Rubén Galassi habló sobre la situación de la provincia
Rubén Galassi habló sobre la situación de la provincia

Rubén Galassi habló sobre la situación de la provincia

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi, sostuvo que “a pesar de que a julio de 2012 la provincia no tiene una reforma tributaria, no ha habido prácticamente un día desde que el gobernador Antonio Bonfatti asumió la gestión, que no esté en algún punto de la provincia poniendo en marcha un programa o inaugurando algún edificio público, de mayor o menor envergadura”.

“Si el gobierno coparticipara a municipios y comunas sólo el 90% de lo que corresponde en concepto de Ingresos Brutos o pusiera topes, o aplicara un descuento salarial del 13% a los trabajadores estatales y a los pasivos, como sucedió en administraciones justicialistas -recordó Galassi-, tendría superávit en sus cuentas”.

En cambio, defendió la decisión de “haber llevado el salario inicial docente de 1.000 a 4.000 pesos desde diciembre de 2007 a la actualidad, de haber pagado una deuda histórica con policías y bancarios, de otorgarles una pensión de honor a los ex combatientes de Malvinas, poner en marcha la construcción de 8 hospitales, y haber inaugurado ya más de 50 centros de salud de 80 programados. Creo que no hay que mirar lo que quede en caja, sino las obras de gobierno”.

“Nosotros siempre trabajamos con un plan que contempló dos hipótesis. Una reforma tributaria cercana a lo que planteamos, señaló el ministro de Gobierno, nos va a permitir dinamizar la gestión en algunos aspectos particulares, como la obra pública en marcha y, a lo mejor, iniciar nuevos proyectos. Si no se da la reforma, igual tenemos un plan de gobierno que nos va a permitir seguir funcionando como ahora, teniendo que hacer algunas restricciones”.

No obstante, Galassi advirtió que si no se concreta ninguna modificación tributaria “no sólo el gobierno tendrá dificultades para desarrollar algunos proyectos, sino también las van a tener los municipios y comunas. En estos tiempos nos han llamado desde muchas administraciones locales para pedir adelantos de coparticipación, ordinarios o extraordinarios. Y muchos de esos municipios son del justicialismo, que también están teniendo dificultades”.

En este punto, señaló que el gobierno nacional tampoco escapa de esta realidad: “En 2011 terminó con 30 mil millones de déficit y proyecta para este año uno no menor a 50 mil”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *