Se desató una polémica por el Corredor Vial Nº 9
Peaje de la Ruta Provincial N° 6 Crédito: Archivo

Se desató una polémica por el Corredor Vial Nº 9

El presidente comunal de Franck y ex legislador provincial, Oscar Ritter, recuerda que desde hace varios años viene reclamando por la situación de la concesión de las Rutas Provinciales N° 6 y 70 y en particular sobre alteración de la situación de origen de la Unidad Ejecutora Corredor Vial N° 9.

Luego de las declaraciones de la intendente de Esperanza, Ana Meiners, y del intendente de Rafaela, Luis Castellano, Ritter afirma que “ambos mandatarios siempre tuvieron la oportunidad de solicitar la discontinuidad del vínculo contractual entre la Unidad Ejecutora y la provincia pero por razones de conveniencia política nunca se manifestaron en ese sentido y ahora que no saben más como justificarse ante sus vecinos y las instituciones de la región, sí lo hacen”.

Es más, Ritter agrega que siendo diputado provincial y miembro de la Comisión de Obras y Servicios Públicos de la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe, en épocas en que la provincia era gobernada por el justicialismo, permanentemente ha reclamado por la derogación de este sistema de concesión y uno de los que se oponía sistemáticamente era el diputado Peirone (MC), intendente de Rafaela en los tiempos de la conformación de la Unidad Ejecutora. “Ahora que no son más gobierno en la provincia, parecen querer tomar el asunto demagógicamente y me dan la razón de que el sistema nunca funcionó como tenía que funcionar y los responsables de esa situación fueron los entonces gobernadores Reutemann y Obeid y sus funcionarios de la cartera de Vialidad”, reclamó con firmeza Oscar Ritter.

“Creo que Meiners y Castellano deberían pedirle explicaciones al actual senador Pirola, quien tuvo la posibilidad de resolver la situación del corredor Vial en los momentos en que el sistema dejó de tener sentido, en su prolongado paso como funcionario de los gobiernos justicialistas, incluso en las primeras líneas de la Dirección Provincial de Vialidad”, sostuvo Ritter, dejando de lado todo tipo de dudas respecto a quienes pudieron haber cambiado la realidad de esta concesión y no lo hicieron.

Un poco de historia

En rueda de prensa, el jefe comunal de Franck, hizo un repaso de la historia del peaje en cuestión, sosteniendo que “la circunstancia que originó la concesión de estas rutas perdió justificación apenas transcurridos los primeros años de explotación del peaje, que fue implementado mediante la Ley Provincial N° 11.204, que autorizó a los Municipios y Comunas a formar Consorcios o Unidades Ejecutoras.

El espíritu de la Ley 11.204 fue el más acorde en su momento, ya que de otra forma -y como cada miembro que ha suscripto las primeras Actas no desconoce- hubiera resultado que empresas privadas y foráneas exploten el cobro de las tarifas y, para eso, ya existían penosos antecedentes en la región y el país donde se desfinanciaban las empresas transfiriendo los recursos que les cobraban a los usuarios a otros destinos que no eran precisamente los relacionados a las obras viales a las que estaban obligadas.

En virtud de ello y en diversos corredores viales de la Provincia de Santa Fe, muchas administraciones locales decidieron asociarse para “evitar males mayores” y hacerse cargo de la construcción, administración, conservación, reparación, mantenimiento o ampliación de obras viales, tal como prescribe el Artículo 1° cuando detalla el objeto de dicha norma.

Oscar Ritter resalta que “en el marco de las discutidas y desacertadas privatizaciones de la década de 1990, el gobernador Carlos Reutemann, transfirió injustificadamente responsabilidades que le correspondían diciendo que toda ruta nueva o que se reconstruía sería afectada al régimen de concesión para la administración y mantenimiento por terceros”.

Actualidad

Hoy no hace falta explicar nada al respecto ya que sobran casos y argumentos para sostener que esa voluntad no se mantuvo con el paso del tiempo. A modo de ejemplos, solo en nuestro Departamento Las Colonias se puede citar a las RP N° 10, 4 y 50s donde los usuarios, ciudadanos de la misma categoría que en cualquier otro punto de la provincia, no pagan absolutamente nada por transitar en esas rutas y tienen los mismos servicios que las RP 6 y 70.

Más aún, la concesión de estas rutas no ha llevado a incorporar conceptos que en la actualidad justifiquen el cobro del peaje, como por ejemplo la disposición hacia los usuarios de prestaciones adicionales, entendiendo que no resulta razonable, ni justo, que quienes circulan por rutas pagando peaje reciban iguales prestaciones que quienes circulan por otras rutas libres de pago de peaje.

No alcanza solo con tener garantizada la transitabilidad que hoy da el Estado Provincial, sino que debe existir un cúmulo de servicios por sobre lo normalmente prestado en cualquier otra ruta provincial no concesionada; esto es lo que justificaría el cobro y no es justamente la situación actual del Corredor Vial N° 9.

“Hay dirigentes como Meiners, Pirola, Castellano y compañía que nunca entendieron la necesidad de igualar los legítimos derechos de los usuarios; mientras siempre pudieron, nunca hicieron nada”. Esas fueron las palabras que utilizó Ritter para manifestar su malestar por la ex temporalidad de las declaraciones de los intendentes de Esperanza y Rafaela, quienes fueron acompañados por el representante territorial de Las Colonias, Rubén Pirola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *