Libertad de Palabra
Libertad de Palabra
Opinión
21/01/2004
democracia

Libertad de Palabra

La instauración de la democracia en un país, en el cual todos tenemos el derecho de expresar libremente una opinión, la posibilidad de la crítica libre es la característica principal de la opinión pública. Su ejercicio es la disciplina esencial de una sociedad en libertad. El derecho de pensar y decir lo que se siente, tener opiniones y expresarlas es un derecho fundamental de todos los seres humanos, un componente inajenable de la dignidad.

La libertad de prensa es una parte esencial de nuestra vida y de toda una nación. El respeto por la opinión ajena es un parámetro fundamental del grado de democracia de una sociedad. La libertad de la palabra está indisolublemente ligada a la libertad del hombre. Jamás un gobernante o quienes simplemente gobiernan momentáneamente un país, un pueblo o una sociedad pueden arrogarse el derecho de querer hacer creer que son dueños y señores de todos sus actos y que la sociedad deberá aceptar indefectiblemente todo cuanto se haga. Caso contrario estará expuesto a ser un perseguido.

No es así, la libertad de expresión, de pensar, de actuar en pos de una crítica sana, ecuánime, objetiva, etc., la trae el hombre desde su nacimiento y por lo tanto debe ser respetada y aceptada en forma tal que produzca en la sociedad una reivindicación de todos los derechos, que la vida misma nos pone en nuestro camino y cotidiano vivir.

Nadie, absolutamente nadie podrá jamás cortar el derecho de expresión que Dios nos proveyó al nacer, y que el hombre deberá ocupar para si y como manifestación del anhelo de libertad que es propio de cada pueblo. La Libertad de Expresión no es un regalo simpático, tampoco es algo secundario. La misma ocupa un lugar central en aras de un desarrollo justo y equitativo, puesto que si el ciudadano no tiene derecho a voto ni a expresar libremente su opinión, si la corrupción y las prácticas injustas permanecen en las sombras, no se puede establecer un consenso público que de cualquier manera es imprescindible para poder efectuar los cambios necesarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *