Los chicos ayudaron a generar conciencia
Los chicos ayudaron a generar conciencia Crédito: Gobierno de la ciudad de Santa Fe
Sin categoría
Redacción El Santafesino
04/06/2013
Adventista Liceo Municipal tabaquismo

Los chicos ayudaron a generar conciencia

Estudiantes de las escuelas Nº 261 José Hernández, de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, del Liceo Militar General Belgrano y del Liceo Municipal Antonio Fuentes del Arco, encabezaron una actividad de concientización sobre los efectos del tabaco en la salud de fumadores activos y pasivos, como así también su impacto ambiental.

La actividad -que es el corolario de un trabajo de reflexión que se inició en las aulas-, fue organizada por el Gobierno de la Ciudad, a través de la Secretaría de Educación y el Instituto Adventista de Santa Fe, y contó con la colaboración de la Secretaría de Salud de la Municipalidad.

Los niños y jóvenes estuvieron frente al Teatro Municipal, entregando folletería, ofreciendo consejos y dialogando con los transeúntes sobre el daño que causa la adicción al cigarrillo.

Según cifras difundidas por la Organización Mundial de la Salud, el tabaquismo mata cada año a casi 6 millones de personas, de las cuales más de 600 mil son no fumadores. Así, el consumo de tabaco constituye la segunda causa mundial de muerte, detrás de la hipertensión aterial. Para frenar el avance de esa epidemia, cada 31 de mayo se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco, que este año se centra en promover la prohibición de la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.

Prevención, palabra clave

Desde el Programa de Educación Comunitaria, se informó que los estudiantes recibieron información sobre los efectos del consumo de tabaco para quien lo consume, las personas de su entorno, y el medio ambiente, que resulta afectado por la cantidad de recursos que demanda la producción.

En esa línea destacaron que estudios científicos indican que el cultivo y la producción de tabaco generan una marcada huella ambiental ocasionando deforestación, erosión y contaminación del aire, el agua y el suelo. Un dato relevante al respecto, es que para el curado de 1 kilo de tabaco, se necesita un promedio de 7,8 kilogramos de madera.

En materia de salud pública, se mencionaron los elevados gastos que genera el tratamiento de enfermedades causadas por el tabaquismo. Las pérdidas se multiplican si se considera que el humo del tabaco, y sus más de 4.700 componentes químicos, matan a las personas en la cúspide de su vida productiva, privando a las familias de su sustento y a las naciones de una fuerza de trabajo sana, sin desconocer que los consumidores de tabaco son menos productivos durante su vida por ser más vulnerables a las enfermedades. Asimismo, se destacó que la población de no fumadores no está exenta de esos riesgos, si se tiene en cuenta su exposición a los componentes tóxicos que emite el humo del tabaco de las personas fumadoras.

Por todo eso, se consideran claves las acciones de prevención para advertir sobre los riesgos del consumo de tabaco; proteger a la población de no fumadores de la exposición al humo; y ofrecer ayuda a los fumadores para que abandonen ese mal hábito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *