“No quiero ser más empleado tuyo”
“No quiero ser más empleado tuyo”

“No quiero ser más empleado tuyo”

Desde niño escuchaba que todas las mañanas bien temprano, sonaba un despertador. Era el anuncio hacia mi padre: tenía que levantarse para ir a trabajar en el campo, para ganar el pan de cada día.

Ese despertador siguió sonando hasta el día de hoy, todas las mañanas. Pero con la diferencia que ahora soy yo, el que con o sin ganas, tiene que ir al campo a trabajar con mi padre; porque así lo elegí yo… era lo que yo quería para mi vida, seguir haciendo lo que mi familia había hecho desde hace muchos años y hasta el momento: trabajar la tierra y producir leche, carne y granos.

Desde muy joven mis abuelos y mis padres me enseñaron la cultura del trabajo, del esfuerzo, del sudor, para obtener los logros y así saber valorar desde las pequeñas hasta las más grandes cosas.

Pero hoy, como productor agropecuario que soy, sinceramente ya no me dan ganas de seguir escuchando ese despertador, porque me hiciste perder esas esperanzas que yo tenía hacia la empresa familiar agropecuaria.

Fuiste vos, GOBIERNO, que querés que sea empleado mal pago tuyo, de por vida, poniéndonos retenciones de hasta un 35% en la mayoría de los cereales, no dejándome vender convenientemente mi producción de leche diaria, ya que me ponés un tope de U$D 2.700 para la exportación de la leche en polvo… y con la hacienda me imponés la opción de dejarla morir o regalarla en la feria. A veces ni siquiera me dejás llegar a mi explotación porque no me das la infraestructura mínima necesaria en caminos y desagües.

Siempre me instaste a apostar a la producción engañándome: que tenemos la mayor cuenca lechera de latinoamérica, que nuestras carnes son las mejores del mundo y que hacemos cosechas record año a año.¡Basta de mentiras!

Día a día veo como tengo que trabajar más para ganar lo mismo o menos que antes. Por todo ello, no quiero más ser empleado tuyo, no tenés derecho a sacarme la poca rentabilidad que puedo obtener, para fomentar una cultura distinta a la mía, la del “total si pido…me dan”.

No es aceptable de ningún modo lo que me estás haciendo, sabiendo que tenemos la oportunidad de exportar al mundo nuestros productos porque este los requiere cada vez en mayor medida y por tener un cambio que nos favorece. Pero yo se que eso a vos no te interesa, porque somos pocos los que nos beneficiaríamos, y de esta manera a nuestra cuenta beneficiás a muchos que son los que van a sostener tu gestión.

¿Cómo encontrar respuesta a esto?.

Creo que no debemos esperar más del gobierno. Nosotros tenemos la sartén por el mango, es la hora de que ellos se sienten a negociar seriamente con nosotros, para poder llevar adelante este país, porque es en el sector agropecuario donde se obtiene mayores recaudaciones.

La respuesta es: a través de la cooperación, no del individualismo,que nos carcome. Unámosnos de una vez por todas y paremos en serio hasta obtener el trato y las políticas que nos merecemos, lo que beneficiará a todo el país, y así podremos volver a levantarnos todas las mañanas con el sonido del despertador, para disfrutar la cultura del esfuerzo y del sudor, que nos enseñaron nuestros padres y abuelos.

Autor: Juan Manuel Vietto, Productor Agropecuario de Pilar, dirigente juvenil cooperativista pilarense y miembro fundador de las Juventudes Cooperativistas Agropecuarias del Cono Sud (de América).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *