Publicidad oficial: en qué invirtió el Gobierno en 2006 y 2007
Los niños de la Biblioteca Popular J. B. Alberdi de la localidad de Humboldt, Santa Fe Crédito: Gentileza Biblioteca Popular J. B. Alberdi
Cultura
Asociación por los Derechos Civiles (ADC)
07/08/2007
ADC avisos publicitarios campañas políticas publicidad oficial

Publicidad oficial: en qué invirtió el Gobierno en 2006 y 2007

El Poder Ejecutivo Nacional invirtió 209.638.868 pesos en publicidad oficial en 2006, lo que representa un aumento del 64,4% respecto de 2005. En el primer semestre de 2007, el gasto alcanzó los 164.710.597,40 pesos. Esto implica que sólo en los primeros seis meses de este año ya se invirtió casi el 80 por ciento del total de 2006.

Los datos surgen de un informe que presentó la Asociación por los Derechos Civiles (ADC) sobre la inversión publicitaria del PEN durante 2006 y el primer semestre de 2007. El documento –que se basa en información proporcionada por la Secretaría de Medios como consecuencia de pedidos de información pública- forma parte del monitoreo que viene realizando la ADC sobre el tema.

Los presupuestos aprobados también aumentaron. La Secretaría de Medios indicó a la ADC que el presupuesto aprobado para 2006 fue de 141.013.850 pesos. Para 2007, el presupuesto aprobado fue de 202.792.000 pesos, un 43,8 por ciento más que lo originalmente pautado para 2006.

Las campañas publicitarias

El reporte discrimina la inversión publicitaria según las campañas y avisos publicitarios contratados en 2006 e incluye una lista de las campañas y sus costos.

En 2006, la campaña más costosa fue la de “Servicio Doméstico” de la AFIP, con un total de 24.922.403 pesos. Le siguen “Hablemos” (15.263.872 pesos), de la Secretaría de Prevención del Narcotráfico y “Tabaquismo” (12.736.538 pesos), del Ministerio de Salud. En los primeros seis meses de 2007, los primeros tres lugares fueron para “Accidentes de Tránsito”, del Ministerio del Interior, con 15.726.553,94 pesos, “Alcoholemia” de la Secretaría de Prevención del Narcotráfico, con 15.046.327,29 pesos y “Antitabaco”, del Ministerio de Salud, con 12.329.105,86 pesos.

Llama la atención el costo de los avisos de visitas presidenciales, que figuran en sexto lugar dentro de la lista de mayores campañas/avisos realizados durante 2006 y en el quinto lugar en el primer semestre de 2007. Considerados en conjunto, estos avisos duplicaron en ambos períodos a campañas de políticas públicas como las de “Trabajo Registrado” o “Volver a la Escuela”.

La ADC considera que la publicidad oficial, si es correctamente utilizada, puede cumplir una función muy positiva. En cambio, no debe promover –explícita o implícitamente- los intereses de ningún partido político ni del gobierno. En un año electoral como el actual, será importante cotejar que la publicidad de los actos de gobierno no sea utilizada indirectamente como modo tendiente a captar el sufragio a favor de determinados candidatos.

Los organismos que más gastaron

El informe también evalúa los gastos de 2006 según el organismo que los ordenó. En 2006, la lista la encabezó Presidencia de la Nación, y en los primeros seis meses de 2007 la AFIP.

Varios organismos vieron incrementado su gasto. Es el caso del Ministerio de Salud, que en lo que va de 2007 gastó 24.694.265,99 pesos, superando su inversión de 2006, que fue de 24.163.003,17 pesos. Lo mismo sucedió –entre otros- con el Ministerio de Economía, que en 2006 gastó 13.648.747,87 pesos y en el primer semestre de 2007 lleva invertidos 16.228.520,87 pesos; el de Planificación, que gastó 4.480.471,04 en el primer semestre y 3.031.124,39 durante el año pasado, o el de Educación, que en los primeros seis meses del año invirtió 14.419.186,64 pesos, contra 14.909.503,81 pesos de todo 2006.

Finalmente, la ADC advierte sobre la ausencia de criterios y mecanismos claros y transparentes de adjudicación, una situación que favorece la discrecionalidad. Es necesario, entonces, que se dicte una adecuada legislación que regule la planificación, producción, contratación, distribución y control de la pauta del Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *