Ocio y estudio entablan una relación fructífera
Núcleo de Acceso al Conocimiento de Santa Rosa de Calchines Crédito: Exequiel Kay
Economía
Redacción El Santafesino
03/06/2014
Centro Cultural NAC plataforma digital

Ocio y estudio entablan una relación fructífera

Todos concentrados en sus compus. Clima de alegría y curiosidad. Afuera, las redes invisibles del Wifi tejen más vínculos con el mundo del conocimiento, pero afianzan a la vez las relaciones entre ellos, los que comparten el barrio, la plaza, la cuadra.

Es el Núcleo de Acceso al Conocimiento (NAC) de Santa Rosa de Calchines. Bajo la coordinación de Paola Pagnucco, este espacio se consolida en su servicio tanto a las escuelas como a particulares, de manera gratuita y con todas las pautas de uso que indica el Programa Argentina Conectada.

“Nuestro NAC tiene una sala de entretenimiento digital, una sala de informática y una sala de microcine. Los usos son múltiples: desde los niños que vienen a hacer su tarea, pasando por las consultas a las redes sociales, hasta las reuniones que la comunidad necesite hacer. Está abierto para todos”, explicó Pagnucco.

A la vez, cuenta con un punto de acceso digital, una zona de Wifi libre, que permite que en los momentos en que el NAC está cerrado, en el patio se pueda utilizar internet. Además de los niños que concurren por su cuenta, las escuelas dictan sus clases de informática en este espacio apto para ello.

Desde los jardines de infantes, hasta los alumnos del terciario, utilizan este espacio que reúne una serie de pautas de convivencia y cuidado de los elementos disponibles. En cada sala hay un sistema de monitoreo que es controlado por el Ministerio de Planificación, además de un control que realiza el coordinador, al margen del sistema de vigilancia de 10 cámaras de la localidad que también se encuentra allí.

“Esto permite el correcto uso de las herramientas informáticas, y además debemos cumplir con pautas de conducta. Si bien es un espacio libre, debemos tratar de mantener un orden. A modo de ejemplo, los niños no pueden beber ni comer dentro de la sala. También se previenen peleas entre ellos o utilización de vocabulario grosero”, advirtió Pagnucco. Cada computadora a la vez tiene un sistema a través del cual se bloquean determinados tipos de páginas de internet, a fin de evitar que los niños accedan a contenidos violentos, pornográficos, etc.

El NAC de Santa Rosa de Calchines, cuenta con 8 computadoras, más una del coordinador, y 4 netbooks para utilizarlas fuera del establecimiento. Se dictan cursos y carreras dentro de la propuesta académica vitual de la UNL, de la Universidad de La Matanza, y propuestas propias de la Comuna de Santa Rosa.

“La adhesión de la comunidad ha sido sumamente positva. El año pasado, desde agosto a diciembre, pasaron todas las escuelas con cada uno de sus grados, y aprovecharon las instalaciones a pleno. Los chicos han adoptado este lugar como punto de encuentro, para relacionarse, estudiar o jugar. Hay actividades además que incluyen a la familia, y la respuesta ha sido muy positiva”, destacó la coordinadora.

La dinámica del NAC no se agota en este paseo que se ubica frente a la sede comunal. Sino que también sale a los barrios con actividades recreativas vinculadas al baile y al cine. Otrora Centro Cultural y Centro de Apoyo Tecnológico del pueblo, es un espacio que ya identifica la comunidad como núcleo de aprendizaje, punto de encuentro, espacio para compartir y disfrutar también de un ocio productivo.

Multifunción

El NAC de Santa Rosa de Calchines es aprovechado también por la comunidad y sus instituciones, para realizar reuniones vinculadas a su quehacer educativo y cultural, además de capacitaciones y controles en salud.

Artículo del autor publicado en Diario El Litoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *