Premios Máscara para las artes escénicas santafesinas
Premios Máscara para las artes escénicas santafesinas Crédito: Gobierno de la ciudad de Santa Fe

Premios Máscara para las artes escénicas santafesinas

Arlequines pícaros, provocativas cabareteras francesas, estilizados bailarines, distinguidos lords y princesas de la realeza europea, egipcios místicos, furiosos diablos y locas desquiciadas fueron algunos de los personajes que obraban de anfitriones en el hall del Teatro Municipal 1º de Mayo. Interactuando entre sí y con los demás, daban una histriónica aunque silenciosa bienvenida a los santafesinos que allí se dieron cita para ser partícipes de la décimo novena edición de los Premios Máscara, la ceremonia con la que el Gobierno de la Ciudad reconoció la trayectoria y el aporte cotidiano de 21 hacedores de las artes escénicas santafesinas. En el marco de este acto, que fue encabezado por el intendente Mario Barletta, hubo tiempo para desarrollar una serie de merecidos homenajes a María Gabriela Almirón, Eduardo Baumann, Juan Mannarino y Fernando Silvar.

Justamente, los personajes anfitriones dieron vida a los trajes de la sastrería teatral, creaciones de uno de los cuatro homenajeados de la velada: Fernando Silvar. Ellos fueron guía de los espectadores, marcando el sendero de la programación prevista: del hall a la Sala Franze del Museo del Teatro y, de allí, a la sala Mayor del Teatro para dar comienzo al acontecimiento central de la velada: la ceremonia de Premios Máscara 2011.

Profunda transformación

Al tomar la palabra, el intendente Barletta destacó: “Una vez más nos reunimos con nuestros creadores, hombres y mujeres que alimentan desde el arte la construcción poética y sensible de nuestra ciudad, para celebrar esta nueva entrega de los Premios Máscara. Un reconocimiento a la trayectoria, al compromiso con el quehacer artístico sostenido en el tiempo y, fundamentalmente, al rol trascendental que tienen los artistas como verdaderos activadores de socialización”. Continuando con su argumentación, el mandatario ofreció a la nutrida platea un balance del trabajo realizado por y para el Teatro Municipal en estos cuatro años de gestión. Barletta explicó que “repensar el Teatro Municipal 1° de Mayo en su dimensión social, como servicio público a la comunidad, como una institución democrática y participativa, de alto impacto en términos de intercambio cultural y desafío artístico, implicó la formulación de un plan de acción en función a estos objetivos, acompañado de una asignación de recursos que hicieran posible esta transformación. El Teatro deja de ser el contenedor de la circulación de espectáculos para configurarse como ámbito de emprendimientos culturales, activador y promotor de ideas y propuestas desarrolladas en forma colaborativa con los artistas y productores locales; privilegiando el trabajo en equipo y asumiendo el desafío que plantea la escena contemporánea. A partir de la definición de programas y proyectos, se viabilizaron las propuestas que dieron el giro del Teatro Municipal hacia un crecimiento cuantitativo en términos de programación y acceso de público, como de transformación cualitativa en relación con los lineamientos del Plan de Desarrollo para Santa Fe, donde la cultura y la educación se plantean como base para el desarrollo integral de la ciudad, la inclusión social y la construcción de ciudadanía”.

Logros y desafíos

Para ejemplificar sus argumentaciones, el mandatario municipal destacó la “creación del Centro Experimental de Artes Escénicas, como espacio de producción artística desde donde se promueven proyectos vinculados a la investigación escénica, formación y capacitación continua. Es así como en 2008 asumimos el desafío de producir íntegramente la ópera ‘Amahl y los visitantes nocturnos’, para lo cual recuperamos el foso de la orquesta, la carpintería del Teatro, camarines, la capilla, se puso e condiciones el piano y demás trabajos de infraestructura que el público no ve, pero que son absolutamente necesarias para su funcionamiento como organismo productor de cultura”. También ponderó el trabajo realizado por y para el elenco del Teatro de Títeres; la puesta en marcha de los proyectos Escenarios Educativos y Laboratorios Escénicos, cuyos objetivos son promover la capacitación, experimentación y la innovación; y la creación, en 2011, del Centro de Artes Circenses y Urbanas, una iniciativa que dio “respuesta a una de las expresiones de mayor convocatoria de los últimos años”.

Democratización de la cultura

Barletta recordó que entre 2008 y 2009 “se invirtieron más de 500 mil pesos para volver a la vida de la escena santafesina a la entrañable Sala Marechal, uno de los espacios de teatro experimental más importantes del país. A partir de la recuperación de esta usina cultural se programaron ciclos temáticos y se abrió la cartelera a grupos independientes”. A su vez, destacó la “la puesta en valor del Museo del Teatro, un espacio desde el que se ofrecen exposiciones que refieren a la valiosa historia y a las principales actividades que durante el año se realizan en el Teatro Municipal”.

Así, la gestión cultural del Teatro se constituye en “un verdadero aporte a la democratización del acceso a los bienes culturales, la formación de públicos móviles y críticos y la visibilidad de las expresiones emergentes”, reflexionó el Intendente, y completó: “Como industria cultural tiene la misión de crear condiciones propicias para la producción y difusión de bienes y servicios culturales diversificados, reconociendo al sector cultural como un área central de la economía de la ciudad y la generación de trabajo. El Teatro ha asumido nuevos roles en la escena de la ciudad, dando respuesta a nuevas necesidades. En el mismo sentido, propone una articulación al territorio, traspasando las fronteras de su histórico edificio y comprometiéndose con proyectos que se desarrollan en los diferentes distritos de la ciudad, en una intensa actividad de extensión”.

En esta línea, indicó que el Teatro “se constituyó en el escenario elegido para el primer fascículo del proyecto Aula Ciudad: más de 15.000 alumnos santafesinos participaron de las actividades propuestas en sus páginas. No debemos pasar por algo que a estas acciones se suma la programación descentralizada en los distritos y la articulación constante con la programación de espacios como el Molino Marconetti, el Patio Catedral, la Estación Belgrano. Por tanto, no es casual que, a partir de 2008, hayamos anualmente nuevos records de programación y de espectadores”.

Finalmente, Barletta aseguró que “estos nuevos horizontes se han alcanzado con el esfuerzo de todos; sólo así fue posible iniciar el proceso de transformación, con el desafío de saber que estos cambios deben ampliarse, profundizarse y sostenerse en el tiempo. Vale el agradecimiento a todo el personal del Teatro Municipal, a los artistas, los productores, las salas y organismos independientes, a los periodistas santafesinos, al público, al jurado de Premios Máscara. Entre todos, hemos logrado reinstalar en la conciencia colectiva aquel paradigma de Santa Fe como la Atenas argentina; sólo que ahora, con mejores condiciones entonces. Esta Atenas ya no es más la ciudad de unos pocos, sino una construcción colectiva, integradora y democrática que es ejemplo en todo el país. Los convoco a redoblar esfuerzos para seguir en este camino y, entre todos, a través del poder sensibilizador del arte, hacer de Santa Fe un lugar en el mundo en el que tengamos la posibilidad de ser un poco más felices”.

Distinguidos

El jurado de los Premios Máscara 2011 estuvo integrado por Roberto Schneider, Julio Beltzer y Carlos Falco, quienes fueron designados por Decreto municipal y cuyo funcionamiento es ad honorem. En esta edición, resolvieron que los protagonistas fueran los 21 hacedores de las artes escénicas santafesinas: Mercedes Abraham, Ulises Bechis, Enzo Bergesio, Mariano Cabral Migno, Rubén Félix Carughi, Pedro Casís, Mariela Lina Caballero, Paula Raquel Copello, Liliana Rosalía de Bernardi, José Farelli, Claudia Fusari, Alicia Galli, Nanci González Triunfini, Guillermo Natalio London, Enrique Maillier, Abel Monasterolo, Fabián Marcelo Pínnola, Juan Rodríguez, Demian Sánchez, Fabiana Sinchi y Julieta Guillermina Vigo. Ya en escena, los Máscara fueron entregados por el intendente Barletta; los tres miembros del jurado; las autoridades de la Secretaría de Cultura municipal: Damián Rodríguez Kees, Patricia Pieragostini; y el director del Teatro Municipal, Miguel Novello.

Vale destacar que, al igual que en las anteriores tres ediciones, los galardones consagratorios fueron delicadas piezas realizadas especialmente por los creadores del Taller de Cerámica de La Guardia para esta ocasión. Al respecto, Barletta destacó: “Recurrimos como gesto simbólico a estas estatuillas ya que son piezas únicas y originales que contienen un alto valor estético inspiradas en los primeros rituales, personajes y festividades de la escena de nuestros rublos originarios latinoamericanos, hechas con la tierra, el agua y las manos santafesinas”.

Homenajes en escena

La ceremonia de los Premios Máscara fue marco para un espacio de homenajes cargados de sentida emoción. Se recordaron cuatro entrañables figuras de la escena cultural santafesina que nos dejaron hace muy poco tiempo: María Gabriela Almirón, Eduardo Baumann, Juan Mannarino y Fernando Silvar. En este sentido, el reconocimiento tuvo tres instancias: la primera se concretó en el Museo del Teatro Municipal, donde se inauguró “Fernando Silvar, artífice de maravillas”, una exposición que presenta la trastienda de sus trabajos del destacado vestuarista: fotografías, cartones, trajes, máscaras; también su máquina de coser, sus perlas de fantasía y, entre tantas otras cosas, moldes, telas y tules. En segunda instancia, previa a la entrega de los Premios, Marina Vázquez, Nidia Maidana, Julio Beltzer y Eduardo Fessia ofrecieron profundas palabras acerca de Silvar, Almirón, Mannarino y Baumann, respectivamente. Finamente, como epílogo de la velada, el Coro de la Universidad Nacional del Litoral, agrupación de la que participó durante muchos años Baumann, interpretó tres piezas del repertorio del Litoral.

Por otro lado, el Gobierno de la Ciudad reconoció el compromiso de empresas privadas que bajo la figura de padrinos del Teatro colaboran para el desarrollo conjunto de acciones ligadas a la gestión cultural del coliseo municipal y, por eso, se distinguió a representantes de Pilay SA, Sindicato de Luz y Fuerza, Red Mutual, Visual, Servicios Gráficos y Costera Criolla.

Cuaderno del Teatro

Desde hace años ya es tradición que, en el marco de la ceremonia de los Premios Máscara, todos los asistentes, sin diferenciar si son los creadores reconocidos, acompañantes o espectadores, reciban en sus manos una nueva edición del Cuaderno del Teatro. Desde que la actual gestión del Gobierno de la Ciudad tomó las riendas, este Cuaderno adquirió un nuevo perfil; además de servir como memoria de la programación del coliseo municipal a lo largo de todo un año, cada edición busca ser un nuevo material de consulta y actualización para los hacedores de las artes escénicas santafesinas. La de este año es la decimoquinta entrega y sus páginas, entrelazando textos e imágenes, por un lado reflejan cabalmente el arco de variadas propuestas que pasaron por todos los espacios del Teatro Municipal (salas Mayor, Marechal y Franze, Anfiteatro del Parque Sur, hall, explanada, etc.); aunque, por otro, invitan a reflexionar y debatir en torno a miradas, posturas y conceptos que destacados actores, directores, coreógrafos, teóricos y pensadores nos ofrecen a través de entrevistas y artículos de opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *