La UNL busca promover el cultivo y el consumo de amaranto
Fuente: Universidad Nacional del Litoral
Agro
Redacción El Santafesino
17/06/2016
Amaranto carbohidratos desnutrición pseudocereal

La UNL busca promover el cultivo y el consumo de amaranto

Si bien el cultivo del Amaranto es poco conocido y arraigado en nuestra zona, es posible encontrarlo en las góndolas en semillas, harinas y como ingrediente en distintos productos elaborados. El cultivo de este pseudocereal podría representar una alternativa para pequeñas familias agrícolas porque compensaría las malas cosechas de otras siembras debido a su corto ciclo de cultivo y su resistencia a las sequías y a las condiciones climáticas de la zona.

Desde hace más de diez años, integrantes del cuerpo docente y colaboradores del Centro Universitario Reconquista Avellaneda (CU-RA) de la UNL trabajan sobre el aprovechamiento del Amaranto en la nutrición a través del Proyecto de Extensión de Interés Social (PEIS) Alimentos de Interés Social: «Mejoramiento nutricional con amaranto en comedores infantiles».

Este año, el objetivo es trabajar con el cultivo en cuatro escuelas y con todos los productores que se quieren comprometer. La directora del PEIS, Alicia Guibert, señaló que en septiembre van a dar los primeros plantines, porque el amaranto “se siembra en octubre, ya que hay que escaparle a las heladas, en los meses de marzo y abril es cosecha”, y agregó que “tenemos proyectados otros establecimientos que quieren trabajar el año que viene”.

Sobre el proyecto

El espacio de intervención del PEIS abarca pequeños productores rurales del Departamento General Obligado de La Potasa, Víctor Manuel, La Sarita, Arroyo Ceibal, Avellaneda, Reconquista y zonas aledañas: también a las comunidades educativas de la E.S.O.P.I Nº 8.210 “EFA Arroyo Ceibal”, la Escuela de Familia Agrícola “La Sarita” y la Escuela Primaria Nº 1493 “Padre Antonio Nazareno Pergolessi” de Victor Manuel II y la Escuela de Educación Técnico Profesional Nº 295 de La Potasa.

Guibert indicó que hace mucho tiempo tienen contacto con estos establecimientos educativos y ahora hicieron “un cultivo con el amaranto y citamos a las escuelas para que lo vean y se entusiasmen. Esto es importante, ya que pueden ver que el cultivo funciona y que no hay problema en esta zona”, comentó.

“Probamos cuatro cultivares de amaranto, con cuatro semillas diferentes. Una de ellas corresponde al proyecto anterior, provisto por la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu) y las otras tres variedades son de La Pampa, porque tenemos un acuerdo con la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam). Ellos forman parte de un proyecto internacional, ‘Amaranth future food’ (Amaranto, alimento del futuro). En 2004 y 2005 la UNLPam se especializó en diferentes variedades y las probó, y fueron ellos los que nos regalaron las semillas para probarlas acá”, explicó la directora del proyecto.

La directora, contó que “el primer antecedente fue en el 2005 cuando vinieron de Italia a proponernos formular alimentos con amaranto y nos pusimos a trabajar con las pocas semillas que había en ese momento, con ese antecedente hicimos la promoción del cultivo”.

“El jueves 9 de junio dimos la primera charla de promoción de cultivo y quedaron encantados; nosotros vamos a proveer el grano para que lo cultiven aquellos a los que le interesa. También fuimos a la feria de alimentos organizada por la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAL) en San Javier para entregar folletos y comenzar a comentar estos trabajos con el amaranto” continuó Guibert.

Socializar la semilla

La meta está en promover e instaurar la práctica del cultivo de amaranto en la zona para su posterior aprovechamiento integral difundiendo sus cualidades nutricionales, su utilización como alimento funcional y como ingrediente en la formulación de alimentos. También asesorar y acompañar en el manejo del cultivo de amaranto, su procesamiento y la importancia de su incorporación en la alimentación a los pequeños productores de las localidades del Departamento General Obligado y obtener semilla de amaranto para continuar la promoción de su uso y beneficios en otras comunidades, socializando la semilla con otras familias.

“Queremos que se promocione en la zona mediana escala. Nosotros sabemos hacer harina, también el pop que se utiliza en barritas y vamos dando pautas de elaboración de granos al tiempo que van surgiendo otras ideas. Hemos usado y probado muchas formulaciones del Amaranto”, consignó la directora.

“Lo más importante es que se propicie que el cultivo sí funciona en esta zona y que es apto para celíacos y para aquellos que tienen problemas con harinas que poseen TACC. En este punto cabe aclarar que ACELA (Asociación Celíaca Argentina) también promociona el cultivo del Amaranto. Además, el amaranto es un elemento funcional que sirve para mejorar en algún aspecto los alimentos, se considera un alimento que nutre y mejora la salud” apuntó la directora del proyecto.

Sobre el amaranto

El amaranto es un pseudocereal, y está identificado como un cultivo muy prometedor, debido a su excepcional valor nutritivo por sus aminoácidos, proteínas, lípidos, carbohidratos y minerales como el hierro, fósforo, magnesio. Incluso, sirve para tratar la anemia y favorece el desarrollo neuronal, muy importante en niños en edad escolar.

En estudios realizados por la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (NAS) el amaranto fue considerado uno de los 36 cultivos potenciales más promisorios y se lo incluyó en la lista de las 23 plantas que pueden ser usadas para mejorar la nutrición y la calidad de vida de las personas. Se han realizado exhaustivas investigaciones sobre sus características agronómicas y nutricionales, confirmando su enorme potencial como fuente de alimento de alta calidad.

El consumo de este grano traería como consecuencia una disminución considerable de los niveles de desnutrición existente en muchos países en desarrollo. Es considerado en la actualidad un alimento funcional ya que tiene propiedades asociadas a la fracción lipídica, fenólica y a la fibra dietaria, además tiene propiedades antioxidantes. El amaranto es un alimento rico en compuestos bioactivos por lo que puede ser usado en la elaboración de alimentos funcionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *