Reflexiones sobre la economía y la industria de las próximas décadas
El licenciado en Economía Guillermo Anlló. Crédito: El Santafesino

Reflexiones sobre la economía y la industria de las próximas décadas

El agua, el petróleo, el alimento, los cambios climáticos extremos, la tecnología, los medios de transporte. La economía, la industria, la producción, el hombre. En fin, muchos debates que se vienen a propósito de lo que advierten investigaciones internacionales: hay una nueva era en marcha. Algunas de esas incógnitas se abordaron intensamente en diferentes paneles de exposición realizados en la jornada “La industria del futuro”, organizada por la Unión Industrial de Santa Fe -en su sede-, en el marco de las celebraciones por el Día de la Industria -fue el 2 de septiembre-.

Los panelistas invitados fueron el Lic. Guillermo Anlló, quien planteó la mesa “Nuevos desafíos globales: la bioeconomía como ventana de oportunidades”, y el Ing. Mario Bragachini para exponer sobre “Novedades y tendencias tecnológicas para un país agroindustrial y agroalimentario con valor agregado en origen”. Estuvieron entre los presentes, el presidente de la Unión Industrial de Santa Fe, Alejandro Taborda; el director de Industria del Ministerio de la Producción, Alejandro Quesada Ruiz; el decano de la Universidad Tecnológica Nacional, Ing. Eduardo Donnet; el decano de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas, Dr. Javier Lottersberger; el presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Santa Fe, Ing. Daniel Oblan; el presidente de la Asociación Dirigentes de Empresas, Dr. Benito Correnti; el gerente del Parque Tecnológico Litoral-Centro Sapem, Dr. Amadeo Cellino; el presidente de la asociación civil Parque Industrial Sauce Viejo, Amadeo Formisano, y Marcelo Morilla, por la asociación civil Agencia para el Desarrollo.

En la apertura, Taborda presentó la jornada con una reflexión: “Hace tiempo que venimos pregonando un cambio en la industria. Un cambio en la matriz productiva, que la vemos enlentecida pese al gran crecimiento que tuvo en los últimos años. Pero después de ese crecimiento fenomenal que hemos tenido, otra vez nos aqueja la rescisión externa. Eso tiene su solución: más apoyo para las pymes, sobre todo para cambiar esa matriz productiva”.

“En el marco de la celebración por los 92 años de la Unión Industrial de Santa Fe -continuó el dirigente- organizamos esta jornada con un disparador: ¿cómo se solucionan estos problemas vinculados con la restricción de dólares, de no poder importar? Esto se soluciona cambiando la matriz productiva, apuntando a la biotecnología, a más valor agregado a nuestros productos primarios. Creemos que se puede hacerlo; el tema es cómo y adónde apuntar”.

Precisamente, la idea de estas jornadas es “que quede un panorama más claro en cuanto hacia dónde hay que apuntar y qué industria queremos en el futuro. Por eso involucramos a los decanos y alumnos de las facultades más importantes de la ciudad”, indicó Taborda.

Nueva era, mayores desafíos

El primer expositor fue Guillermo Anlló, licenciado en Economía, Magíster en Ciencia, Tecnología y Sociedad; tiene un Doctorado en Cs. Políticas y es actualmente consultor de Organismos Internacionales (Banco Mundial, BID, OPS, OIT, OMPI), entre otros desempeños. Su ponencia, tal cual anticipó, trajo “información que seguramente generará una mayor confusión de cara a los próximos años”. Dice Anlló: “Siempre el futuro es un mundo distinto, pero lo que viene, de acuerdo a los últimos estudios, es distinto en serio. Aparentemente es bastante diferente. Debo reconocer que yo no soy industrial ni traigo la industria del futuro, no me atrevería a decirle qué tiene que hacer a la persona que todos los días lleva una empresa adelante. Mi propuesta es aprovechar ese cambio y las oportunidades para apuntar en ese sentido”.

Asegura que estamos “en el germen de lo que viene en materia de tecnologías productivas. Uno podría hacer la conexión mirando para atrás con que esto nuevamente va a sufrir una crisis, lo cual servirá como plafón para un nuevo paradigma tecnoproductivo. Los diferentes informes e investigaciones de organismos internacionales, consultoras y/o empresas privadas indican que esa nueva etapa viene de la mano de la biotecnología y las plataformas tecnológicas que componen la nanotecnología. Esto supone que va a cambiar desde la salud hasta la manera de trasladarse de las personas, es decir que se podría dar un cambio verdaderamente profundo”.

“Los desafíos de cara a las próximas dos décadas -advierte el especialista- tienen que ver con el final al menos dos eras atrás, principalmente el final del dominio del petróleo. Cuando comenzó este milenio, muchos países comenzaron a cuestionarse el mundo que se viene. De allí que surge el desarrollo de los biocombustibles (además de la implementación de las energías limpias, como la solar). Otra cuestión a analizar es el fenómeno del cambio climático, y esto tiene consecuencias en función de las apuestas por lo biológico. Y punto no menor es que vamos hacia un mundo súper poblado. Son tres aspectos centrales que traccionan sobre el cuarto eje, que son los recursos naturales: producción más sustentable, que puedan ofrecer opciones al faltante de variantes no renovables a través de recursos renovables”.

Todo esto, en definitiva, implica empezar a pensar de otra manera las inversiones y los procesos de producción, “donde además no podemos seguir dándonos el lujo de desperdiciar todo lo que se desperdicia hoy. El planteo es que la energía en base a petróleo no es adonde los países más desarrollados van a focalizar su atención en los próximos años”, asegura Anlló. Y concluye dejando una luz de esperanza: “Probablemente, esto no sea lo que más afecte a un país como el nuestro, pero sí implica todo un mercado y una gran ventana de enormes oportunidades para un montón de cosas, ya sea para defender que lo que uno produce acá no contamina, entonces se hace una buena etiqueta verde, o para vender soluciones a quienes tienen los problemas en otros lugares”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *