Se inauguró el Comedor Universitario de la UNL
Nuevo comedor universitario UNL Crédito: Gentileza UNL
Cultura
Redacción El Santafesino
20/08/2008
Albor Cantard Comedor Universitario UNL

Se inauguró el Comedor Universitario de la UNL

Un buen número de estudiantes ya almuerzan en el Comedor Universitario de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), que abrió sus puertas días atrás. Sopa, soufflé de verduras gratinado y flan con crema fue el menú inaugural del comedor que funcionará de lunes a viernes en el Predio (en Ciudad Universitaria), con un precio accesible y un menú nutritivo y saludable destinado no sólo a estudiantes, sino también a docentes, no docentes y personas invitadas.

El proyecto del comedor fue presentado en su momento por la Federación Universitaria del Litoral (FUL) y aprobado por el Consejo Superior en el mes de mayo, y funcionará en calidad de concesionado, pero bajo el control y administración de la Secretaría de Bienestar Universitario y de una Comisión de Comedor Universitario.

“Hoy es un día muy especial para la universidad porque tal como nos lo habíamos planteado en el momento de asumir esta gestión entre nuestros objetivos centrales estaba la inauguración de un nuevo comedor universitario, nos habíamos propuesto que el mismo estuviera en el inicio de las actividades en el segundo cuatrimestre y así hemos llegado”, afirmó el rector Albor Cantard en la inauguración, acompañado por el Secretario de Bienestar Universitario Alejandro Pivetta y por el Presidente de la FUL, Emiliano Bastia.

Cantard también destacó la participación de muchos actores para la concreción del proyecto, fundamentalmente la FUL y todos los estudiante que la componen, la Secretaría de Bienestar Universitario y el Predio UNL – ATE, como así también el Banco Credicoop que colaboró con el emprendimiento.

“Es un día de mucha alegría para los universitarios —continuó el rector— no sólo por el servicio que el comedor va a estar brindando sino por la significación política que tiene volver a tener un lugar en donde la comunidad universitaria pueda reunirse, que sea un lugar de encuentro, además de un lugar para compartir los almuerzos diariamente”.

Funcionamiento

El Comedor funcionará bajo un régimen de compra al contado y anticipada, siendo los dos pórticos de ingreso al Predio UNL–ATE (tanto el principal sobre la Costanera Este como el de Ciudad Universitaria) los únicos puntos de venta de las chequeras de abonos que permiten acceder al servicio. Las chequeras para estudiantes tienen un valor de $20 y constan de cinco ticket, los cuales responden respectivamente a cinco menúes y tienen una vigencia de 15 días a partir del día de la compra.

El menú diario previsto incluye entrada, plato principal con guarnición, pan, agua y un postre o fruta. La calidad de la comida será supervisada y auditada por nutricionistas profesionales de la Dirección de Salud de la Secretaría de Bienestar Universitario, y la elaboración de una parte de la misma será responsabilidad de la Planta de Alimentos de la UNL.

El Comedor tendrá abierta sus puertas de 11 a 15, de lunes a viernes (excepto feriados) durante todo el período lectivo de acuerdo al calendario académico unificado, lo que supone a partir del año que viene una atención desde marzo hasta el receso de julio y desde el regreso a clases hasta noviembre. En tanto, para este año, funcionará desde el 19 de agosto hasta el último día de clases del mes de noviembre.

Su historia

De acuerdo al Archivo Histórico de la UNL “el comedor universitario se crea por resolución del Honorable Consejo Superior del día 8 de noviembre de 1958”. El rector de ese entonces era el Ing Josué Gollán.

El objetivo era “organizar un comedor para estudiantes, personal docente, administrativo, obrero y de servicio de la Universidad que contemple las necesidades y características de las poblaciones universitarias de Rosario y Santa Fe”. La sede del comedor santafesino se ubicaba en calle San Jerónimo 3231 y contemplaba precios diferenciales: estudiantes regulares $7; docentes-administrativos-servicios $10.

Durante poco más de tres décadas tuvo un funcionamiento normal, hasta que por disposiciones del Ministro de Educación, Oscar Ivanissevich, entre 1974 y 1975 fue cerrado, funcionando en ese momento en Bv. Pellegrini al 2900.

Luego de otras casi tres décadas nació otro comedor universitario en el 2001, ubicado en Rivadavia al 2800. Sin embargo, por la profunda crisis económica que vivió el país, el comedor debió cerrar en el 2004.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *