Promueven la aprobación de una ley de protección de pastizales naturales
Ganado pastando en Alejandra Crédito: El Santafesino
Ecología
Redacción El Santafesino
09/02/2015
biodiversidad Neotrópico Pastizales Naturales

Promueven la aprobación de una ley de protección de pastizales naturales

La conservación, defensa, preservación, mejoramiento, aprovechamiento y protección de los Pastizales Naturales, que se encuentren bajo el dominio público o privado, por constituir un patrimonio natural de importancia socio – económico; así como toda política pública que genere incentivos para el cuidado de los Pastizales Naturales en todo el territorio de la provincia, es un tema de interés en la agenda legislativa del senador por San Justo, Rodrigo Borla.

Con la intención que se declaren de interés provincial, y ante el inicio del año legislativo, procura que los diputados traten este proyecto, que ya tiene media sanción en el Senado. “Los Pastizales del Cono Sur de Sudamérica constituyen uno de los pocos ecosistemas de praderas y sabanas templadas del mundo, y son reconocidos como una prioridad de conservación en el Neotrópico. Son nombrados también como “Pampas” y abarcan una superficie aproximada de 1 millón de kilómetros cuadrados (100 millones de hectáreas), compartidos por cuatro países que integran el tratado del Mercosur: Paraguay, Uruguay, Brasil y la Argentina”, argumentó el legislador.

Los pastizales del Cono Sur sudamericano comprenden en realidad 4 ecorregiones: (a) “Pampa Semiárida”, (b) “Pampa Húmeda”, (c) “Sabana Mesopotámica” (d) “Sabana Uruguayense” (que en Brasil suelen llamarse “Campos Sulinos”). Estas ecorregiones no respetan límites políticos y están estrechamente relacionadas en términos biogeográficos, económicos y sociales. La mayor proporción de los pastizales se encuentra en la Argentina(58%), con Uruguay y Brasil compartiendo proporciones similares (20% y 18% respectivamente) y el remanente 4% corresponde al Paraguay.

Contexto regional

La Pastizales del Cono Sur sostienen también una población humana de 35 millones de habitantes, lo que representa una densidad poblacional aproximada de 35 habitantes por km2 (superior a la media de cada uno de estos países).

Sin embargo, la población rural es muy inferior, puesto que grandes ciudades como Porto Alegre, Buenos Aires, Montevideo y Rosario, albergan más del 55% de la población, y otro 30% se distribuye en ciudades con más de 30,000 habitantes.

Las áreas más ricas y económicamente activas de la región se hallan en el Centro-Sur de la región, siempre vinculadas a los suelos más aptos para el desarrollo agrícola, mientras que las más pobres y marginales se hallan hacia el norte, donde la actividad preponderante es la ganadería extensiva, toda vez que la presencia de humedales o afloramientos rocosos condiciona el desarrollo agrícola.

En problemas

Como es habitual en otros ecosistemas de praderas templadas, estas dieron lugar a una intensa actividad agropecuaria, pilar fundamental de las economías de los países en cuestión, pero que también ha significado una profunda transformación y fragmentación de estos pastizales, con severo impacto sobre la biodiversidad. Estas actividades, en conjunto con las más recientes plantaciones forestales y la urbanización de amplios sectores, han transformado el 68% los pastizales de la región.

Por otra parte, se estima que un 60% de los suelos de la región sufren procesos de erosión activa. Entre 1970 y 1999, se estima que por falta de reposición la región habría perdido 23 millones de toneladas de nutrientes: 45,6% asignables al cultivo de soja, 28% al de trigo y 26% al de maíz.

Los gobiernos de la región han demostrado débiles políticas de Estado, escasa iniciativa y precarios instrumentos para ejercer la conservación de la biodiversidad en los pastizales naturales remanentes, y como consecuencia de ello, las áreas naturales protegidas no alcanzan a cubrir el 2% de su superficie. Por otra parte, existe escaso margen para un mayor desarrollo futuro, debido a que más del 95% de las tierras se encuentran en manos privadas y dedicadas a la producción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *