Miles de personas pasaron por El Molino y la Redonda
Fuente: Prensa Gobernación

Miles de personas pasaron por El Molino y la Redonda

Cabe destacar que, durante el primer fin de semana de vacaciones de invierno, más de 2.500 personas visitaron la Fábrica Cultural y casi 8.000 hicieron lo propio en el recuperado edificio semicircular.

Los asistentes, familias completas, grupos de amigos, vecinos y turistas, se sumaron activamente a las propuestas de cada organismo, las cuales podrán ser visitadas y disfrutadas nuevamente, con entrada libre y gratuita, según se detalla:

-El Molino, fábrica cultural en Bv. Gálvez y Pedro Víttori está abierta de Jueves a domingo de 16 a 19.

La Fábrica en pleno funcionamiento. Todos los pisos y dispositivos suman nuevas propuestas para las vacaciones, donde el papel será uno de los grandes protagonistas. Actividades, construcciones y diversión. Pasaporte del Molino.

-La Redonda, arte y vida cotidiana en calle Salvador del Carril y Belgrano, está abierta de Jueves a domingo de 15 a 18.

-¡Vacaciones gigantes como patas de elefantes!

Un espacio tan grande como La Redonda necesita de grandes patas para caminarlo, por eso la propuesta de este año es que cada visitante, al ingresar al lugar, se ponga patas de elefantes y comience desde la puerta misma a vivir esta aventura de vacaciones. Juegos de mesa transformados en grandes juegos de piso, rayuelas rayando todo el espacio, escaleras, toboganes, grandes juegos donde cada participante podrá será su propia ficha.

Además, todas las ventanas, ventanitas y puertas de La Redonda, van a prestar sus vidrios para que en ellos se dibuje, se pinte, se escriba, se juegue, para que grandes y chicos imaginen y se expresen en estas pizarras transparentes. Palabras al derecho y al revés para que se lean desde el Parque Federal; crucigramas, sopas de letras y laberintos; monstruos, animales, playas y montañas ¡todo para dibujar en las ventanas!

-Homenaje a César López Claro en el centenario de su nacimiento

Hace un siglo atrás, en la ciudad de Azul, casi como un presagio de su vida entre colores y pinceles, nacía César López Claro. Este santafesino por adopción y elección, consiguió expresar en su obra una comprensión política y social del mundo, atravesada por su participación en distintos movimientos sociales y por su militancia política. Los andamios, sus pinceles, su paleta de colores, retrataron épocas, sueños, frustraciones, dolores y esperanzas, haciendo de su arte un instrumento para construir una sociedad más justa y humana.

Por esto y más, La Redonda, lugar que recibió la donación de una importante parte de su obra con el fin de protegerla y difundirla, rinde un merecido homenaje a uno de los mayores exponentes de nuestras artes plásticas, un artista que nos dejó un legado que sigue vigente como una forma de pensar y de pensarnos como seres humanos y como sociedad.

-Dispositivos lúdicos homenaje

Hasta fin de año, y especialmente en vacaciones de invierno, se podrá participar de una variada serie de actividades en torno a la obra del genial muralista y pintor, entre las que se destacan el Memotest, el Autorretrato, y en la sala Viví. Arte, proyecciones sobre sus murales y un dispositivo interactivo para recorrer y reconocer las principales ciudades donde se encuentran.

El clásico juego de lógica y memoria, propondrá recorrer parte de la obra de César López Claro, específicamente la que tiene que ver con los retratos y autorretratos en los cuales el pintor se destacó.

El autorretrato tendrá disparadores hacia atrás y hacia adelante, ya que los niños habrán de dibujarse cómo se imaginan dentro de cien años; y los adultos, retratarán sus infancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *