Recuperación y protección de las Ruinas de Santa Fe La Vieja
Fuente: Prensa Gobernación
Política
Redacción El Santafesino
14/09/2012
Cayastá Parque Arqueológico patrimonio histórico

Recuperación y protección de las Ruinas de Santa Fe La Vieja

El gobernador Antonio Bonfatti presidió la firma del contrato con la firma Dragados y Obras Portuarias SA para iniciar los trabajos de recuperación y protección del Parque Arqueológico de Cayastá y Ruinas de Santa Fe La Vieja, que demandarán una inversión del Estado santafesino de 87.351.480 pesos.

El acto se realizó en el Parque Arqueológico, ubicado en la Ruta Provincial Nº 1 kilómetro 78, y del mismo participaron también el presidente comunal de Cayastá, Mario Lartiga; los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi; de Trabajo y Seguridad Social, Julio Genesini; de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, de Economía, Ángel Sciara; de la Producción, Carlos Fascendini; de Innovación y Cultura, María de los Ángeles González; y de Educación, Letizia Mengarelli. Además, estaban presentes los senadores Ricardo Kaufmann, y Miguel Lifschitz.

En su discurso, el gobernador expresó que “vivimos en una provincia con una riqueza hermosa en cuanto a su historia”, y recordó que “tenemos el primer asentamiento del europeo en todo lo que es América del Sur en nuestra provincia”, en referencia al Fuerte de Sancti Spíritu, aunque el de Cayastá “tal vez sea nuestro nuestro ícono arqueológico más arraigado, más profundo, y de mayor relevancia en la provincia”.

Asimismo, Bonfatti destacó “el hecho de estar hoy con estas obras de protección de este sitio arqueológico, y que a partir de las mismas poder hacer que sea considerado por la Unesco como Patrimonio Histórico de la Humanidad”.

No obstante, el mandatario santafesino destacó que esto “es también una protección para el pueblo, no solamente en la defensa, sino en todo lo que es la obra pública en la costa, las veredas, barandas, iluminación, para que la gente pueda pasear y también atraer al turismo, porque esto es muy importante para desarrollar la actividad económica”.

En este sentido, el gobernador agradeció a todos los que trabajaron para obtener el crédito de 87 millones de pesos, que “para algunos es mucha plata, pero nosotros decimos que no hay plata que pueda pagar cuando nos referimos a la defensa de un pueblo y un patrimonio histórico, y que si los perdemos no los tenemos nunca más”, concluyó.

Lartiga

A su turno, el presidente comunal expresó el sincero agradecimiento por la significativa obra con la cual, dijo, “el gobernador Bonfatti va a pasar a la historia, como lo hizo en su momento el exgobernador Carlos Sylvestre Begnis cuando asfaltó la Ruta 1”, y recordó que “desde aquella época venimos peleando por esto, porque vemos cómo el río se lleva todo”.

“Este es un proceso que se debió realizar hace por lo menos 40 años -prosiguió Lartiga-, lo que hubiera evitado que se destine la fortuna de 87 millones de pesos, dinero que se podría haber invertido en otras obras”, reconoció el funcionario, quien hizo un repaso de los problemas causados por la erosión del río, no solo al Parque Arqueológico sino también a toda la localidad.

También estuvieron presentes durante el acto el fiscal de Estado, Pablo Saccone; los senadores provinciales por los departamentos Garay, Ricardo Kauffman, y Rosario, Miguel Lifschitz; los secretarios de Finanzas, Gonzalo Saglione; de Producciones, Industrias y Servicios Culturales, Pedro Cantini; de Educación, Rosa Retana; de Servicios Públicos, Alejandro Boggiano; y de Medio Ambiente, César Mackler, entre otros.

Objetivo de la obra

El objetivo de la obra, que se enmarca en el programa de Prevención de Inundaciones y Drenaje Urbano, es dar solución a los procesos erosivos que afectan la costa del parque arqueológico y de toda la localidad, motivados por la evolución de la morfología fluvial del río San Javier que por naturaleza tiende a producir meandros que conllevan a un avance constante y paulatino del problema.

La obra en su conjunto permitirá defender el patrimonio cultural del Parque Arqueológico y la costa de Cayastá, al tiempo que brindará un mejor contacto con el borde costero, recuperando una zona de esparcimiento en el centro de la localidad y posibilitando también la regulación del curso y la inclusión de playas, lo que brinda una proyección totalmente distinta a la localidad.

La ejecución del proyecto de la obra se llevó a cabo de manera conjunta entre la Secretaría de Aguas del Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente; y la Secretaría de Finanzas del Ministerio de Economía. El proyecto, en tanto, cuenta con el financiamiento del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (72%) y del gobierno provincial (28%).

Patrimonio Cultural

“El espacio que será intervenido corresponde al asentamiento en el que estuvo la ciudad de Santa Fe desde su fundación en 1573 hasta la década del 60, cuando fue trasladada 78 kilómetros hacia el sur, debido, entre otras causas, al avance del río San Javier que ha erosionado el sector próximo a la Plaza, donde se encontraban la Iglesia Matriz, la Iglesia de la Compañía de Jesús, la Iglesia de San Roque y la casa del propio Juan de Garay”, precisaron desde el Ministerio de Innovación y Cultura.

“La trascendental obra que se encarará permitirá la conservación y preservación de la integridad del sitio arqueológico, uno de los pocos de su tipo en Latinoamérica, orgullo de los santafesinos y que ya fuera declarado Monumento Histórico Nacional y Provincial”, agregaron desde Cultura.

En cuanto a las acciones de protección hídrica, desde la cartera explicaron que permitirán evitar la pérdida de testimonios arqueológicos de altísimo valor.

“Esta obra, además, es uno de los requisitos que debe cumplimentarse de acuerdo al requerimiento del Comité Argentino de Patrimonio Mundial en orden a lograr la Declaratoria de Patrimonio de la Humanidad del Parque Arqueológico Ruinas de Santa Fe La Vieja”, añadieron.

Los trabajos

El proyecto denominado «Construcción de defensas del Parque Arqueológico Santa Fe La Vieja, Protecciones Costeras en Cayastá y Obras de Regulación», se desarrollará en la zona urbana de Cayastá y en el mencionado parque, incluyendo al tramo del río San Javier que fluye frente a ambos sitios y otros cursos cercanos como el arroyo Los Zorros, que forman parte de la red hidrográfica de la zona.

Los trabajos consisten en regular el caudal de ingreso al brazo Cayastá del río San Javier con el objetivo de mitigar el proceso erosivo actual y mantener activo el brazo para todas las condiciones de niveles de aguas. También involucra la protección directa de la costa en el Parque Arqueológico y en un sector de la zona urbana.

La obra de regulación se materializará mediante tres secciones de control y el dragado de brazos alternativos. Las secciones de control actúan cerrando parcialmente el cauce y restringiendo el flujo por la zona de isla aledaña. Esta obra se completa con el dragado del arroyo Los Zorros y el dragado de la vinculación entre este y la laguna Las Nievas.

Los trabajos de defensa del Parque Arqueológico consisten básicamente en la ampliación transversal de la protección, de 728 metros de longitud, prolongando el enrocado existente hacia el fondo del río.

Finalmente, la protección costera de la zona urbana de Cayastá consiste en la protección de unos 354 metros de costa, comprendidos entre la bajada de lancha que se encuentra en el camping y la ubicada aguas arriba, más 26 metros hacia aguas debajo de la primera bajada de lanchas, en coincidencia con la casa del escritor Julio Migno.

La zona urbana se complementa con instalaciones y mobiliario urbano: barandas, veredas, bancos, cestos de residuos, escaleras e iluminación. Se incluye además la forestación con especies autóctonas resistentes a inundaciones (sauce, ceibo, palmeras, pindó y timbó).

El proyecto también prevé ejecutar un sector de playa en las inmediaciones del camping municipal y las dos cuadras subsiguientes aguas arriba, con una extensión de 180 metros sobre el frente costero.

Financiamiento

Los trabajos serán ejecutados en el marco del Programa de Prevención de Inundaciones y Drenaje Urbano (Pidu), que cuenta con financiamiento del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) -también conocido como Banco Mundial- a través del Préstamo BIRF 7382.

Esta operatoria es coordinada por una unidad nacional que funciona en la órbita del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios.

Para acceder al financiamiento, el gobierno provincial suscribió un Convenio Subsidiario de Préstamo con el nivel central de gobierno, equivalente al 72 por ciento del costo total de la obra. El 28 por ciento restante, será aportado por el Estado provincial, en carácter de contrapartida local a través de recursos propios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *