Obras para reducir el riesgo de inundaciones en Rosario
Obras para reducir el riesgo de inundaciones en Rosario Crédito: Prensa Gobernación
Política
Redacción El Santafesino
12/10/2010
arroyo Ludueña riesgo hídrico Río Paraná

Obras para reducir el riesgo de inundaciones en Rosario

A la vez, el gobierno pondrá en marcha la elaboración del proyecto correspondiente a la segunda etapa del trabajo –que representa una inversión 300 millones pesos–, a partir del cual emprenderá la búsqueda del financiamiento necesario.

El anuncio se realizó en el marco de la presentación de las obras ejecutadas y en ejecución en la cuenca del Ludueña, que tuvo lugar en la vecinal de Empalme Graneros, en la ciudad de Rosario.

El acto estuvo presidido por el gobernador Hermes Binner y el intendente Miguel Lifschitz. También estuvieron presentes los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti; y de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio; el secretario de Aguas, Hugo Orsolini; y el presidente de la Asociación Vecinal de la zona, Osvaldo Ortolani.

De la presentación también participaron el senador provincial Juan Carlos Zabalza -quien recibió un reconocimiento especial por parte de los vecinos por su compromiso con la problemática del barrio vinculada al riesgo hídrico del arroyo–, los legisladores provinciales Joaquín Blanco y Alicia Gutiérrez; integrantes del Comité de Cuenca Popular y representantes de la asociación NU.MA.IN (Nunca más inundaciones), junto a unos doscientos vecinos de la zona noroeste de la ciudad.

Solidaridad y lucha de un barrio

En su discurso el gobernador puso de relieve el espíritu solidario de los vecinos del barrio Empalme Graneros al señalar que “siempre han generado ideas de superación que hacen avanzar los proyectos y sus propias luchas”. Siempre en referencia a las acciones impulsadas desde las organizaciones barriales para prevenir las inundaciones, Binner subrayó que “son un ejemplo en la ciudad y en el país por seguir bregando y defendiendo aquello en lo que creen”.

“No puede venir mañana un gobierno que desoiga a los vecinos de Empalme Graneros –continuó el mandatario provincial–; ese gobierno tendrá que escucharlos porque son un ejemplo de persistencia y perseverancia. Esto es lo que hace grande al barrio”.

En tanto, con relación al proyecto del Aliviador III, el ministro Ciancio manifestó que se trata de “una obra fundamental que se suma a las realizadas en la cuenca para mitigar el riesgo hídrico de este arroyo, que tantos inconvenientes causó en Rosario y en otras localidades”. Asimismo, reafirmó “el compromiso de esta gestión para reacondicionar toda la cuenca”.

A su turno, el intendente Lifschitz destacó “el trabajo conjunto entre municipio, provincia y la solidaridad de los vecinos”.

El secretario de Aguas, Hugo Orsolini brindó detalles cronológicos y técnicos de las obras que se llevaron y se llevan adelante en la cuenca del arroyo Ludueña, respondiendo a las inquietudes de los vecinos convocados en el lugar.

En ese marco, Orsolini se refirió a los años de reclamos de los vecinos, a las asambleas realizadas y destacó “que el compromiso que asume el gobierno provincial marca un hecho histórico al dar respuesta a una lucha de mucho tiempo”. Asimismo, celebró “la decisión política de esta gestión de trabajar en los proyectos siguientes y en buscar las formas de financiamiento”.

Aliviador III

La primera etapa constructiva de la mencionada obra corresponde al Conducto Sorrento, el cual demandará una inversión cercana a los 60 millones de pesos; en una segunda instancia se prevé la construcción del conducto Grandoli.

Estas obras se sumarán a los diferentes frentes de obras ya ubicados a lo largo de la cuenca del Ludueña y permitirán aumentar los niveles de protección contra inundaciones de la región.

La cuenca de este curso de agua incluye a los canales Salvat e Ibarlucea, y a las siguientes localidades: Rosario, Roldán, Funes, Granadero Baigorria, Capitán Bermúdez, Ibarlucea, Ricardone, Pérez, Zavalla y Pujato.

“A lo largo de estos tres años de gestión hemos encontrado con los vecinos de Empalme y de Nuevo Alberdi el diálogo que nos permitió aproximarnos a esta solución”, indicó Ciancio, al mismo tiempo que destacó “la participación en los comités de cuencas y en las reuniones del Consejo Consultivo para el Crecimiento de Santa Fe”.

“El compromiso no termina acá –aclaró el ministro– ya que hay que seguir trabajando todos juntos no sólo para la concreción de las obras sino también para monitorear y establecer las normativas que regulen esta situación”.

Obras por 79 millones de pesos

Los trabajos llevados a cabo por el gobierno en diferentes tramos de la cuenca del arroyo Ludueña ya demandaron una inversión cercana a los 60 millones de pesos.

La obra de control de crecidas del sistema hídrico del arroyo incluyó la ejecución de la embocadura, obras de arte y canalizaciones parciales sobre el mismo arroyo y en los canales Ibarlucea y Salvat.

Seguidamente, se pusieron en marcha los trabajos complementarios de canalización en el Ibarlucea, y de dragado y reacondicionamiento de la desembocadura.

El reacondicionamiento de la presa de retenciones y la puesta en marcha del sistema de alerta dentro de la cuenca también formaron parte de los frentes de obras.

Si se suman los trabajos licitados en el corriente año, que tienen por objeto mejorar el escurrimiento de las aguas, recuperar los niveles de protección y evitar anegamientos a lo largo y ancho de todo el sistema, el monto total de inversiones se ubica en 78,7 millones de pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *