Observaron la obra del acueducto de la toma Hernández
Fuente: Prensa Gobernación

Observaron la obra del acueducto de la toma Hernández

El gobernador Hermes Binner recorrió la obra de renovación total del acueducto de la toma Hernández de la ciudad capital. La misma forma parte –junto con la toma sobre el río Colastiné– del sistema de abastecimiento de agua cruda a la Planta Potabilizadora de la ciudad de Santa Fe, a cargo de la empresa estatal Aguas Santafesinas SA (Assa).

La inversión global asciende a cerca de cinco millones de pesos y en su ejecución interviene la firma constructora local Winkelmann SRL.

El mandatario santafesino, junto con el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio; y la vicepresidenta de Assa, Marisa Motura, observaron, en la intersección de Alem y Vélez Sarsfield, los trabajos finales de la construcción de un túnel metálico de casi 60 metros de longitud y dos metros de diámetro, ubicado por debajo de la avenida.

Binner remarcó que “es una obra realmente necesaria” e indicó que “a partir de dos episodios que hubo, que si bien se pudieron reparar, evidentemente generaron un colapso de todo el sistema de agua potable. Un sistema que utilizaba caños de PVC, recubiertos con fibra de vidrio que cumplieron más de 30 años, su vida útil, y había que reemplazarlos”.

“Con este sistema –aseguró el gobernador– se puede decir que nos vamos a olvidar de aquel problema. Estas son obras que hay que hacerlas porque son vitales”.

Por su parte, el ministro Ciancio señaló que el trabajo “es dificultoso porque hay que atravesar la avenida (Alem) sin interrumpir el tránsito; esto ya se ha hecho, se ha introducido un caño camisa de mayor diámetro y ahora faltan los acoples que son tareas que nos van a demandar gran parte del mes de noviembre, y finalmente la conexión a la planta y al tramo ya colocado en la propia embocadura”.

“Con esto vamos a ir superando los problemas que teníamos, con un caño de hierro dúctil con un diámetro y espesor de pared importante, con lo cual la ciudad puede estar tranquila en el sentido de que no habrá roturas como hubo el año pasado y en este 2011”, indicó Ciancio.

Construcción del túnel

La modalidad constructiva se realizó con un sistema de ensamblado denominado Liner, estructuras flexibles que permiten el armado completo desde el interior de la excavación subterránea. De esta manera, se evitó interrumpir el intenso tránsito de avenida Alem -una de las arterias troncales de la ciudad- además de asegurar la gran resistencia estructural del túnel.

Dentro del túnel se instalarán caños de hierro dúctil –el acueducto tiene 420 metros en total- destinados a transportar el agua del riacho Santa Fe hasta la planta potabilizadora. Se estima que en el transcurso del entrante mes de noviembre se realizarán los empalmes de cañerías necesarios para poner en servicio la obra.

De este modo, se tornará mucho más confiable el sistema de provisión de agua potable a toda la ciudad de Santa Fe.

Reemplazo total

A mediados del año pasado, el acueducto de la toma Hernández –ubicada sobre el riacho Santa Fe– comenzó a manifestar problemas estructurales que se fueron agravando en episodios posteriores, lo que decidió su reemplazo en forma total.

El conducto original del acueducto de la toma Hernández fue construido en la década del 80, utilizándose para el mismo cañerías de PRFV (plástico reforzado con fibra de vidrio) que ya no están en condiciones de prestar servicio en forma eficiente.

Es por eso que la actual gestión de gobierno decidió reemplazarlo por cañerías de hierro dúctil que, además de ser las más adecuadas para esta función de acueducto de impulsión de agua cruda, también son de un metro de diámetro, mayor que las existentes. Cada tramo -sesenta en total- de siete metros de largo tiene un peso de más de dos toneladas.

El hierro dúctil es un material ampliamente utilizado para sistemas de agua potable con alta presión, dado que reúne varias ventajas: las cañerías tienen gran resistencia estructural; son más livianas que las de hierro fundido; resisten la corrosión y poseen mayor capacidad de absorción de vibraciones, tracciones y choques.

La inversión global asciende a cerca de cinco millones de pesos y su ejecución está cargo de la firma constructora local Winkelmann SRL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *