Pymes en pandemia: qué será de la vida de este sector clave de la economía argentina
La charla de Di Pace se difundió además por facebook live de El Santafesino. Crédito: Gentileza Jeremías Baroni

Pymes en pandemia: qué será de la vida de este sector clave de la economía argentina

El reconocido economista Damián Di Pace realizó una charla virtual a instancias del Centro Comercial de Sauce Viejo, con apoyo de FECECO y CAME. El impacto del Covid, los indicadores económicos, el comercio electrónico, los nuevos empleos, algunos de los ejes de un jugoso encuentro a distancia.

Con especial preferencia por los datos, en tono siempre coloquial, optimista de las ideas y propuestas, aunque la realidad incline la balanza hacia el pesimismo, el Lic. Damián Di Pace brindó una interesante charla virtual organizada por el Centro Comercial, Industrial y Agropecuario de Sauce Viejo.

Con el acompañamiento de la Federación de Centros Comerciales de Santa Fe (FECECO) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), el destacado economista y consultor habló sobre “Economía Pyme en contexto de coronavirus”. La actividad, que se realizó mediante la plataforma Zoom, contó con el apoyo del Parque Industrial de Sauce Viejo, desde donde ser estableció el encuentro virtual.

Tras repasar con cuadros y placas las fases recesivas del país, Di Pace partió de un primer número demoledor hacia abril de 2020: la caída del 25,4 por ciento del PBI. Desde la esperanzadora pregunta “¿Salida económica heroica con rebote?”, trazó un paralelo con 2002 no muy alentador.

En el post 2001 había superávit fiscal; superávit comercial; tipo de cambio más competitivo; un Brasil sin problemas con el Real; récord de venta de soja; inflación entre 1 y 2 por ciento, entre otros aspectos que se dan de frente con algunos ítem del presente: retraso tarifario, sistema de gasto social desbordado y BCRA sin reservas líquidas.

En este contexto, señaló que la Producción Industrial PYME cayó un 6,9 por ciento promedio septiembre de 2020, dato no por malo menos alentador: se desacelera la caída puesto que en marzo había sido del 28 por ciento, abril 53, mayo 34,9, junio 25,3, julio 13,6 y agosto 10,8 por ciento.

Y se preguntó cuales son las respuestas fiscales a la pandemia, exhibiendo datos del costo fiscal en porcentaje del PBI por país. Es decir, cuál ha sido la política de gastos e ingresos más créditos, aportes de capital y garantías. Argentina muestra un exiguo 6 por ciento comparado con el 34 por ciento de Italia y Alemania; y los más cercanos 7 por ciento de Brasil y 11 de EEUU.

Datos negativos para arribar a una primera conclusión, sombría, con el perfil de vencimientos de la deuda externa de por medio. “Argentina deberá generar las condiciones macroeconómica para afrontar los vencimientos” dijo para advertir que las medidas del gobierno nacional “corrieron para adelante” un problema que se extenderá al menos desde 2024 al 2027. Y lamentó: “Gobierne quien gobierne los planes económicos duran un año” por las pujas electorales que marcan el pulso de los dirigentes.

“¿Pero como salimos de esto Damián?”, enunció, como le gusta decir en sus exposiciones. En ese sentido, mostró dos gráficos. Uno, el círculo vicioso de la pandemia económica marcado por el déficit fiscal, la emisión, la inflación, la suba de tasas de interés, y la devaluación. Si la salida es esta, habrá más déficit fiscal; más emisión, más impuestos, más caída de la inversión, menos producción, mas asistencia social, mas consumo presente, menos ahorro.

La opción dos, la salida virtuosa: menos déficit fiscal; reformas tributarias y laborales, más inversión, más crédito externo, mas producción, más empleo, menos asistencia social, más ahorro, más consumo presente y futuro. Al referirse al sector pyme, ejemplificó: “todos decimos que la informalidad es del 40 por ciento y no puede ser que no hagamos nada. Un mipyme no puede pagar la misma carga laboral que una empresa grande” resumió.

El comercio, en picada

Más adelante, Di Pace repasó los datos de las ventas minoristas: caída en volumen del 14,9 por ciento en octubre. Desde la perspectiva interanual la última suba fue en 2015, 2,1 por ciento y antes 2010 y 2011. Desde 2008 siempre cayó salvo esos tres meses: marzo 48,7; abril 57,6; mayo 50,8; junio 34,8; julio 27,7; agosto 17,8; septiembre 10,1; octubre 14,9.

Un párrafo aparte mereció la densidad empresaria, según un Informe del Banco Mundial. Australia tiene 88 empresas cada 1000 habitantes; Corea del Sur 66; Chile 58; Uruguay 48; Brasil 25; y Argentina “saldrá de la pandemia con 14”. Entonces, con la premisa siempre de fortalecer la musculatura productiva del país, el economista advirtió una vuelta más del círculo vicioso: “Aquel que sale del mercado laboral va por un subsidio por desempleo, plan social o cualquier otro tipo de asistencia del estado”.

La pandemia, sigue

“No nos vamos de la economía en pandemia. La batalla no está ganada” lanzó Di Pace como otra de las conclusiones clave y por eso introdujo aspectos más filosóficos en su ponencia, en la que también coló algunas recomendaciones literarias.

“De la negación al cambio tenemos el cambio como única opción” sintetizó: comprar on line, pagar on line, estudiar on line, trabajar Home Office. “Estamos más formados y mejor armados” señaló para dar cuenta de la cultura digital que comprende al consumo y en particular al comercio.

El crecimiento del comercio electrónico es evidente: 141 por ciento en consumo masivo en grandes superficies. Antes de la pandemia el consumo por hogar mediante comercio electrónico era de 2,6 por ciento. Después de la pandemia, alcanzaría un 20 por ciento.

En una visión más global, en América Latina, el portal Mercado Libre alcanzó 5 millones de nuevos compradores, un crecimiento del 45 por ciento interanual. Plataforma en la cual el consumo masivo alcanza un 50 por ciento de consumo masivo.

Promediando la disertación, el autor de Economía de a Pie, entre otros libros, recordó el ranking de los motores de la reactivación en las recesiones argentinas según un informe de la Fundación Mediterránea. En los últimos 40 años: 34 por ciento Industria; 21 por ciento comercio; 10 por ciento inmobiliario; 7 por ciento agro; y 7 construcción, entre los principales.

En tanto, como motores de la demanda agregada aparecen: consumo 75 por ciento; inversión 44 y exportaciones netas -19. Exhibió estos datos para aclarar que en el actual contexto, “será complicado” que ahora se repitan estos patrones y pronosticó que el consumo privado “estará resentido”. Con su auditorio virtual compuesto por empresarios y dirigentes, Di Pace le asestó un golpe más al curtido ánimo de los protagonistas del comercio y la producción: “haciendo las cosas bien, en 2024 podríamos recuperar el nivel de producto bruto de 2017”.

¿Nuevos empleos?

Ya hacia el cierre de su ponencia, repasó el mercado de trabajo y enunció nuevas ocupaciones: ayudante para caminatas y charlas, coordinador de estudiantes de por vida, organización del hogar, administrador de salas de realidad virtual, coordinador de equipos de personas y máquinas, asistencia de salud con uso de inteligencia artificial (telemedicina), detective de datos y defensor de identidad virtual.

Puso modelos mundiales de la nueva normalidad con adaptaciones en teatros, playa, escuelas, gimnasios, vuelos. Y fue directo en este sentido. “Muchachos, la post pandemia es el presente. El comercio físico no queda afuera pero tendrá que incorporar tecnología” para adaptarse a nuevas experiencias sociales en la compra de los productos.

Para despedirse tras contestar amablemente varias preguntas del auditorio virtual, apeló nuevamente a un mensaje directo al corazón para atenuar la crudeza de los datos de la economía y enviar un mensaje alentador a quienes cada mañana levantan sus persianas. “Una de las enseñanzas en este tiempo de pandemia me la dejó el documental sobre (el basquetbolista) Michael Jordan. “A veces un ganador es simplemente un soñador que nunca se rindió”.

(*) Este artículo es parte de la edición Nº 23 de la revista del Centro Comercial de Sauce Viejo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *