Nuevo marco regulatorio para el transporte de cargas
Nuevo marco regulatorio para el transporte de cargas

Nuevo marco regulatorio para el transporte de cargas

El transporte de San Cristóbal y la región ya cuenta con una herramienta legal con la cual deberá regularizar su situación. A partir del 1º de noviembre próximo pasado, entró en vigencia el Registro Único del Transporte Automotor (R.U.T.A.), norma dispuesta por la Confederación del Transporte Argentino (CNTA) en la que deberán inscribirse personas físicas o jurídicas que lleven a cabo la actividad del transporte o servicios de esa índole por automotor como tarea exclusiva o no, para lo cual habrá dos registros: uno de empresas y otro de vehículos.

Entre los beneficios con los que contarán los transportistas empadronados en el registro, se encuentran la compra de combustible a precio diferencial; descuentos en peajes de rutas nacionales concesionadas; posibilidad de inscribirse en el régimen de presentación voluntaria, que permitirá una deducción de hasta el 80 % en las multas que se adeuden hasta el 29 de julio de 2002, y beneficios que se convengan en el futuro para el transporte automotor.

En el R.U.T.A deben registrarse obligatoriamente todos los vehículos de carga, desde los más pequeños (Fiorino, Trafic, F 100) hasta los equipos de mayor porte. También deberán hacerlo todos los vehículos remolcados que estén patentados.

El R.U.T.A está tipificado en el artículo 6º de la Ley Nº 24.653, la cual instituye el régimen al que debe someterse el transporte automotor de cargas de carácter nacional e internacional. En el marco del Convenio para Mejorar la Competitividad y la Generación de Empleo, el Gobierno Nacional se comprometió a implementar la norma en cuestión. Así, en junio de 2002 dictó el decreto Nº 1035 reglamentando la ley antes mencionada y autorizando a la Secretaría de Transporte la instrumentación del registro. Mediante la Resolución Nº 74 de julio del corriente, dicha Secretaría dictó la normativa para la inscripción, administración y funcionamiento del R.U.T.A, reglamentando además el régimen de presentación voluntaria para la cancelación de multas e infracciones.

Sanciones

Estas medidas serán obligatorias para todos los transportistas de cargas, quedando sujetos éstos a una serie de responsabilidades legales. Según el texto original de un comunicado de la CNTA, el incumplimiento de estas obligaciones traerá como consecuencia la aplicación de ciertas sanciones, algunas de las cuales se detallan a continuación: “A partir del 1º de noviembre de 2002 no podrá realizar transporte de cargas ningún vehículo que no figure inscripto en el R.U.T.A; la empresa o fletero que haya presentado documentación adulterada podrá ser suspendido y/o inhabilitado en forma permanente; de acuerdo a lo dispuesto en los art. 16º y 19º del Decreto 1035/02, el dador o tomador de carga que contrate los servicios de transporte de quien no está inscripto en el R.U.T.A será solidariamente responsable con la sanción aplicada al transportista”.

Informe: Luciano Andreychuk.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *