Preocuparse y ocuparse
El museo "Dr. A. Gallardo" de Rosario incendiado Crédito: Gentileza Museo "Dr. Angel Gallardo"

Preocuparse y ocuparse

El museo “Dr. Angel Gallardo” está en un proceso de refundación a partir del incendio que sufrió el pasado 2 de Julio, hecho que provocó la pérdida del 80% de las colecciones de exposición, el taller, microscopios y la totalidad de la biblioteca. En la provincia permanece abierto tan sólo un museo específico de Ciencias Naturales, el “Florentino Ameghino”. Ambos museos son financiados por la provincia con partidas que no superan los $2000 anuales, y soportan la carga de llevar adelante las actividades científicas y didácticas con vocación a pesar de los magros presupuestos.

El Museo de Ciencias Naturales de la ciudad de Rosario funcionaba en condiciones precarias, carecía de equipos para incendios y no contaba con un plan de evacuación. Ocupaba la planta alta del ex palacio de Justicia y Tribunales, actualmente propiedad de la Universidad Nacional de Rosario, debía ser trasladado pero el mismo nunca se concretó.

El gobierno de la provincia no otorgó fondos adicionales a la Dirección del “Dr. Angel Gallardo” tras haber sido gravemente afectada por las llamas, sí lo hizo con las autoridades de la Universidad Nacional de Rosario, que recibieron un millón y medio de pesos. Situación que provocó mayor hostilidad entre las autoridades del museo y las de la universidad.

En declaraciones al diario La Capital, Margarita Ferioli, titular del museo “Dr. Angel Gallardo” expresó, “cuando vi al propio gobernador Carlos Reutemann entregando un cheque de un millón y medio de pesos al rector de la Universidad Nacional de Rosario, sentí que el museo se quemaba otra vez”.

La falta de respuestas por parte del gobierno provincial a las necesidades y demandas de las instituciones culturales y científicas santafesinas que emergieron a principios del siglo XX, muestra claramente el desinterés gubernamental por preservar el patrimonio provincial, generando un vacío progresivo en la sociedad. El conflicto actual se agudiza cuando los responsables de los organismos no encuentran interlocutores políticos capaces de encontrar soluciones y con voluntad de cambio. Motivo que produce la permanente necesidad de refundar las instituciones que trabajan por la educación, la cultura y por sobre todas las cosas, la lucha incesante por subsistir en medio de la desidia política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *