La revolución de las nuevas tecnologías
Debate sobre nuevas tecnologías Crédito: Prensa UNL
Sin categoría
Redacción El Santafesino
18/01/2012
Cultura Aumentada expansión tecnológica nuevas tecnologías SIGraDi

La revolución de las nuevas tecnologías

En los últimos años el desarrollo y la circulación de las nuevas tecnologías cobraron un impulso –inimaginable tiempo atrás– que impacta de lleno en la sociedad, transformando espacios, culturas, identidades y relaciones. Este giro tecnológico que desconoce límites geográficos en su desplazamiento, se encuentra en plena expansión en los países de América Latina, presentando innumerables formas que se filtran en cada práctica social.

En este contexto, las disciplinas científicas y artísticas se sustentan cada vez más en el uso de visualizaciones y comunicaciones electrónicas, transformando al campo de la gráfica digital en una herramienta universal que actúa como nexo entre el pensamiento y la acción. La FADU, en conjunto con la Sociedad Interamericana de Gráfica Digital (SIGraDi), que agrupa a arquitectos, urbanistas, diseñadores y artistas vinculados a los nuevos medios, organizaron el XV Congreso SIGraDi “Cultura Aumentada”, que tuvo lugar en la UNL del 16 al 18 de noviembre de 2011.

Eduardo Sampaio Nardelli, presidente de SIGraDi, remarcó el significado especial del actual período histórico que viven los países latinoamericanos, en el que “contrastando con el ambiente general de crisis que se respira en los mercados centrales de la economía mundial, América Latina emerge hoy como un puerto seguro para la inversión del capital”. Para Nardelli, esto abre oportunidades para la comunidad académica, en la medida en que “la expansión de las economías latinoamericanas ha comenzado a demandar de las universidades e institutos de investigación respuestas de avance tecnológico para enfrentar antiguos problemas y futuros desafíos”. Sin embargo, remarcó, “este escenario impone repensar el modus operandi del ambiente académico, buscando estrechar lazos entre la investigación y el desarrollo tecnológico, y las demandas sociales y económicas de América latina”.

El caos de la información

Dale Herigstad, especialista en interfaces de usuarios para web y televisión que participó del congreso, consideró que uno de los debates ineludibles que abre la expansión de las nuevas tecnologías gira en torno al procesamiento de la vasta información que ofrecen medios como Internet: “Lo que falta en la realidad aumentada es lo que estamos viendo en la web; se necesita que toda la información desperdigada sea procesada para que resulte confiable y útil. Una idea sería usar la palabra marca o sello de calidad para los websites, sitios donde la información ya no estaría en su estado más crudo. Quizás la función actual del diseño es la de organizar esta información ilimitada para que su uso sea más sencillo”, explicó.

“Si pudiésemos aplicar este procesamiento de información a la realidad aumentada, evitaríamos ese carácter caótico que ofrece el mundo digital”, precisó Herigstad. A pesar de la creciente aproximación de la realidad aumentada al usuario, a través de dispositivos móviles, el especialista consideró que “hay ciertos matices en el uso de la información dinámica: no todos los edificios, por ejemplo, tienen que ofrecer todo tipo de información. Esto me recuerda debates que he tenido con distintos profesionales respecto a la utilización específica de información en lugares específicos”.

La brecha generacional

Otra problemática que se deriva de la expansión y el acceso al mundo digital se expresa en las brechas que abre la tecnología entre sectores sociales y generaciones. Para definir a esta última se hace referencia a las nuevas generaciones como “nativos digitales”, por su manejo experto de las nuevas tecnologías y la confianza que tienen en las posibilidades que les ofrecen; los adultos, en tanto, son considerados “migrantes digitales” que no manejan los códigos de los nuevos medios.

Según una investigación de FLACSO sobre educación y nuevas tecnologías, la diferencia generacional sería más importante que las diferencias socioeconómicas, geográficas o culturales, evidenciándose particularmente en el ámbito escolar, donde el contacto intergeneracional es cotidiano y masivo. Para el artista y programador Iván Ivanoff, “el chico, en tanto nativo digital, se inserta fácilmente en las nuevas tecnologías, mientras que entre los adultos, algunos nos acostumbramos más y otros menos. Gente que trabaja en el Plan Conectar Igualdad me planteaba que el gran problema no es capacitar a los alumnos, sino a los docentes”, recordó.

Ivanoff consideró la posibilidad de que, “en lugar de capacitar al docente, se permita la generación de una dinámica con los alumnos, en la cual sean éstos quienes capaciten al docente. Que el chico, a partir de esa dinámica, pueda volver a sentirse inserto en el sistema: si él sabe que te pudo dar algo, sabe que puede esperar algo de vos. Creo que en la medida en que los chicos empiecen a enseñar a los adultos, la brecha generacional se va a acortar”, afirmó, agregando que “si queremos seguir capacitando estructuralmente de arriba hacia abajo, vamos a seguir teniendo problemas, porque cuando lleguemos, los chicos ya van a estar en otro lugar”.

Cultura Aumentada

El SIGraDi 2011 fue organizado bajo el lema “cultura aumentada”. “En un contexto complejo, interactivo e interconectado, en el cual se desarrolla un nuevo paradigma –caracterizado por la ruptura de las barreras del tiempo, el espacio y el lenguaje– que promueve la potenciación de los procesos de ideación y construcción de los objetos culturales, la cultura aumentada propone una combinación de significados sociales y tecnológicos interdependientes”, explicó María Elena Tosello, docente de FADU-UNL y organizadora del Congreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *