Somos seres evacuados
El Ejército entrega alimentos en barrios inundados de Santa Fe Crédito: El Cronista Regional

Somos seres evacuados

Este Comité se constituye formalmente el día 29 de abril a partir de una convocatoria realizada por la Escuela de Servicio Social a los fines de coordinar un trabajo mancomunado entre el Estado Provincial y las instituciones de la sociedad civil.

“Entendimos en ese momento que se podía realizar un valioso aporte desde nuestra práctica con los sectores más desprotegidos de la sociedad y nuestra clara opción por la defensa de los derechos de las personas” explicó en un comunicado.

“Lo que inicialmente -agregó- comenzó siendo aceptación a una convocatoria para realizar la atención a los centros de evacuados y optimizar la cobertura de necesidades básicas a la población afectada, las organizaciones de este comité nos convertimos en la caja de resonancia de la inoperancia del Estado en el manejo de la emergencia en sus múltiples aspectos: centros de evacuados, ausencia de política para los autoevacuados, problemas sanitarios, de seguridad, etc”.

A una semana de existencia este Comité se preocupó y se esforzó en elaborar propuestas oportunamente elevadas al Comité de Crisis, “las cuales fueron desatendidas sistemáticamente”. Las mismas se realizaron en orden a lo organizativo y lo político subrayando la defensa de los derechos de las personas en el contexto de la catástrofe.

Según el Comité, en este momento, con profunda preocupación se observa que las soluciones que está implementando el Estado provincial atentan contra derechos elementales de las personas:

-Ha dejado en manos del ejército la logística de la distribución de alimentos, colchones, frazadas y ropa. Esto significa, desde nuestra perspectiva, la militarización lisa y llana de la ayuda.

-La implementación de una política claramente represiva en el manejo de la seguridad en la ciudad y particularmente en las zonas inundadas a cargo de gendarmería nacional.

-Excesiva centralización tanto para la registración de autoevacuados como para la distribución de alimentos y enseres que se traduce en la vejación sistemática a la población afectada que debe padecer interminables colas y el desconcierto y desorientación que genera la falta de información.

-Esta falta de información -por otro lado- viola el elemental derecho que tenemos las personas a la información veraz y precisa que es la única vía que permite tener herramientas de análisis para tomar decisiones tanto en forma personal como colectiva.

Sociedad civil, al margen

“A pesar de que los hechos están demostrando que gran parte de la contención y la asistencia son posible gracias a la magnitud del voluntariado santafesino que solidariamente ha puesto al servicio su trabajo, su esfuerzo y sus bienes, el Estado sigue pensando que las fuerzas represivas son las que van a dar solución a la emergencia ignorando una vez más el rol que las organizaciones de la sociedad civil tenemos en la canalización de las demandas y de las necesidades más sentidas de la población” señaló el Comité.

Y advierte: “Somos conscientes que pueblos, ciudades y provincias argentinas han hecho importantes donaciones en dinero, materiales varios atendiendo al abrigo, vestido y alimentación de las y los afectados. Ni el gobierno de la ciudad ni el provincial han transparentado la nómina de quiénes son las instituciones, personas u organismos receptores ni los distribuidores. Es fundamental que rápidamente se transparente ésto habida cuenta los antecedentes que como santafesinos tenemos de la utilización política. Es criminal que no se estén distribuyendo ya que esos materiales, que legítimamente son de los afectados porque fueron destinados a ellos, el gobierno no puede reservarlos, demorarlos ni mucho menos guardarlos para especular con ellos, porque no son de ellos: la solidaridad de los donantes los afectaron a los inundados. Los medios periodísticos varias veces interpelaron al gobernador sobre este punto y él evade la respuesta lo cual constituye una falta de respeto a quienes somos ciudadanos y ciudadanas de esta provincia”.

Por último, responsabiliza al gobernador Carlos A. Reutemann, al intendente Marcelo Alvarez y a todos los funcionarios responsables de las distintas áreas que “no contemplaron ningún tipo de política preventiva para evitar esta catástrofe”.

En ese marco ya se han iniciado las acciones legales pertinentes y expresó su decisión de llegar a instancias nacionales e internacionales para denunciar esta situación y pedir el apoyo necesario para que estos actos gubernamentales de irresponsabilidad política no queden impunes.

Finalmente, convocó a la sociedad civil a reforzar las redes de solidaridad y los mecanismos de exigencia de políticas públicas que contemplen la emergencia de toda la población santafesina, bajo el lema “todas las personas santafesinas somos seres evacuados”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *