Rosario: fue inaugurada la Sala 5 del Hospital Vilela con un perfil innovador
El intendente de Rosario dejó inaugurada la Sala 5 del Hospital Vilela. Crédito: Municipalidad de Rosario

Rosario: fue inaugurada la Sala 5 del Hospital Vilela con un perfil innovador

Incluye en su dinámica de funcionamiento tres espacios, donde los entramados orgánico, mental, social y comunitario de la salud se encuentran presentes e interrelacionados.

El intendente Pablo Javkin junto al secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana; el secretario de Cultura, Dante Taparelli; la exministra de Innovación y Cultura de la provincia de Santa Fe, Chiqui González; trabajadores y trabajadoras del Hospital de Niños “Víctor J. Vilela”, e integrantes de la Fundación del Hospital, dejaron inaugurada la Sala 5, un espacio con un perfil innovador que prioriza la atención de problemáticas emergentes en niñas, niños y adolescentes.

El Hospital de Niños “Víctor J. Vilela”, ubicado en Virasoso e Italia, cuenta con cuatro salas de internación específicas, una unidad de terapia intensiva y una sala de hemato-oncología y trasplante de médula ósea. La nueva Sala 5 se incorpora a la estructura hospitalaria con el objetivo, entre otros, de abordar con mayor pertinencia los padecimientos en salud mental.

Esta sala incluye en su dinámica de funcionamiento tres espacios, donde los entramados orgánico, mental, social y comunitario de la salud se encuentran presentes e interrelacionados.

En la inauguración, Javkin mencionó: “Es un acto muy importante. Es algo que queríamos inaugurar desde el año pasado y que recién ahora podemos hacerlo, poder incorporar esta sala en el Hospital de Niños, que sobre todo tiene que ver con el juego y la experiencia de La Isla de los Inventos ligada a quienes están internados, pensando en una salud más integral, que no solo incorpore cuestiones sanitarias sino que también permita jugar, aprender, descargar las emociones y las angustias”.

“Algo que hemos aprendido durante este último año es que la salud mental es una parte importante. Es un trabajo de los equipos de Salud Pública junto a los de Cultura, y creo que es un paso importante para mostrar también lo que la pandemia nos enseñó, que la salud no es solamente el bienestar físico”, sostuvo.

La Sala 5

La nueva sala cuenta con un espacio de internación con dos habitaciones individuales, que se enmarca en la Ley de Salud Mental Nº 26.657. Su objetivo es propiciar las mejores condiciones de recuperación de los y las pacientes en compañía de sus vínculos familiares y afectivos.

Además, tiene otro espacio de descanso para familiares de pacientes que se encuentren internados en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos. Este sector es el resultado de un esfuerzo de la comunidad hospitalaria para dar mejores condiciones de permanencia en el hospital, especialmente para las familias que no viven en la ciudad.

Y finalmente, un sector lúdico-creativo que propone el juego como tratamiento para niñas, niños y adolescentes que se encuentran internados y/o que están referenciados al hospital. El mismo es pensado como un generador de dispositivos lúdicos para los diferentes ámbitos hospitalarios.

Chiqui González, quien participó del proyecto, hizo hincapié en que los juegos fueron pensados con áreas de Salud Mental. “El juego donde se ven temas como la identidad, la conversación democrática, donde encuentren la narración para contar la historia personal y social”, dijo en el acto.

Este proyecto es fruto del trabajo conjunto de equipos profesionales del Hospital de Niños Víctor J. Vilela y de La Isla de los Inventos, dependientes de la Secretaría de Salud y la Secretaría de Cultura y Educación municipal, respectivamente, junto a referentes de la cultura local.

Espacio lúdico creativo

Además, el nuevo espacio contará con dispositivos permanentes y móviles destinados a sus pacientes. Las permanentes son instalaciones lúdicas diseñadas especialmente para el lugar, cuyas variadas propuestas invitan al juego tanto individual como grupal, entre ellas se pueden mencionar: bosque de letras: para escribir el nombre propio con distintas tipografías y familias de letras; la mano que piensa: un espacio de diseño y construcción de objetos con diferentes materiales; vínculos: muñecos blandos con largos brazos para abrazar, acunar, formar grupos, parejas, familias, comunidades. Para poner a jugar el cuerpo y los lazos; ¿Querés que te lo cuente otra vez?: Un armario que se despliega con libros, títeres, muñecos, telas y objetos para contar, cuentos e historias, especialmente las propias. Narrar es narrarse, aprender a imaginar, escuchar y expresarse; territorio almohadón: un espacio para adolescentes. Dispositivos para inventar guiones e historietas, para ver videos, descansar y divertirse pero sobre todo para generar relaciones entre pares; vernos para conocernos: espejos y transparencias para retratar y retratarse, captando gestos, particularidades y estados de ánimo de cada uno; murales para armar mundos: posibilidad de construcción colectiva de mundos mágicos con figuras textiles blandas; ciudades, modelo para armar: un juego colectivo de figuras volumétricas en madera para armar ciudades reales o disparatadas.

Los dispositivos móviles están diseñados para poder acercar las propuestas lúdicas a las mismas salas de internación, entre ellas se puede mencionar: mantelito mío: en cada desayuno un mantel individual de papel diferente, con diseños artísticos y actividades variadas para que los niños o las niñas realicen solos o en complicidad con sus referentes afectivos/familiares. Colorear y dibujar; escribir y contar; pensar, responder y adivinar.

Tardes de película: una exquisita selección de material audiovisual para hacer de la hora de la merienda, un momento de esperada sorpresa en la que se interrumpen todos los celulares para mirar una sola pantalla, compartir comentarios y debates posteriores como al salir del cine.

La luna y los cuentos: con el gesto amoroso de ajustar las sábanas y arropar, se atenúan las luces de la habitación porque llega un cuento inesperado y breve al celular de los acompañantes. Es sólo un audio, una voz para anticipar un buen sueño. Un solo teléfono para todos los que comparten la habitación o con un volumen muy bajito en un gesto de proximidad.

Carros ambulantes

Por otro lado, en el Hospital circulan carros que acercan los alimentos, los insumos de higiene o los medicamentos a cada paciente en las habitaciones. Los carros de Sala 5 serán carros de ocios y haceres, intervenidos con una estética que los saque del registro cotidiano. Los elementos y objetos de cada carro serán el modo de presentar diferentes propuestas de juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *