Leptospirosis: se intensifican las medidas de prevención
Fuente:
Sin categoría
Redacción El Santafesino
23/01/2010
agua potable alimentos contaminados leptospirosis

Leptospirosis: se intensifican las medidas de prevención

Ante la llegada del verano y la creciente del Río, el Municipio de la ciudad de Santa Fe desde las áreas de Salud y Ambiente, ha tomado diferentes medidas para evitar la proliferación de la leptospirosis en la ciudad, ya que la información y la higiene de los hogares son las herramientas más efectivas para evitarla. Paralelamente, junto al Gobierno de la provincia, se coordinan los esfuerzos para determinar los criterios a aplicar en las zonas más vulnerables.

En ese marco, se realizó un operativo profilaxis en la zona de Alberti al 3400, en el corazón de barrio Belgrano y se prevé realizarlo también en Alto Verde y barrio Chaqueño, entre otros sectores. Este operativo tiene el objetivo de centrarse sobre una zona vulnerable ofreciendo prevención terapéutica – medicación que puede ingerir los mayores de 11 años – e informando las medidas que deben tomar los ciudadanos para evitar la proliferación de la leptospirosis.

Cabe destacar que el Municipio prevé intensificar medidas como la profilaxis preventiva, charlas de concientización, y podas y desmalezado de los sectores proclives a contaminarse con animales portadores de leptospirosis.

Cómo prevenirla

La Leptospirosis es una enfermedad de distribución mundial, tanto en zonas urbanas como rurales, y se presenta con más frecuencia en lugares de clima subtropical o tropical húmedo, con alta prevalencia en sitios donde existen grandes precipitaciones pluviales, razón por la cual en esta época deben extremarse las medidas preventivas. Estas son:

-Evitar nadar y circular en aguas que puedan estar contaminadas, así como también el contacto con barro y vegetación que probablemente esté contaminada con orina de animales, especialmente cuando la persona tiene erosiones o heridas.

– Cuando no se disponga de agua potable, se recomienda hervir el agua que va a beberse.

– Realizar control de roedores en las viviendas y en las áreas alrededor de las casas y lugares de trabajo. Tapar los orificios del hogar por donde puedan ingresar estos animales.

– Utilizar protección al limpiar o trabajar en lugares donde se guardan o juegan animales, o al manipular animales muertos.

– Guardar los alimentos en lugares secos y frescos, vigilando periódicamente que alacenas, armarios o sitios de acopio de alimentos. Deben estar libres de excremento de roedores o señales que denoten la presencia de los mismos.

– Eliminar basura y escombros que puedan servir de refugio a roedores.

– Evitar que niños y animales domésticos deambulen por sectores en los que pueda advertirse la proliferación de roedores.

La infección de Leptospirosis es común en roedores y otros animales domésticos y silvestres, siendo las ratas los vectores más destacable notables, aunque también puede ser transmitido por cerdos, el ganado bovino, perros, caballos, y caprinos.

En lo que respecta a la transmisión, es importante destacar que la misma se da por contacto cutáneo, especialmente si la piel se encuentra erosionada, o de las mucosas, ojos y nariz, con agua, tierra húmeda o vegetación contaminadas con la orina de animales infectados, como ocurre al nadar, por inmersión accidental o escoriaciones ocupacionales; contacto directo con la orina o tejido de animales infectados, e incluso por la ingestión de alimentos contaminados con orina de ratas infectadas. En esta enfermedad es rara la transmisión directa persona a persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *