Ruta Nacional 11, un problema estructural para toda la región
Ruta Nacional 11 en Santa Fe Crédito: El Santafesino
La Región
Redacción El Santafesino
19/10/2010
Circunvalación Oeste fotomultas ruta 11

Ruta Nacional 11, un problema estructural para toda la región

La peligrosidad de la Ruta Nacional Nº 11 en su paso por la provincia de Santa Fe no es un problema reciente. Desde hace años, con el incremento del tránsito vehicular, en particular pesado, pueblos y ciudades padecen efectos de diversa gravedad, que recaen tanto en sus propios vecinos como en su infraestructura urbana. Lamentablemente, es una nueva tragedia la que acelera una gestión conjunta de la dirigencia política en búsqueda de soluciones, aunque en el orden local presidentes comunales, intendentes y legisladores ya habían asumido un compromiso antes de que ocurriera el siniestro que provocó la muerte de 14 personas en inmediaciones de Villa Ocampo.

Un problema que no es nuevo

Antes de referenciar esa acción conjunta y sus repercusiones a nivel provincial y nacional, cabe apuntar una serie de aspectos generales y específicos que hacen a la realidad de cada distrito dentro del área de cobertura de El Santafesino, de modo de ofrecer elementos para un análisis integral de la problemática.

* La Ruta Nacional Nº 11 está concesionada desde la década del 90 tras la ola privatizadora redujo a la mínima expresión al Estado Nacional. Su sistema de cobro de peaje, como en la mayoría de las rutas del país, no se tradujo en mejoras sustanciales para los ahora usuarios, otrora ciudadanos libres de transitar por su país según preceptos constitucionales.

* En la ciudad de Santa Fe tiene incidencia concreta en su traza urbana, particularmente en el norte, mediante la Avenida Blas Parera. Decenas de personas han perdido sus vidas como consecuencia del tránsito peligroso. La demora en la finalización de la Av. Circunvalación Oeste, tramo III, profundiza el problema.

* Recreo también sufre el retraso de esa obra vial. Más allá de Recreo Sur, la travesía urbana en el centro de la ciudad, pasa a metros de las viviendas, con peligrosas curvas de 90 grados. Accidentes que involucran a camiones que se incrustaron en casas, son antecedentes con ribetes tragicómicos.

* El pueblo de Candioti también es atravesado por la Ruta Nº 11, al igual que el paraje Iriondo, lugar donde son habituales los anegamientos a causa de insuficiente drenaje los días de intensas lluvias.

* Superado el peaje a la altura de la intersección con la Ruta Provincial Nº 4, Nelson experimenta esta peligrosa realidad que comparte con Llambi Campbell, Cabal y en menor medida con Emilia, cuyo casco urbano está a unos kilómetros. Videla tiene posicionamiento similar respecto de esta vía de comunicación, que ha provocado numerosas pérdidas de vidas humanas (entre ellas muchos jóvenes), ya en el sur del dpto. San Justo.

* La Ruta Nacional Nº 11 en el tramo descripto (Santa Fe-Videla), presenta deficiencias: deformaciones en la carpeta asfáltica, mal estado o inexistencia de banquinas, problemas de drenaje hídrico, señalética confusa, incompleta o deteriorada según los tramos. Su diseño en la zona, como se dijo, presenta curvas muy peligrosas y los cruces con otras rutas son inseguros.

* Finalmente, su problemática ha generado acciones aisladas de cada gobierno local, cuyo carácter individual y falto de coordinación sumó, probablemente, otras dificultades, a saber: al norte de Santa Fe, se observan congestionamientos en el límite con la ciudad de Recreo, ante la existencia de establecimientos educativos a la vera de la ruta. Recreo incorporó en su momento, un sistema de registro fotográfico de infracciones (por cruce de semáforo en rojo) que le acarreó serios problemas administrativos y legales. Candioti posee un sistema de semáforo inteligente que regula la velocidad máxima. Nelson, tuvo cámaras para fotomultas y ahora no. Emilia posee cámaras para registro de infracciones por luces no encendidas. Videla, vuelve a tener ahora, radares para control de velocidad.

* Como se observa en el punto precedente, cada comuna o municipio adoptó la medida que mejor consideró en su distrito, pero disociada de una visión conjunta e integral que permita un control más eficiente del tránsito. Esto se complementó con gestiones por obras de infraestructura ante el gobierno nacional, también sin un criterio uniforme.

Actuar ya

Semanas atrás, el Centro Cultural de la localidad de Videla, fue sede de un encuentro organizado por el Región 3, Nodo Santa Fe, que convocó a dirigentes de los departamentos San Justo y La Capital; intendentes, presidentes comunales, legisladores y concejales discutieron junto a funcionarios provinciales las alternativas para promover las gestiones que deriven en una pronta y razonable solución a la Ruta Nacional Nº 11. El eje de las conversaciones pasaron por las posibilidades existentes para alcanzar su definitiva transformación en una autovía, desde Santa Fe hacia el norte.

Al anfitrión José María Noseda, presidente comunal de Videla, se sumaron el intendente de Santa Fe, Mario Barletta, sus pares de Reconquista, Jacinto Speranza, de san Justo, Marcelo Mauro; el diputado Hugo Marcucci y el senador provincial por San Justo, Rodrigo Borla; Carlos Iparraguirre, responsable de Nodo 3; Mónica Bifarello, secretaria de Regiones, Municipios y Comunas de la Provincia; Jorge Placenzotti, administrador de Vialidad Provincial; Hebe Marcogliese, de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, y Gustavo Peirano, subsecretario de Transporte de la Provincia. También se dio la participación de representantes entidades comerciales y de la producción.

Los dirigentes coincidieron en reclamar a la Nación la conversión de esta ruta en Autovía y acordaron formalizar un espacio de trabajo en el marco institucional que ofrece la coordinación del nodo regional y que esté constituido por intendentes, presidentes de comuna y los organismos técnicos competentes para la elaboración de los proyectos. En la oportunidad, el administrador de Vialidad Provincial, Jorge Placenzotti, advirtió su preocupación respecto de las obras viales previstas en el corredor vial N° 5, que si bien contemplan mejoras de travesías urbanas y adecuaciones hidráulicas, no considera la obra fundamental, que es la transformación de la ruta en autovía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *