Primer año de la reapertura de la panificadora Furman
Binner reapertura de la panadería Furman Crédito: Gobierno de la provincia de Santa Fe
Política
Redacción El Santafesino
14/04/2010
asociativismo copas de leche panificadora Furman

Primer año de la reapertura de la panificadora Furman

El gobernador Hermes Binner presidió la celebración del primer aniversario de la reapertura de la panificadora solidaria “Sara María Furman”, emprendimiento que distribuye pan sin costo a comedores y copas de leche de diferentes instituciones sociales de la capital santafesina. El establecimiento fabril se encuentra ubicado en el barrio Santa Rosa de Lima de la ciudad de Santa Fe, en la intersección de las calles Lamadrid y Vera.

En la oportunidad, se firmó un convenio de colaboración entre el gobierno de la provincia y la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines, por el cual las partes asumen el compromiso de diseñar políticas de capacitación laboral que contengan a aquellos sectores más desprotegidos de la sociedad, fomentando el aprendizaje del oficio de panadero con el objetivo de mejorar las condiciones de acceso al mercado laboral.

En el último año, la panificadora aumentó un 150% su producción, que había arrancado con 500 kilos de pan diarios. En el establecimiento trabajan 6 personas, entre desocupados, internos carcelarios y otros en período de reinserción social.

“Una obra de gran solidaridad”

En el acto, Binner expresó su agradecimiento a la fundación Furman, “que permitió realizar obras fundamentales y de gran solidaridad, como este emprendimiento panaderil, que da trabajo a todos aquellos que en algún momento pueden haber tenido un conflicto con la ley penal. Indudablemente, nosotros tenemos que reincorporarlos a la sociedad, para que se sientan parte del todo y para tratar de corregir las carencias que tuvieron en su momento”, señaló.

En ese sentido, el gobernador remarcó que “la solidaridad es uno de los elementos más importantes para construir una sociedad mejor; no se trata de entregar lo que a uno le sobra, sino de tener una visión integradora”.

El mandatario santafesino también destacó la labor conjunta de los ministerios de Desarrollo Social, Justicia y Seguridad “en los aspectos fundamentales que permiten una integración plena a la sociedad de los jóvenes y de aquellos que necesitan vivir de su trabajo”.

De la ceremonia, realizada en la sede del local panaderil, participaron los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti; de Justicia y Derechos Humanos, Héctor Superti; de Desarrollo Social, Pablo Farías; de Seguridad, Álvaro Gaviola; de Trabajo y Seguridad Social, Carlos Rodríguez; miembros de la fundación “Sara María Furman”, presidida por Norberto Delfino; el presidente de la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines, Rubén Salvio; y el arzobispo de Santa Fe, monseñor José María Arancedo, entre otros.

Convenio

El convenio suscrito con la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines busca “interrelacionar a los actores entre sí, con la finalidad de diseñar políticas que permitan el crecimiento ordenado y eficiente de las estructuras productivas, proveer instrumentos de generación de empleo genuino, establecer pautas de modernización empresaria, incorporar información útil al proceso de toma de decisiones, organizar a los sectores empresarios con pautas de asociativismo moderno y alcanzar sistemas operativos de capacitación”.

Además, establece la implementación de pasantías “para aquellos que sean capacitados en el oficio, a fin de buscar su eventual salida laboral”.

Al respecto, Binner sostuvo que el acuerdo “permite tener continuidad” en la tarea llevada adelante y consideró “muy importante encontrar en la sociedad civil, en las instituciones como la fundación Furman y la de los panaderos, una alternativa de integración entre lo público y privado”.

“Sin participación, no hay solidaridad y no hay cambio”, advirtió Binner, quien al mismo tiempo remarcó que “la necesidad de transparencia”, de modo que “todas las acciones sean conocidas por la gente en su verdadera dimensión y tengamos la posibilidad de reincorporar a estos jóvenes a la sociedad, de acuerdo a los principios de solidaridad, participación y transparencia”.

Objetivos superados

El ministro Farías remarcó que el emprendimiento “superó todos los objetivos fijados, ya sea en cuanto a la cantidad de kilos de pan elaborados en un año como por el hecho de que hay chicos que pasaron por aquí y se están insertando en el mercado laboral”.

De los jóvenes que comenzaron a trabajar en Furman en abril de 2009, uno trabaja en una panadería y dos desarrollaron emprendimientos particulares.

“Además –prosiguió Farías– tenemos el compromiso de las federaciones y de los centros panaderos de Santa Fe y de Rosario para extender esta experiencia en otros lugares; y la ampliación de la producción, que comenzó con la elaboración de pan y hoy ya se hacen pizzas, facturas y productos dulces de calidad”.

En ese marco, el titular de Desarrollo Social anunció que la cartera trabaja “para habilitar un turno más por la tarde e incluir otros programas y así realizar prácticas laborales y de capacitación. Esto nos va a llevar, junto a donaciones de materias primas que vamos a recibir, a producir el doble de lo que producimos hoy”.

Por su parte, el presidente de la fundación “Sara María Furman”, Norberto Delfino, señaló: “Esta es una entidad intermedia que cumple un rol en el desarrollo de la persona, con un producto que no son sólo panes, sino hombres cambiados, que ingresaron con una historia y hoy expresan con orgullo su profesión, como panaderos de un emprendimiento modelo para el país”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *