Pasión y sentir de coleccionista
Colección de botellas de la joven Ivana Gioria de Laguna Paiva, Santa Fe Crédito: El Cronista Regional
Sin categoría
Redacción
21/01/2004
botellas colección coleccionista licores Paiva perfumes vidrio

Pasión y sentir de coleccionista

No sabe explicar como nació esa pasión de coleccionar. Surgió hace más o menos seis años, convirtiéndose en placer que se acrecienta y requiere cada vez mayor espacio. “Quisiera tener un salón exclusivo para mis botellas, ya que en la actualidad cuento con 780 unidades”, le comentó Ivana a El Cronista Regional, mostrando algunas con formas de auto, perro, figuras extrañas de diversos colores y tamaños. Continuó explicando que al principio “solo fueron botellas de vino, luego de perfumes, licores y otras… se fueron sumando”.

Se siente orgullosa de poseer una de las primeras botellas de leche Milkaut. Cada una tiene su historia, su anécdota y las recuerda a todas. Algunas las ha comprado, otras le fueron acercadas por amigos, vecinos, parientes y conocidos de distintos lugares. Otras son fruto de su paciente y amoroso esfuerzo por buscarlas, desenterrarlas, a veces de las arenas del fondo del campo de su abuelo, en el Chaco Chico. Muestra de ello es una botella de textura gastada por la arena. También conserva un botellón que data de más de medio siglo, donde su abuelo compraba el vino suelto en tiempos lejanos.

Está siempre atenta a las novedades, si de botellas se trata. A veces la inquieta cola de su perro y el poco espacio provocan accidentes. Otras veces se rompen al lavarlas, lo que produce un gran sufrimiento en Ivana.

Es mágica la relación que tiene con sus botellas de vidrio, han pasado a ocupar una parte de su vida que solo pueden comprender personas que, como ella se sumergen en el fascinante mundo de coleccionar.

El gran orgullo de Ivana es poder exhibir su colección y a través de esta nota invita a todos quienes quieran apreciarla. Además agradece a quienes le ayudaron a ampliarla, convirtiendo con paciencia su pequeño mundo de ilusión, como encerrando el tiempo en las frágiles botellas de su colección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *