Las claves del éxito del Club Barcelona
Las claves del éxito del Club Barcelona
Cultura
Redacción El SAntafesino
09/07/2012
Barcelona Management Deportivo Universidad Nacional

Las claves del éxito del Club Barcelona

Carles Murillo Fort brindó este lunes 2 de julio una conferencia sobre Managment Deportivo, en el auditorio de la Facultad de Ciencias de Económicas (FCE) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). El director del Máster en Dirección y Gestión del Deporte en la Universitat de Pompeu Fabra, fue también miembro de la Comisión de Economía del Fútbol Club Barcelona entre los años 2003 y 2010, período de mayor éxito económico y deportivo en la historia de la institución catalana y estuvo en Santa Fe para brindar una charla organizada por el Programa de Estudios Europeos y la Dirección de Deportes de la UNL.

Con ese antecedente, el español contó cuáles son las claves del éxito en la gestión de una de las instituciones deportivas más importantes del mundo. Dijo que para ello es necesario tener “un plan o estrategia, en lo deportivo, en lo económico y en lo social”, y fundamentalmente “profesionalizar la gestión” de este tipo de instituciones para poder llevarlo a cabo.

Tras hacer un repaso por la historia del Barcelona, el catalán concluyó que siempre es posible rehacerse de momentos de crisis como los que atravesó el club a fines de la década del 90. Ese fue el objetivo con el cual la Comisión Directiva que asumió en 2003 realizó un proyecto de gestión y trabajó fuertemente en su implementación. Para ello, contó con la presencia de numerosos profesionales de cada área para lograr la mayor eficiencia en la gestión deportiva, económica y social. En ese aspecto se detuvo Murillo, para destacar que, en el Barcelona, cada área posee profesionales especializados capaces de explotar todas sus potencialidades. “Todos no podemos saber de todo. Que el técnico haga de técnico, el jugador de jugador, el responsable de la administración de la economía haga de administrador y que el dirigente haga de dirigente”, concluyó.

El economista dijo que para saber qué hacer, también hay que preguntarse qué hicieron y en qué se equivocaron los clubes y las instituciones exitosas, cuáles fueron sus modelos y prácticas, y qué posibilidades hay de implementarlas donde uno se encuentre. Allí dio como ejemplo que, desde su conducción, concentraron la atención en cuánto invertían en “talento” los clubes más exitosos del mundo y qué porcentaje de sus gastos eran destinados a sus plantillas de jugadores. De esa manera, conocieron que esas instituciones no utilizan más del 55% de sus ingresos en sueldos de sus jugadores.

El deporte como industria

Por otra parte, destacó la importancia de reconocer que el deporte, y en particular el fútbol, es una industria como cualquier otra, que debe ser capaz de generar su propio financiamiento. Entre otras cosas, dijo que desde el Barcelona realizaron estudios sociológicos, de mercado y de utilización de los recursos que les permitieron implementar medidas para maximizar ganancias. Actividades como el merchandising, marketing o publicidad son importantes y fueron desarrolladas por especialistas. A partir de ello, comenzaron a vender la marca Barcelona por todo el mundo potenciando así los beneficios económicos del club. En ese sentido, consideró que es muy importante tener conocimiento de la institución y reconocer las oportunidades que existen para explotar al máximo la imagen y los recursos disponibles. Establecer contactos con los medios de comunicación y realizar una correcta utilización de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, es otro aspecto muy importante.

Entre otros ejemplos, el especialista contó que por medio de un estudio advirtieron que el 30% de los abonados que compran su lugar en el estadio para toda la temporada, no asisten a los partidos durante los tres meses de invierno. Eso implicaba también un menor ingreso por la venta de artículos, alimentos y bebidas en el estadio. A partir de ello, se contactaron con esa gente para revender esas localidades y aumentar los ingresos de la institución.

El proyecto deportivo

Murillo destacó que la excelencia en el nivel deportivo del Barcelona también se debió a la implementación de un proyecto y de una idea de juego que se inició en 1992 con Johan Cruyff como entrenador, y que continuó con Josep Guardiola. Eso se mantuvo a pesar de que no se hayan conseguido resultados positivos en un principio y, además, como explicó a través de distintas estadísticas, tuvo un efecto expansivo que mejoró los niveles de juego en los partidos y aumentó la cantidad de asistentes a los estadios en toda la liga española.

Ese proyecto implicó un fuerte apoyo en la formación de jugadores en las divisiones juveniles, que posibilitó un ahorro importantísimo en cuanto a la compra de jugadores de otros clubes, y que hoy se ve también reflejado en la selección española de fútbol, que tiene más de la mitad de su plantel conformado por jugadores del club catalán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *