Nueva apertura de calle en Santa Fe
Apertura de calle Huergo en Santa Fe Crédito: Gobierno de la Ciudad
Política
Redacción El Santafesino
27/07/2009
ferrocarril integración social María Selva tránsito

Nueva apertura de calle en Santa Fe

Hace un tiempo, un grupo de vecinos de los barrios Sargento Cabral y Villa María Selva se reunían arriba del terraplén de la que vía que está en la esquina de Huergo y República de Siria para hablar con funcionarios municipales acerca de la posibilidad de que en ese lugar se abra una calle. Los mismos vecinos se abrazaban en la flamante arteria y festejaban la habilitación del paso para los vehículos.

Una murga que llegó desde María Selva se abrazó en medio de la nueva calle con otra que avanzó desde Sargento Cabral. Detrás se habían encolumnado los vecinos, que participaron así de un abrazo simbólico luego de pasar largos años separados por las vías en desuso.

“Seguimos poco a poco generando la posibilidad de que la ciudad de Santa Fe sea más ordenada y que el tránsito tenga una mayor fluidez”, señaló el intendente Mario Barletta. El mandatario sostuvo que con estas acciones se generan además mejores condiciones de seguridad, al permitir que los móviles de seguridad o las ambulancias lleguen en menor tiempo.

Integración

“En cada una de estas aperturas de calles encontramos en los vecinos un agradecimiento especial, porque se va produciendo una integración social y se transforman espacios abandonados en espacios útiles”, afirmó Barletta.

El Intendente indicó que los vecinos adhieren a estos proyectos de manera activa, aportando su opinión y la experiencia de la vida en le barrio. “En la medida en que los vecinos se integren, vamos a encontrar un mayor resguardo a que ellos cuiden la tarea que se hace y se sientan parte de la transformación de la ciudad”, aseveró Barletta.

Los trabajos para poder abrir el paso en el terraplén ferroviario demandaron unos 15 días, y entre las obras que se realizaron figuran la apertura del talud con retroexcavadoras, se retiraron las vías, se colocó una nueva iluminación y la nomenclatura correspondiente, además de la colocación de mejorado y de la rectificación de las tapas de desagües.

La actividad se enmarca dentro del programa que puso en marcha el Gobierno de la ciudad para abrir calles en zonas del ejido urbano afectadas por el paso de vías en desuso del ferrocarril. Este tipo de obras permitirá optimizar las condiciones de seguridad y tránsito, permitiendo una mayor fluidez en el paso de ambulancias, patrulleros y transporte público.

Esta fue la tercera apertura que llevó adelante el Gobierno de la ciudad, que ya habilitó el paso en Milenio de Polonia y 9 de Julio, y en Quintana al 3.200, lugares en los que también existían terraplenes que impedían la comunicación entre barrios y donde las vías llevaban más de 20 años en desuso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *