Se incrementa el cobro de impuestos por publicidad dentro de los comercios
Publicidad en comercios Crédito: El Santafesino
Economía
Redacción El Santafesino
09/07/2015
derechos de publicidad Mediana Empresa propaganda

Se incrementa el cobro de impuestos por publicidad dentro de los comercios

Mediante un comunicado, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa alertó que hay 118 municipios del país que gravan la publicidad que realizan las empresas en el interior de los comercios privados. “Se estima que hasta la fecha se han reclamado $ 5.000 millones por ese gravamen. Los municipios terciarizan el control y cobro de esa tasa en diez empresas privadas, que reciben una participación muy generosa de lo que se recauda”.

Las administraciones de las localidades cobran Derechos de Publicidad y Propaganda a las empresas que exhiben sus marcas en el interior de locales comerciales privados. Según datos de la Cámara Argentina de Anunciantes, hasta la fecha se reclamaron $ 5.000 millones por ese gravamen. “Y con un agravante: los municipios delegan el control y cobro de esa tasa en manos de diez empresas privadas que reciben participaciones muy generosas de lo que se recauda”, señalan desde la entidad gremial.

Y describen que el derecho que se cobra “es insólito por un simple hecho: la exposición de esas marcas se realiza dentro de los locales comerciales; es decir, dentro de un ámbito privado, sin uso del espacio público y sin necesidad de autorización, habilitación o control por parte de los municipios”.

”Límites desbordados”

A propósito de este conflicto en ascenso, José Bereciartúa, secretario general de la CAME, puntualizó a elsantafesino.com los “dos problemas centrales” que marcan el malestar de la institución, “siempre partiendo de la base que los municipios deben generar recursos para su funcionamiento, lo cual es lógico y respetable, y que hay también que pagar tasas de publicidad cuando eso corresponde”, aclaró.

“Sucede que, a modo de ejemplo, estar pagando publicidad por una heladera, no nos parece correcto. El comercio consigue que un proveedor de gaseosas y bebidas le ponga una heladera para enfriar los productos y venderlos al público. Lógicamente, la empresa de que produce las bebidas le pone su logo a la exhibidora para compensar el gasto que le representa hacer esa inversión para el comerciante. Entonces llegamos al límite de que se cobre un impuesto por ese logo en la heladera… Una cosa es cobrar por un cartel que se pone al frente de un comercio, el cual marca una determinada publicidad, pero así estamos llegando a límites totalmente desbordados”, criticó el dirigente.

“El otro problema que se advierte -continuó- es que se han contratado consultoras que le venden a los municipios la idea de que van a recaudar un montón de dinero y, como no logran cumplir esas promesas, salen a plantear cobros totalmente disparatados. Estamos de acuerdo en que haya que cobrar tasas de publicidades, pero no que se pasen determinados límites de lo que hay que cobrar y de lo que no. Y encima, que se le dé la atribución a consultoras privadas, que tienen convenios con las administraciones ejecutivas locales. Son pocas consultoras en el país, las cuales han ido estableciendo convenios con municipios y comunas, los cuales se fueron replicando boca a boca en cada región”.

-¿Cuáles son los pasos a seguir desde la CAME?

-Estamos trabajando la denuncia de este modo. Así como hacemos el mapa de la ilegalidad en la Argentina, también continuaremos publicando los mapas de las localidades más agresivas que atentan contra el comercio.

En todo el país

Los municipios que cobran estas tasas están esparcidos por todo el país. En la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, son 26 -es decir, abarca a casi el 20% del total de los municipios-; en Santa Fe hay 31; en Misiones, 16; en Mendoza, 10; en Chaco y Corrientes, 5; en Córdoba 4; en San Luis, Entre Ríos, Río Negro, Salta y Jujuy, 3.

Las liquidaciones de los derechos de publicidad y propaganda representan un elevado costo tanto para empresas grandes como chicas. Pero las más dañadas son las pymes, que suelen encontrar como única vía publicitaria accesible la publicidad de sus productos en los comercios donde se venden.

Alcance

Según la CAME, hoy la totalidad de los materiales promocionales en un local están afectados. El criterio es el siguiente: se grava todo elemento que posea una marca de algún anunciante. Esto incluye desde cenefas y otros materiales destinados a los anaqueles, hasta calcos, afiches, colgantes, banderines, leyendas promocionales en uniformes, calendarios, relojes, cajas exhibidoras de producto, exhibidores, heladeras, y vidrieras, entre otras. Prácticamente son todas las herramientas de trabajo usadas por el comercio en su espacio privado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *