Rechazo por “confiscatorias” a las retenciones agropecuarias
Protesta del campo en Santa Fe Crédito: El Santafesino
Política
Redacción El Santafesino
19/03/2008
Agricultura agroindustrias PDP retenciones agropecuarias

Rechazo por “confiscatorias” a las retenciones agropecuarias

El Partido Demócrata Progresista, rechaza en todos sus términos las medidas tomadas por el Gobierno Nacional, pues sólo se tratan de verdaderas medidas confiscatorias que impiden el verdadero despegue de la economía del país.

Son sólo medidas fiscalistas con la consecuente pérdida de oportunidades que nos ofrecen actualmente los mercados internacionales para desarrollarnos.

Es conveniente recordar que las retenciones han sido instauradas provisoriamente en medio de una gran crisis en un país que hoy no existe, pues la suba de los precios internacionales de nuestro productos, han agregado mas que suficientes recursos a las arcas del estado nacional, que estaría en perfectas condiciones de bajar las retenciones sin causar ningún daño al fisco.

La motorización productiva del campo y sus agroindustrias mostraron el modelo a seguir por cualquier país eficiente potenciando el área más dinámica y sus ventajas comparativas.

Por el contrario el camino que marca el gobierno nacional cargando mochilas más pesadas al sector agropecuario, nos aleja de metas que de otra manera serían fácilmente realizables.

Estamos ante la falta total de políticas agropecuarias en un momento de creciente demanda mundial de alimentos, situación que se agravará en la medida que se profundice la falta de diálogo de las autoridades y mientras el interlocutor oficial con los representantes del sector sea el actual Secretario de Comercio Interior.

El Partido Demócrata Progresista viene denunciando no solo la falta de una política coherente, sino que se lleva a la Argentina a contramano de la historia en esta materia y por lo tanto adhiere a la medidas de protesta decididas por el sector en defensa de la producción agropecuaria.

El gobierno debe entender que no hay agricultura sin agricultores, no hay tambo sin tamberos y no hay ganadería sin ganaderos, y que debe escuchar los legítimos reclamos de quiénes contribuyen con su esfuerzo al crecimiento de riqueza genuina, a la inversión y a la creación de fuentes de trabajo; no solo constituye una intransigencia obsecada sino una hipoteca al futuro de todos los argentinos.

En tal sentido la Democracia Progresista expresa: No a la manipulación de los mercados; Sí a la necesidad de políticas agropecuarias claras y a largo plazo, y por el diseño de planes estratégicos que aseguren previsibilidad y alienten a la inversión productiva.

No a la pérdida de oportunidades que ofrecen los mercados internacionales; Sí a la defensa de la dignidad productiva, Sí a la defensa del federalismo que sufre una exacción ilegal de transferencia de recursos sin retornos de ninguna naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *