Se crearon casi 20 mil empresas en Santa Fe durante las últimas dos décadas
Fuente: Fuente: Ipec
Panorama Empresario
Redacción El Santafesino
22/06/2015
actividad económica Industria Manufacturera Servicios Empresariales

Se crearon casi 20 mil empresas en Santa Fe durante las últimas dos décadas

En toda mirada sobre la actividad económica hay aspectos que son insoslayables, particularmente aquellos con efectos más directos y concretos sobre las personas, especialmente porque nunca debemos olvidar que, en definitiva, el hombre constituye el sujeto de la economía. Uno de dichos aspectos refiere a la dinámica que existe entre actividad económica, creación de unidades de producción (empresas) y generación de empleo.

A partir de datos oficiales del Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial del Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social de la Nación (MTEySS) y del Instituto Provincial de Estadística y Censos de Santa Fe se obtienen datos interesantes de empresas y empleo del sector privado tanto desde una perspectiva de corto como de largo plazo (1996 – 2013).

Durante ese período de 17 años hubo una creación neta de 19.705 empresas y 218.110 puestos de trabajo en la provincia de Santa Fe, representando un crecimiento porcentual total de 49,8% y 71,4% respectivamente. Es decir, por cada 10 empresas que en 1996 operaban en el sector privado santafesino surgieron otras 5 empresas más en términos netos en los siguientes 17 años. Al mismo tiempo, por cada 10 puestos de trabajo existentes en el año 1996 se crearon otros 7 puestos adicionales antes de 2014.

En esos 17 años la economía santafesina creció un 75,4%, lo que implica una tasa promedio anual acumulativa de crecimiento del producto de 3,36%. Esto significa que el crecimiento económico santafesino ha tenido una importante intensidad de creación de empleo: por cada punto porcentual (1%) que crece en el largo plazo la economía provincial genera un aumento de empleo privado de casi un punto porcentual (0,96%). En cuanto al efecto del crecimiento económico sobre la creación neta de empresas, la intensidad es algo menor: por cada punto porcentual que crece en el largo plazo la economía provincial la cantidad de empresas crece un 0,7%.

Durante ese mismo lapso se ha incrementado un 14,4% el tamaño promedio de las empresas del sector privado. Mientras en 1996 había un promedio de 7,7 empleados por empresa, en 2013 dicha relación alcanzó los 8,8 empleados por empresa.

Sin embargo, los aumentos indicados para las tres variables (producto, cantidad de empresas en el sector privado y cantidad e empleados) no han sido uniformes dentro de dicho período. Para que los datos puedan ser comparables, deberemos recurrir a las tasas de crecimiento promedio anual acumulativo.

Cinco etapas

Del análisis surgen claramente cinco etapas que se indican en el cuadro (Cuadro N° 1). En las cinco etapas todas las variables se movieron en el mismo sentido. Durante la etapa de 1996 a 1999 se observó un crecimiento, seguido de una etapa de fuerte retracción (1999 a 2002), apareciendo luego una etapa (2002 – 2008) donde se combina un “efecto rebote” con un crecimiento genuino. En el año 2009, puntualmente, se observa una nueva caída (motivada principalmente por la crisis de dicho año) y posteriormente en la quinta etapa (2009 – 2013) se retoma el crecimiento aunque con una intensidad menor a la observada entre 2002 y 2008.

También resulta interesante visualizar el comportamiento de las distintas actividades que integran el sector privado en cuanto a la creación neta tanto de de empresas como de puestos de trabajo.

Hotelería y restaurantes; enseñanza; servicios de transporte, de almacenamiento y comunicaciones; construcción; comercio y servicios inmobiliarios, empresariales y de alquiler tuvieron una intensidad en la creación de empleo superior al promedio del sector privado. Es clara la mayor intensidad de absorción de empleo por parte de las actividades económicas productoras de servicios en comparación con las productoras de bienes.

No obstante, en términos de su aporte en valores absolutos, el comercio (47.510 nuevos puestos de trabajo), la industria manufacturera (44.754 nuevos puestos de trabajo) y la enseñanza (23.465 nuevos puestos de trabajo) explican más de la mitad del crecimiento de puestos en el sector privado entre 1996 y 2013.

Industria en foco

En 2013 ocupando 137.038 empleados en 6.779 empresas, la industria manufacturera marcaba un crecimiento del 46,6% en sus puestos de trabajo y 22,5% en la cantidad de empresas respecto a los niveles que tenía 17 años atrás. En el mismo período, el producto de dicha actividad (medido a través del valor agregado bruto) se duplicó (+108,8%), un incremento francamente notable.

Estos datos dan cuenta de una situación de sumo interés: un incremento (+22%) en la dotación de personal promedio de cada empresa industrial combinado con un incremento significativo (+45%) en la productividad por cada puesto de trabajo en la industria manufacturera, medido a través del producto promedio por puesto de trabajo. En términos directos y más sencillos: hoy se tienen establecimientos más grandes y con mayor productividad por empleado.

Así como se destacaba para todas las actividades en forma agregada, el crecimiento en la industria no observó uniformidad en el tiempo ni entre las distintas ramas que la integran. En el análisis temporal, también se destacan cinco etapas claramente marcadas.

Efectuando, por último, una mirada hacia los distintos sectores que conforman la industria manufacturera se pueden apreciar comportamientos disímiles entre 1996 y 2013.

Maquinaria de oficina, reciclamiento de desperdicios y desechos, productos de petróleo, automotores, otros equipos de transporte y radio y televisión resultaron las ramas con mayor intensidad de crecimiento en el período señalado. En el otro extremo, productos textiles, madera, confecciones, cuero y calzado fueron las ramas con más débiles desempeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *