Sobre las cuentas públicas en Esperanza
Sobre las cuentas públicas en Esperanza
La Región
Redacción El Santafesino
26/12/2007
Ana Meiners auditoría contable déficit financiero

Sobre las cuentas públicas en Esperanza

En declaraciones a la prensa, el coordinador de Gabinete de la Municipalidad de Esperanza, Roberto Gay, se refirió a determinados temas que preocupan a los funcionarios locales y afectan a los ciudadanos.

El funcionario consideró que el municipio esperancino, comparado con otros, tiene características particulares generadas por la idiosincrasia de sus habitantes. Además, advirtió que “se habían bajado un poco los brazos y hoy depende de estimular a la gente que es la que realmente hace andar al municipio. Los empleados municipales son el alma mater del equipo, más que es una especie de empresa de servicios, es decir, que depende del estado de la gente, de su humor, del bienestar de quienes trabajan en ella y creo que eso es algo que podemos lograr cumpliendo con lo que anunciamos como ejes principales: primero trabajar con la gente y darle las motivaciones necesarias para que tengan ganas de ir adelante”.

Situación financiera

Consultado sobre la situación financiera heredada, Gay manifestó que el secretario de Hacienda, Héctor Bertero, “se sigue extrañando de las cosas que aparecen. Hablo permanentemente con él, hace su explicación extraordinariamente docente pero hasta él pregunta si se entienden algunas cosas que está viendo en lo económico”.

El funcionario expresó que el municipio posee un importante desfasaje financiero, “tenemos algunas facturas impagas desde agosto y septiembre y, al trabajar con un presupuesto reconducido, trae problemas legales y administrativos al erario público”. Además, Gay reconoció que la administración pública “no es como una empresa privada que puede emitir en descubierto” y agregó que “nos hemos encontrado con una serie de gastos todavía sin imputar, algunas cosas de esta naturaleza. El desfasaje financiero está en el orden ya de los cinco millones de pesos; para un municipio que tiene un presupuesto cercano a los 30 millones, donde más del 55 por ciento corresponde a salarios, es decir que es área rígida del municipio. Tenemos que ver como se va a gestionar para cumplir con las obligaciones”.

Por otra parte, el coordinador de Gabinete señaló que “luego de visitar los bancos Nación y Santa Fe encontraron que de las 50 cuentas había muy poco dinero en ellas y es escasa la recaudación que queda por delante” ya que “ingresos importantes no habrá hasta que no empiecen las coparticipaciones”. Roberto Gay explicó que no es posible solicitar anticipos de coparticipación porque deben devolverse dentro del año que finaliza, es decir “si pido un anticipo de coparticipación en diciembre, tengo que devolverlo el 31 de ese mes”.

En relación a las posibles soluciones, Gay indicó que “hay que tener un poquito de paciencia, seguir depurando los números, para ver como vamos a enfrentar algo que como rutina del gobierno anterior se venía haciendo frente a la escasez de recursos” y añadió que “en los municipios nunca sobraron recursos y menos en las crisis. Creo que el tema aquí pasa por dejar de hacer muchas acciones que el municipio no debe hacer porque si no el recurso pasa a ser cada vez mas escaso”.

Con respecto a las prioridades, el funcionario declaró que el pago de salarios y aguinaldos a los empleados municipales constituye un problema pero conseguiremos garantizarlo. En este sentido, también reveló que le preocupa la situación de algunos proveedores puesto que en Bienestar Social existen pagos atrasados con farmacias y con proveedores de bolsones que entrega el municipio.

“Tenemos que seguir atendiendo algunas necesidades puntuales hasta que podamos revisar esto”, sentenció Gay atendiendo al contexto local y explicó que “el municipio no está para comprar diariamente tres o cuatro mil pesos en medicamentos o entregando vales para los mismos, cuando la salud debe pasar por otro sector. Debemos ayudar, pero tenemos un SAMCo, una provincia, el Plan Remediar de la Nación, tenemos muchas posibilidades, pero eso nos va a llevar tiempo para ver si esos recursos pueden venir de otra área más específica y no de la municipal, que debería ser puntualmente para la emergencia”.

Auditoría

El coordinador de Gabinete anunció que se realizará una auditoria contable aunque no precisó que organismo público llevará a cabo. “Considero que la auditoría debe ser del 2006 y el 2007, tal vez en forma integral, pero no sería lo aconsejable porque pasaría mucho tiempo y para este municipio podría llevar casi un año. Entonces, es mejor tomar por determinados sectores y hacer las auditorias en los mismos, para dejar las cuentas claras en los aspectos donde tenemos dudas”, comentó Gay.

Para la gestión de Ana Meiners debe estudiarse en profundidad la obra de desagües cloacales ya que, proyectada para más de 400 cuadras, se encuentra ejecutado un 55 por ciento y abonado por los contribuyentes un 75 por ciento. Uno de los puntos más conflictivos tiene que ver con la obligación del municipio de construir cuatro estaciones elevadoras de las cuales sólo se efectuó una. Este hecho es grave porque limita la continuidad de la obra ya que son las estaciones las que elevan los desniveles para realizar el bombeo adecuado. Este plan comenzó en 2004 y el costo de cada una de las estaciones ronda los 500.000 pesos. Otro de los puntos complicados se refiere a la colocación de caños donde un número importante de trabajadores que integran las cuadrillas están parados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *