“Manos solidarias” de San Justo sueña con el edificio propio
El ministro Álvarez entregó 250 mil pesos a la fundación “Manos solidarias” de San Justo Crédito: Prensa Gobernación
La Región
Redacción El Santafesino
28/12/2016
Centros Conin Manos Solidarias Nutrición infantil San Justo

“Manos solidarias” de San Justo sueña con el edificio propio

El ministro de Desarrollo Social, Jorge Alvarez, entregó un aporte de 250 mil pesos para colaborar con la construcción del edificio propio de la fundación “Manos solidarias” de San Justo, una entidad que forma parte de la Red Nacional de Centros Conin, dirigida por el doctor Abel Albino.

El aporte se da en el marco del programa de Fortalecimiento de iniciativas y políticas sociales comunitarias territoriales “Buenas Prácticas”.

Durante el acto, Alvarez indicó que “a lo largo del 2017 seguramente estaremos trabajando en forma conjunta” y señaló que la fundación “cumple una misión extraordinaria”.

“Sabemos que fue un año difícil, con situaciones complejas y una realidad social que se vio afectada por algunas decisiones nacionales, pero nos encuentra trabajando duro. Fuimos aumentando los aportes sociales en porcentaje, cantidad y calidad, y acordando permanentemente con intendentes, presidentes comunales y asociaciones sociales, la manera de estar presente”, concluyó el ministro.

El dinero aportado permitirá la compra de materiales de construcción para la edificación de un edificio propio para prevenir y abordar de manera integral la problemática social que da origen a la extrema pobreza, que trae como consecuencia la desnutrición.

Desde hace más de seis años, “Manos solidarias” trabaja bajo la metodología Conin (Cooperadora para la Nutrición Infantil) y tiene el respaldo económico, solidario e institucional de la Cooperativa de San Justo.

Del acto, que se realizó en la municipalidad de San Justo, también participaron el presidente de la fundación, Luis Strottman, acompañado del resto de la comisión directiva; el intendente local, Nicolás Cuesta; y el senador departamental Rodrigo Borla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *