Plan para pueblos santafesinos con problemas de agua
El ministro Antonio Ciancio Crédito: Archivo
Política
Redacción El Santafesino
05/08/2008
acueductos agua potable Osmosis Inversa

Plan para pueblos santafesinos con problemas de agua

El gobierno de la Provincia de Santa Fe estudia la puesta en marcha de un programa destinado a paliar las deficiencias estructurales en materia de agua potable, en paralelo con la elaboración de un nuevo proyecto ejecutivo para la construcción de acueductos en todo el territorio santafesino. Se trata de un plan que prevé la disposición de sistemas de ósmosis inversa, nuevas perforaciones, provisión de bombas, entre otras obras que garantizarán el acceso al agua potable a los pueblos más postergados, hasta tanto avance el tendido de una red de 10 acueductos que surcan el suelo al sur, centro y norte de la provincia.

Así lo confirmó a El Santafesino el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, quien aseguró que en principio la provincia contará con un fondo de 40 millones de pesos para tal fin. “Capturamos un fondo de unos 40 millones de pesos para un programa de plantas de osmosis inversa, perforaciones, bombas, que vayan paliando esta situación. En la provincia hay localidades aisladas a las cuales será difícil llegar con los acueductos, por lo tanto, las plantas de ósmosis seguirán siendo una alternativa” advirtió, luego de recordar el auxilio que hizo que en los primeros 5 meses de este año con 16 millones de litros de agua a las localidades de la cuña boscosa afectadas por la sequía.

“El programa contempla una búsqueda de soluciones puntuales que felizmente tenemos financiamiento” ratificó el funcionario, quien adelantó que en 60 días se pondrá en marcha un programa de auxilio a las localidades “para mejoramiento de soluciones locales”. Las obras se ejecutarán con fondos provinciales y se estima que en un principio llegue a unos 35 o 40 pueblos, lógicamente, en situación más acusiante. La decisión no sólo se respalda en la necesidad de saldar esta deuda histórica con los habitantes de este suelo, sino también terminar con la titánica tarea de tener que llevar agua en camiones cisterna a las zonas más alejadas.

Desde una óptica más global, se inscribe en la política de acueductos que la gestión del Dr. Hermes Binner modificó sustancialmente respecto de su antecesor, pasando a planificar la construcción de -nada menos- 10 acueductos, en su mayoría con tomas de agua del río Paraná desde el este. Actualmente, suspendida la licitación, se ultiman los detalles del nuevo proyecto ejecutivo, que también contempló otros aspectos que no habían sido tenidos en cuenta, con la utilización de distintos tipos de materiales para las cañerías, y la posibilidad -como cambio sustencial- de desarrollar el proyectos por etapas.

Cómo se pensó

Ciancio explicó que se investigó la problemática del agua para consumo humano y se observaron dos posibilidades: los grandes ríos o las fuentes subterráneas. “Las últimas -fundamentó- están en una situación bastante compleja. Tienen una capacidad muy comprometida, por la sobreexplotación, y por la permanente agresión que tienen de productos químicos que se agregan a la tierra (saturan de sales, mercurio, etc). Decidimos que la única fuente que teníamos era el Río Paraná. Y evaluamos si la mejor solución eran dos grandes acueductos, como estaba planteado en la licitación del Ministerio de Asuntos Hídricos, y definimos que no. La diferencia es que las redes siguen llegando a todas las localidades pero a través de muchas más tomas de agua. Acueductos más pequeños y más manejables, que se independizan pero a la vez son compatibles unos con otros”.

Con esta nueva visión de las cosas, “se frenó la licitación, se estudió el pliego para introducir variantes, como por ejemplo, posibilitar la utilización de otros materiales, que de paso genera una mayor competencia de las empresas” resaltó el ministro, quien alertó que durante la anterior gestión “no había un equipo de estudio” para la elaboración del proyecto ejecutivo, y reveló otras falencias como la no existencia de estudios de suelo. “Armamos dos equipos de trabajo, uno en Rosario y otro en Santa Fe, y firmamos un convenio con la Universidad Tecnológica de Reconquista para que estudien el acueducto del norte. Por un lado, está en marcha el acueducto centro-oeste, relanzando la licitación de las dos primeras etapa del antiguo centro norte y centro sur y en el presupuesto de 2009 tenemos prevista la construcción del acueducto norte 1 que va de Reconquista hacia el norte y el oeste” completó.

Respecto del Acueducto Centro Oeste, cuya construcción está en marcha, cabe precisar que fue diseñado para abastecer a 12 localidades (se estudiar sumar a 7 más) de los departamentos San Martín, San Jerónimo, Belgrano e Iriondo. La población que se beneficiará con esta obra alcanza los 73.709 habitantes y el caudal de agua potable que transportará el acueducto, que recorrerá 227 kilómetros, es de 221 l/seg.

La obra habrá demandado, una vez finalizada, una inversión de 120 millones de pesos. Su avances incluye el tendido del viaducto de captación de agua, cuatro estaciones de bombeo, una planta potabilizadora y depósitos de agua en el ingreso de cada una de las localidades a abastecer. El acueducto está dividido en dos partes: los conductos troncales y los ramales secundarios, con un total de 227 kilómetros de cañerías instaladas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *