Nanotecnología
Nanotecnología

Nanotecnología

Es evidente que las distintas ideologías del siglo XX diseñaron el mundo que hoy tenemos. La ideología fue un factor elemental en la primera guerra mundial, como así también en la segunda. La ideología fue un punto esencial en los avatares de la guerra fría. Y hasta uno llegaría a pensar que las características que desencadenaron esta cruzada norteamericana en oriente tiene a la ideología como factor fundamental. Pero si uno enfoca detalladamente las transformaciones del mundo presente en los albores del siglo XXI, otro factor trascendental comienza a tener una relevancia sin precedentes por la magnitud, las implicancias y el dominio que éste propone: el tema de las nuevas tecnologías.

Y cuando hablo de las nuevas tecnologías no me refiero a tecnologías como el internet, que aún está en camino de ser desarrollada plenamente en países como el nuestro. Me refiero a tecnologías de vanguardia que en muchos lugares del mundo aún ni se ha comenzado a enseñar o investigar en las universidades. Un de ellas es la nanotecnología. La nanotecnología está relacionada con la habilidad de manipular átomos y moléculas para la construcción de materiales o máquinas. Lo interesante y singular de esta área de la ciencia es que se mueve en mesuras minúsculas, la medida es el nanómetro. En un metro entran mil millones de manómetros; es decir, una milésima parte del grosor de un pelo humano. Las posibilidades que presenta esta nueva tecnología son inimaginables. Desde la construcción de supercomputadoras del tamaño de un anillo, hasta nuevos materiales, autos inteligentes, medicinas que reconstruyen tejidos, y la posibilidad de construir alimentos en aparatos que hoy solamente se ven en películas de ciencia-ficción. Pero los resultados no se verán inmediatamente. Los expertos en estos temas proponen que quizás los resultados significativos comenzarán visualizarse a fines de siglo.

Pero ya muchos países comenzaron a ver las posibilidades, y sobre todo la rentabilidad de semejante tecnología, y comenzaron con iniciativas gubernamentales que promocionan y motivan este tipo de investigación. Así como el Reino Unido, Estados Unidos está tomando la delantera. Más aún, regiones como California han tomado un empuje y liderazgo tan claro que se han formado espacios como el North California Nanotechnology Initiative; sin quitar que también exista un National Nanotechnology Initiative en los Estados Unidos en el ámbito nacional. The Small Times, website de noticias sobre tecnología, en un artículo de Ann Arbor el 12 de marzo del 2003, formula que es tan significativa la aparición de esta tecnología que la National Science Foundation proyecta que habrá un mercado de $1 billón de dólares anuales solamente en nanotecnología para el 2005. (*)

En este contexto, más allá de cualquier realidad política o partidista, la iniciativa de la administración del presidente Kirchner de invertir más en las ciencias y las universidades, es alentadora. Porque la universidad tiene que contar con una fuerte subvención y apoyo del estado no sólo para la prosperidad de la institución sino también para el progreso conjunto de la sociedad. El mercado local tiene que entender esto también y sincronizarse con esta realidad. En este entorno se podrá visualizar claramente por un lado aquellas fuerzas del mercado que buscan un proyecto fértil a largo plazo y que cuente con un horizonte de bienestar nacional, y por otro aquellos capitales golondrina que infectaron la Argentina de los 90s buscando ganancias rápidas y poco sustentables. Estos nuevos horizontes moverán a la Argentina a su camino tradicional de fuertes instituciones de estudios e investigación que la caracterizaron tan claramente a mediados de siglo. Pero dentro del marco de una universidad libre y no comprometida con el mercado; sí interrelacionada con el mercado con una perspectiva sustentable y con el bien común como meta.

(*)http://www.smalltimes.com/document_display.cfm?document_id=5641

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *