Recomendaciones para uso del gas en época invernal
Recomendaciones para uso del gas en época invernal
Sin categoría
Redacción El Santafesino
23/06/2007
asfixia gas monóxido de carbono

Recomendaciones para uso del gas en época invernal

Está establecido que gran parte de las muertes ocurridas en los hogares corresponde a muerte por asfixia, derivadas del monóxido de carbono.

El Secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privados, Fernando Gainza, explicó que de los diversos medios usados para calefaccionar las viviendas, los que funcionan con llama libre son los de mayor riesgo, por consumir el oxígeno que se respira. Por ello en las habitaciones cerradas o que no poseen la debida ventilación se produce el consumo de oxígeno del lugar, provocando asfixia.

Además, al generarse una combustión imperfecta se produce monóxido de carbono, que es un gas tóxico y venenoso que produce la muerte luego de dormir a la persona.

Así, los artefactos que usan leña o carbón son los de mayor riesgo, siguiendo en ese orden los de kerosén y gas de llama abierta, mientras que los más seguros son los de gas de garrafa o natural, con sistema de tiro balanceado y los eléctricos.

También en los espacios cerrados, durante esta época del año deben controlarse especialmente los artefactos y las máquinas, como calefones, termo tanques, estufas, etc.

Los síntomas de intoxicación por monóxido de carbono son: tendencia al sueño, dolor de cabeza, mareos, pérdida de conocimiento y luego la muerte.

Para evitar accidentes en el invierno, el Sindicato del Petróleo y Gas Privados recomienda: no dormir con braseros de leña o carbón encendidos en el cuarto, el gas de las hornallas y/o de las estufas deben ser de color azul (la aparición del color amarillo en la misma denotan mala combustión y producción de monóxido de carbono). Cuando se usen estufas de llama abiertas a gas o kerosén, mantener ventilada la vivienda. Controlar el tiro de las chimeneas de las estufas y otros artefactos de calefacción y al encenderlos cerciorarse de que no se encuentren tapados o deteriorados. No dejar solos a los niños en la vivienda, encerrados, con braseros encendidos, esto es causa permanente de graves quemaduras y muertes por incendios e intoxicación.

Si al entrar a la vivienda se percibe olor a gas. No se debe accionar ninguna llave interruptor de luz, no encender fósforos o encendedores, que pueden provocar un incendio. Se debe siempre ventilar los ambientes y luego buscar el origen de la pérdida de gas.

Ante cualquier síntoma de intoxicación con monóxido de carbono llamar a los servicios de asistencia médica de la zona. El sindicato recuerda que la prevención es un factor importante a la hora de evitar males mayores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *