Se completa la estructura de hormigón del nuevo Iturraspe
Se completa la estructura de hormigón del nuevo Iturraspe Crédito: Prensa Gobernación
Política
Redacción El Santafesino
29/07/2011
Hospital Iturraspe maternidad volumetría

Se completa la estructura de hormigón del nuevo Iturraspe

El gobernador Hermes Binner inspeccionó las obras del nuevo hospital Iturraspe, ubicado en el norte de la capital provincial, cuya estructura de hormigón armado alcanzó el 83 por ciento.

“Faltan tres meses para el final de esta etapa (estructura de hormigón), por lo cual ya estamos trabajando en el llamado a licitación de la segunda, que es la del cerramiento”, expresó el mandatario provincial en declaraciones periodísticas.

En la oportunidad, Binner destacó: “Están trabajando 170 obreros y vemos la celeridad con la cual se está completando la estructura”.

Asimismo, el gobernador remarcó la “necesidad de toda la región de tener un hospital de alta complejidad como este”, ubicado en el predio del parque Juan B. Justo, en la intersección de las avenidas Gorriti y Blas Parera de la capital provincial.

Este es uno de los ocho efectores de mediana y alta complejidad en marcha en la provincia, junto con los ubicados en Las Toscas, Reconquista, Ceres, Venado Tuerto, Las Parejas, Rosario y Santa Fe (Cemafe).

Junto con Binner, participaron de la recorrida los ministros de Obras Públicas y Vivienda, Hugo Storero; de Salud, Miguel Ángel Cappiello; el director provincial de la Unidad Ejecutora de Proyectos de Arquitectura, Luciano Calabretta; el presidente del Concejo Municipal, José Corral; y el concejal Jorge Henn, entre otras autoridades provinciales y municipales.

Storero explicó que el nuevo Iturraspe demandará en total “de cuatro a cinco años de trabajo” entre “lo que se ha hecho y lo que falta”.

“Ya se está terminando la primera etapa, que es la estructura de hormigón, de la cual mucho no se ve ya que el 30 por ciento está bajo tierra. Entre lo que se observa más lo que no se alcanza a divisar, se llegó al 83 por ciento”, detalló.

Seguidamente, el ministro indicó que entre “setiembre y octubre estará terminada esta parte para, antes de esa fecha, poder licitar la etapa dos que es el cerramiento externo” del futuro hospital, con un presupuesto que rondará los 25 millones de pesos. De esa manera se le quitará a la obra “todo tipo de demoras por cuestiones de mal tiempo, de modo que con lluvias o vientos se pueda trabajar igual. Luego, se dará paso a la tercera etapa”.

El funcionario puntualizó que “el pliego licitatorio de la segunda etapa (cerramiento) aún no está terminado”, pero dijo que se completará en el corto plazo.

“Con la tercera etapa, que es la más costosa, el edificio va a sobrepasar los 250 millones de pesos. Es una gran inversión de cara al crecimiento de la ciudad y la propia región; y el efector está ubicado estratégicamente, sobre una avenida de gran circulación para que el paciente o la emergencia lleguen pronto a destino”, evaluó.

Novedad del hospital

Storero describió en la obra que “la volumetría y fisonomía del futuro hospital se pueden apreciar” así como “cuál será su forma de funcionamiento: tiene las áreas de bordes con conexión al público ambulatorio y de emergencia, y a medida que uno se va interiorizando hacia el centro del edificio, va ganando complejidad y hermeticidad”.

“Por otro lado, dentro de su volumen, se puede ver una loza de menor altura donde van todos los circuitos, o sea que ningún tipo de instalación va a estar circulando por dentro de las habitaciones, los quirófanos o consultorios. Todo irá por un piso que es totalmente técnico. Esa es la novedad que tendrá este hospital, que va a ser de un comportamiento ejemplar y, seguramente, repetido a lo largo y ancho del país en el futuro”, afirmó Storero.

Asimismo, manifestó que el contorno del edificio estará rodeado por “un laminador –una especie de camino de cemento subterráneo– que aliviará en caso de lluvias extraordinarias. El agua acumulada en los sectores periféricos del área, fuertemente habitados, tenían severos problemas” de anegamiento, advirtió el ministro. “Esta instalación retendrá el agua hasta que la misma descienda y a medida que se vaya vaciando, dirigirla a los circuitos hídricos habituales. Esta obra no perjudica al vecindario, sino que calibra lo que antes pasaba”, remarcó.

En sintonía, Cappiello dijo que esta “etapa ya se está terminando, comenzará la segunda etapa que consiste en el cerramiento y todos los servicios generales. Se calcula que en dos años y medio, tres, esto va a estar funcionando. Uno lo ve en la grandeza que tiene. Estamos muy contentos”.

Con relación a los efectores encarados por la gestión, el ministro dijo que “a fin de año se llegará con los todos los centros de salud prometidos por el gobernador en funcionamiento. Ya hay 45 inaugurados de los 80, y 10 ó 15 con fechas para inaugurarlos y el resto en ejecución o próximos a licitar”.

Continuando sus declaraciones en torno a las metas hacia fin de año, el titular de la cartera sanitaria adelantó que “es muy probable que se terminen los hospitales de Las Parejas y Las Toscas, que son los de segundo nivel (de complejidad) y se continúan haciendo las refacciones y reparaciones en todos los efectores de salud de la provincia”.

El futuro hospital

El nuevo efector de alta complejidad tendrá una superficie cubierta aproximada de 24 mil metros cuadrados. La obra completa llevará más de tres años de construcción.

La primera etapa de la obra incluye la cimentación de estructuras generales mediante pilotes y cabezales, columnas y tabiques de hormigón visto, losas nervuradas y vigas.

Asimismo, para la ejecución las estructuras de hormigón armado se realizaron trabajos complementarios de desmonte, rellenos, terraplenes y excavaciones.

Estará constituido por una serie de pabellones unidos por una calle para uso público y una para los profesionales, con una construcción alargada detrás destinada a todo lo que es servicios y dependencias.

En cuanto a la estructura, tendrá dos plantas, con un nivel intermedio por donde circularán todas las cañerías y servicios, de manera tal que las reparaciones grandes puedan realizarse sin comprometer el funcionamiento de cada sección.

También habrá dos accesos de emergencias sobre calle Gorriti, uno para las ambulancias y otro para quienes se acerquen en auto particular, y un estacionamiento ubicado en el otro extremo de la edificación.

La estructura permite que, desde el exterior o desde los patios internos, llegue luz natural a las habitaciones, oficinas y los pasillos.

El nuevo hospital tendrá prestaciones generales, trabajará por grados de cuidados y estará dotado de equipamiento médico de última generación.

Una vez en funcionamiento, cubrirá demandas de alta y baja complejidad, con servicios de consultas externas, maternidad, quirófanos, diagnóstico por imágenes y guardias, entre otros.

Plan de gobierno

El nuevo hospital Iturraspe forma parte del plan de gobierno para la atención de la salud, que contempla tres tipos de efectores. En el primer nivel se encuentran los más de 80 centros de salud distribuidos en todo el territorio provincial.

El segundo consiste en la concreción de dispositivos de alta complejidad para la atención de pacientes ambulatorios, como el futuro hospital regional licitado para la zona sur de Rosario y el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (Cemafe), en marcha en la capital provincial.

Finalmente, el tercer nivel contempla seis efectores de alta y mediana complejidad en ejecución en Las Toscas, Reconquista, Ceres, Las Parejas, Santa Fe (el nuevo Iturraspe) y Venado Tuerto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *