Lluvias que superan registros históricos de la década
Lluvias históricas en Santa Fe Crédito: El Santafesino
Clima
Redacción El Santafesino
16/02/2010
desagües pluviales fenómenos naturales registros pluviométricos

Lluvias que superan registros históricos de la década

Los pluviómetros instalados por el Gobierno de la ciudad en diversos distritos de la capital santafesina registraron que la lluvia caída durante diciembre de 2009, enero y la primera quincena de febrero supera en 196 mm el promedio histórico de precipitaciones de la última década, durante los mismos meses. Mientras que la media histórica -durante los 75 días mencionados de los últimos 10 años- fue de 377,64 milímetros, en el último mes del año pasado y en lo que transcurrió de 2010, las precipitaciones llegaron a 573,7 milímetros.

Solamente durante la primera quincena de febrero, cayeron 52 mm más que en el registro histórico de los últimos 10 años. Hasta hoy se registraron 180 milímetros, en tanto, el promedio histórico del mes de febrero completo durante la última década es de 128 mm. A su vez, las precipitaciones del mes de diciembre estuvieron a punto de duplicar el promedio histórico. Los pluviómetros ubicados en el Hospital de Niños, Alto Verde, Jardín Botánico y la Base Arizu, registraron un promedio de 276,7 milímetros, mientras que el registro histórico de ese mes es de 141,2. Es decir que durante el último mes de 2009 cayó sobre la ciudad casi el doble de agua que en diciembre de los últimos 10 años.

Por su parte, durante el primer mes de 2010 el agua caída superó a penas el promedio histórico: los registros del Gobierno de la ciudad indican que durante los 7 días en los que hubo precipitaciones, el promedio de lluvia fue de 117 milímetros, mientras que la media registrada en enero durante la última década es de 108,44 milímetros.

Sector por sector

Según explicó Eduardo Madariaga, director de Gestión de Riesgo del Gobierno de la ciudad, la posibilidad de equiparse tecnológicamente ayuda a anticiparse a los fenómenos naturales que estamos presenciando. “Desde el inicio de la actual gestión se trabajó intensamente en instalar una red de pluviómetros propia para poder tener un conocimiento cabal y en tiempo real de cómo se comporta la lluvia dentro de la ciudad. Como se ve en los últimos años, la lluvia cae en forma dispersa con distintas intensidades y distintos volúmenes”.

En esa línea el funcionario agregó: “La tecnología que adquirimos nos permite monitorear desde el Centro de Operaciones qué cuenca está recibiendo más aporte del agua, cómo se comporta el sistema, e inclusive, a través de la Línea de Atención Ciudadana que tiene el Municipio (0800-777-5000), podemos direccionar los reclamos que recibimos y verificar dónde se establecen las mayores demandas o interferencias en los desagües”. En ese sentido, anticipó que los registros recopilados por los pluviómetros se podrán consultar próximamente en la web del Municipio: www.santafeciudad.gov.ar. La información estará disponible para cualquier persona que desee consultar los datos.

El pluviómetro ubicado en el Hospital de Niños fue el que más cantidad de agua registró en los tres últimos meses (579,5). Es significativa la diferencia ,por ejemplo, con lo que registró el equipo ubicado en la Base Arizu (448,55). Asimismo, los especialistas en climatología coinciden que durante el verano y parte del otoño el fenómeno conocido como El Niño no dará respiro, ya que producirá más lluvias de lo normal en la alta cuenca del Plata. Además, desde mediados de la primavera se están registrando las crecidas del río Uruguay y, sobre todo, del Paraná.

Tecnología para prevenir

El funcionamiento de los pluviómetros permite la incorporación de nueva tecnología para contar con mayores precisiones sobre lo que sucede en cada uno de los distritos. Según se precisó, funcionan con luz solar y son inalámbricos.

Además de los equipos instalados en el Hospital de Niños, Alto Verde, Jardín Botánico y Base Arizu, el Municipio cuenta con pluviómetros en Santa Rosa de Calchines, Monte Vera y Ángel Gallardo, toda esa información que llega en tiempo real es enviada permanentemente a una central instalada en la Base Arizu. “Si a esos puntos le sumamos la capacidad que tenemos de recibir las imágenes en tiempo real que nos provee el Inta Paraná, podemos precisar si además de lluvia habrá fuertes vientos o piedras y cómo será la evolución de esa tormenta. Primordialmente, nos permite anticiparnos al temporal y tomar decisiones con antelación”, indicó Madariaga.

A pesar de los esfuerzos por parte del Gobierno de la ciudad en incorporar tecnología y equipamiento para atemperar los fenómenos hídricos, es sabido que se necesitan obras fundamentales para solucionar los problemas de anegamiento de la ciudad. “El sistema de drenaje que tiene la capital santafesina está colapsado, y esto será así hasta que no se concrete el Plan Director de Desagües Pluviales, proyecto presentado por el Gobierno de la ciudad a la Nación. Se están haciendo todos los esfuerzos necesarios para conseguir el financiamiento que nos permita concretar esa megaobra, que solucionaría en un 60 por ciento los problemas de anegamiento que hoy tiene la ciudad”, comentó Madariaga.

Mientras tanto, la tecnología adquirida por el Municipio permite acortar los tiempos para actuar frente a los temporales. El funcionario recordó que “al principio de la gestión solamente contábamos con las imágenes del Servicio Meteorológico Nacional; hoy en día, en una ciudad con las características naturales que tiene Santa Fe, es muy importante poder contra con recursos que permitan prevenir ciertas situaciones. Es ese sentido, estamos avanzando en la detección y seguimiento de los fenómenos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *