La provisión de leche fortificada es normal en centros de salud
La provisión de leche fortificada es normal en centros de salud
Política
Redacción El Santafesino
15/09/2009
desnutrición infantil lactancia leche fortificada

La provisión de leche fortificada es normal en centros de salud

El ministro de Salud, Miguel Ángel Cappiello, aseguró que la provisión de leche fortificada es normal en los centros de salud de la provincia y recordó que anualmente se entregan alrededor de 1 millón de kilogramos a mujeres embarazadas y niños que presentan mayor probabilidad de sufrir desnutrición y déficit de hierro.

Cappiello mantuvo en su despacho una reunión con la directora de Maternidad e Infancia, Nora Redondo, quien le brindó un detallado informe sobre el relevamiento y las auditorias periódicas que se realizan sobre este tema en las cinco Regiones y subregiones de Salud.

El ministro explicó que “el 75 por ciento de la leche fortificada es provista por la Nación y el resto es adquirida por la provincia a fin de cubrir las necesidades de la población”.

Asimismo, Cappiello destacó que “las partidas son distribuidas desde el nivel central a los diversos depósitos regionales, que se encargan de su distribución definitiva a la población del área de referencia de los efectores de salud, siguiendo indicaciones especiales”.

Por su parte, la titular de Maternidad e Infancia explicó que “las normas de entrega de leche en polvo fortificada se contempla para niños de hasta 6 meses de lactancia materna exclusiva, con la recomendación de continuar con la lactancia hasta los 2 años de edad y brindar suplementos con hierro medicamentoso”.

Para niños de 6 a 12 meses, las normas de entrega incluyen dos kilogramos por mes, con control de crecimiento y desarrollo. Si el producto es consumido únicamente por el niño sin dilución familiar el aporte permite cubrir el 100 por ciento del requerimiento de hierro.

En tanto, para niños de 1 a 2 años, se entrega 1 Kg. por mes de leche en polvo fortificada, aporte que cubre el 57 por ciento del requerimiento de hierro, si todo el producto es consumido por el niño sin dilución familiar.

Para niños de 6 meses a 2 años con desnutrición, las normas especifican 1 Kg. adicional por mes, por tres meses, de leche en polvo fortificada, con un control quincenal, seguimiento y recuperación del niño.

De igual modo, las pautas a tener en cuenta para niños con desnutrición de 2 a 5 años, indican 1 Kg. por mes por tres meses de leche en polvo fortificada con examen quincenal, seguimiento y recuperación del niño.

Para las embarazadas, se entrega también 1 Kg. de leche fortificada por mes a partir del segundo trimestre del embarazo y hasta un mes post – parto.

Reposición de las partidas

Redondo manifestó que “la reposición de las partidas se realiza contra entrega de una planilla de rendición ad hoc, donde debe ser claramente visualizada la población a quien va dirigida. El consolidado de estas planillas es enviado para su rendición, al Ministerio de Salud de la Nación”, puntualizó.

La funcionaria de Salud mencionó que “periódicamente, desde la dirección a su cargo, se realizan auditorias en terreno para ver el estado de los depósitos y constatar la adecuada provisión de este insumo”.

Al respecto, Redondo adelantó que “se efectuó una auditoria a la subregión de Tostado, donde se constató que toda la documentación se encontraba en orden y que a la fecha había en existencia 4.300 Kg. de leche fortificada almacenada en dos depósitos. Además, se constato que a los pacientes de los centros de atención primaria la entrega se efectúa bajo receta médica”.

Finalmente, la directora de Maternidad e Infancia expresó que “no obstante llevarse a cabo la provisión con normalidad y contarse con el stock necesario resulta de fundamental importancia que los médicos directores de los centros acudan a las autoridades de cada nodo regional en caso de no ver cumplimentados sus requerimientos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *