sociedad. Fue, pues, reforzada, mediante reforma estatutaria, la CIAP, o Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas, asunto que recibió la más alta prioridad en las deliberaciones de los congresistas. Este comité está presidido por el chileno Hernán Uribe y copresidido por el también chileno Ernesto Carmona.

(C) Finalmente, pero no se redujo a estos tres asuntos la amplia agenda del congreso, se destacó la postura reivindicativa de la emancipación definitiva de América Latina. “La FELAP no dará un paso atrás, precisamente ahora cuando en varios de nuestros países se intenta -por distintas vías- reivindicar, de hecho y de derecho, la independencia, la soberanía nacional y la justicia social. La FELAP no dará un paso atrás ahora, porque… siempre supo dar un paso adelante cuando otros aceptaban, convalidaban e impulsaban las políticas criminales contra nuestros pueblos, con el argumento de que corrían tiempos de modernización y eficiencia. Tiempos en que se daba por terminada la historia y por muertas las ideologías”.

Fue notable, sumamente destacable, el sesgo definido que en lo plural y lo incluyente asumió la FELAP. Así en este congreso fueron admitidos como Miembros Plenos 6 nuevas agrupaciones, de las cuales cuatro son de México: Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (Fapermex), Club Primera Plana, Fraternidad de Reporteros de México y Academia de Periodistas Independientes. Igualmente fueron admitidos el Colegio Dominicano de Periodistas y la Federación Nacional de Periodistas del Ecuador, amén de otros 7 Miembros Asociados.

Los delegados mexicanos participantes presentaron una propuesta de resolución al Congreso, que fue aprobada por aclamación. Dice así:

“Las agrupaciones que integran la delegación de México en el IX Congreso de la FELAP presentaron cinco puntos cuyo análisis fue objeto de una resolución de pleno apoyo a sus planteamientos:

“1. Respaldar la lucha de los periodistas organizados de México por la derogación de la engañosa Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, por constituir una ‘ley mordaza’ violatoria de las libertades de información, de prensa y de expresión; y en virtud de que pretende convertir a los periodistas en simples solicitantes de informaciones. El mismo criterio opuesto a ese propósito limitante de libertades debe aplicarse en las leyes estatales respectivas que se aprueben o hayan sido aprobadas.

“2. Apoyar también el esfuerzo de los periodistas mexicanos por elevar a garantía constitucional, tanto a nivel federal como estatal, la inviolabilidad del secreto profesional de los periodistas, que es sustancial a las libertades de prensa y de expresión, tal como ya lo lograron los colegas organizados del Estado de Morelos, en cuya Constitución (artículo 2) quedó establecida esta garantía.

“3. Se resolvió asimismo hacer suya la propuesta de los periodistas mexicanos para la promulgación de leyes de equidad publicitaria gubernamental, a nivel federal y estatal, que corrijan el injusto desequilibrio en la asignación de los recursos públicos -patrimonio social del pueblo y no propiedad de los funcionarios en turno- a los distintos medios: prensa, radio, televisión y cibernéticos.

“4. Apoyar la lucha de los periodistas mexicanos en rechazo a la intención oficial de privatizar la agencia nacional de noticias Notimex -vía su desincorporación del Estado-, lo cual es del todo incongruente con el estatus de un órgano informativo nacional; en ese sentido, hace suyo el argumento de que, por el contrario, Notimex debe ser reorganizada para convertirla en una agencia genuina de la sociedad y el Estado.

“5. Solidarizarse con la lucha de los trabajadores y periodistas en huelga del diario Uno Más Uno, que desde diciembre pasado libran una batalla en condiciones de desventaja, pese a lo cual no han cejado en su esfuerzo de justicia y han logrado avances de consideración en el juicio laboral entablado”.

Esta resolución unánime es una excelente muestra del espíritu incluyente del Noveno Congreso de la FELAP.

Por Julio Pomar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *