¿Qué debemos saber sobre diabetes?
¿Qué debemos saber sobre diabetes?
Sin categoría
Redacción En Santafesino
15/10/2007
ASDI diabetes insulinodependencia obesidad

¿Qué debemos saber sobre diabetes?

La Diabetes Mellitus es una enfermedad crónica que se desarrolla cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el cuerpo no puede utilizar la insulina producida de un modo eficaz. Esto ocasiona un aumento de glucosa en la sangre que puede dañar gravemente muchos órganos corporales, sobre todo los vasos sanguíneos y los nervios.

Existen dos formas básicas de diabetes: la diabetes mellitus insulinodependiente (DMID o de tipo 1) y la diabetes mellitus no insulinodependiente (DMNID o de tipo 2). El tipo 1 se desarrolla con mayor frecuencia en niños y adolescentes, y representa entre el 10% y el 15% de todos los casos de diabetes. El tipo 2 se presenta principalmente en adultos y personas mayores, y representa entre el 85% y el 90% de todos los casos de diabetes.

Básicamente es una enfermedad que impide el correcto aprovechamiento de los alimentos que se ingieren, especialmente de los azúcares, debido a una carencia total o parcial de una hormona llamada insulina. Aún es desconocida la causa de la diabetes, pero lo que sí se sabe con certeza es que una persona no diabética hace perfecta utilización de los hidratos de carbono debido a la acción de una hormona que segrega el páncreas, que se conoce como insulina. Cuando el páncreas cesa de producirla se origina la diabetes.

La patología está asociada con tasas de mortalidad entre 2 y 3 veces superiores al resto de la población. En los países en vías de desarrollo, la mayoría de las personas con diabetes tienen una edad entre 45 y 64 años, en comparación con los 65 años y más de los países desarrollados. Se prevé que esta tendencia se acentúe para el año 2025.

Sintomatología

Habitualmente, los síntomas más comunes para la Diabetes tipo I son:

-Aumento del apetito.

-Sed insaciable.

-Somnolencia durante el día.

-Fatiga fácil.

-Orina abundante.

-Cicatrización lenta de heridas.

-Pérdida repentina de peso.

-Dolores de pies y manos.

-Picazón intensa en el cuerpo.

-Desorden de la visión.

En el tipo 2, las células del páncreas producen insulina, pero el organismo no puede utilizarla adecuadamente. A esta incapacidad de usar eficazmente la hormona se la denomina insulinorresistencia. En estos casos, el páncreas se ve obligado a fabricar cada vez más insulina, sin alcanzar el efecto normal, por lo que aumenta el azúcar en sangre.

Es una enfermedad hereditaria: se hereda la predisposición a presentarla y distintos factores la desencadenan, como infecciones, intervenciones quirúrgicas, embarazo, menopausia, emociones, etc. Debe destacarse como un factor que precipita la diabetes a la obesidad, por producir insulinorresistencia. Una persona que tiene familiares diabéticos (predisposición) debe evitar ser obesa. El comienzo de la enfermedad es lento, presenta los mismos síntomas que la diabetes tipo I, pero generalmente más leves.

Mitos y verdades

Hay muchos falsos mitos que circulan sobre la diabetes. Empecemos a poner blanco sobre negro:

-La diabetes se cura: Falso. La diabetes no se cura y por eso es que se dice que es una enfermedad crónica o de por vida. Pero la diabetes puede controlarse, pues es una enfermedad muy común y con un diagnóstico precoz; siguiendo las indicaciones de un especialista médico puede llevarse una vida absolutamente normal. Un plan alimentario variado y nutritivo regulado por un profesional en nutrición, un régimen de actividad física, la correcta medicación (insulina y/o comprimidos), control regular de los niveles de glucosa sangre, etc., son las recomendaciones básica para llevar una vida saludable a pesar de la diabetes

– Se puede tener un poco de diabetes: Falso. No hay ni mucha ni poca diabetes. La diabetes cuando está diagnosticada es diabetes y nada más. Lo que varía, dependiendo de cada caso, es la glucemia (el azúcar que no aprovechan las células y que da vueltas por la sangre).

-La diabetes es una enfermedad contagiosa: Falso. La diabetes no se contagia por ningún medio, ni siquiera de una mujer embarazada a su hijo. Pero sí puede ser hereditaria.

-La diabetes es una enfermedad que solamente se da en adultos, preferentemente en personas mayores o ancianos: Falso. La diabetes puede darse en personas de cualquier edad: desde bebés, pasando por niños, adolescentes, jóvenes, adultos y ancianos.

-Las personas que se inyectan insulina es porque tienen una diabetes grave: Falso. En la diabetes tipo I el tratamiento es con insulina indefectiblemente. Caso contrario, la persona no puede vivir. En la segunda, la persona no usa insulina y puede ser tratada (según su estado) con un buen plan alimentario y actividad física.

-Una mujer embarazada puede desarrollar diabetes durante el embarazo sin haberla tenido antes: Verdadero. A esto se llama diabetes gestacional. Aparece en el embarazo y suele desaparecer tras el parto.

-Las personas con diabetes tienen terminantemente prohibido comer pan, azúcar y pastas: Falso. Una persona con diabetes sin otras complicaciones no debe tener prohibiciones en su plan alimentario. Puede comer pan, pastas y dulces en determinadas raciones y condiciones. Para esto es muy importante la consulta y el tratamiento con un nutricionista.

– La diabetes que no se atiende puede traer complicaciones como ceguera, problemas de riñón, corazón, piernas y pies: Verdadero. Si la diabetes no se trata, pueden aparecer otras complicaciones con el tiempo. Pero si se controla, se lleva una vida saludable.

Diez consejos saludables para el diabético

1. Conozca los niveles de glucosa en su sangre. Compruébelos con regularidad.

2. Sepa cual debe ser su peso normal. Manténgalo a ese nivel.

3. Mantenga una dieta baja en azúcar.

4. Aplíquese su insulina o tome sus medicamentos del modo como se lo aconsejó el médico.

5. No olvide visitar a su médico periódicamente (cada dos o cuatro meses).

6. Trate de seguir los concejos de su médico sobre dieta, ejercicios, medicamentos y control.

7. Lleve con usted la tarjeta que lo identifica como diabético; le será muy útil en caso de que baje bruscamente el azúcar de su sangre.

8. Si usa insulina, tenga siempre a mano un dulce, azúcar, fruta o glucosa para el caso de una hipoglucemia.

9. No olvide sus controles. Mejorará su calidad de vida.

10. El 6% de la población es diabética, y la mitad no lo sabe. Ayude a detectarlos.

La FAD insiste en que la diabetes se controla perfectamente con un adecuado tratamiento médico, plan alimentario, educación diabetológica básica y actividad física.

Fuente: Federación Argentina de Diabetes

Más información: Federación Argentina de Diabetes (www.fad.org.ar) | E-mail: fadpresidencia@yahoo.com.ar | Asociación Santafesina de Diabetes (ASDI): Dirección: Cruz Roja Argentina 1838 (ciudad de Santa FE) | Teléfono 458-1306 y 400-0741 | E-mail: asdisantafe@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *